/ jueves 22 de julio de 2021

Gobierno israelí protege a Pegasus

Exige frenar su venta, pero premier defiende industria; Dubai espió a princesa y empresario

JERUSALÉN. La presión sobre Israel por el programa espía Pegasus aumentó ayer cuando Reporteros sin Fronteras (RSF) pidió el al gobierno israelí una moratoria a la exportación del programa de la compañía de ciberseguridad israelí NSO.

“Programas de empresas israelíes como Pegasus de NSO implican claramente al Estado de Israel. Aunque sólo hayan desempeñado un papel indirecto, no pueden eludir su responsabilidad”, afirmó RSF.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El software no es para proteger sino para infiltrarse en sistemas, es un producto de ciberseguridad ofensivo y debe ser avalado por el gobierno para ser vendido a terceros países, igual que un arma, indicó.

“Hacemos un llamado al primer ministro Naftali Bennett para que imponga inmediatamente una moratoria a la exportación de tecnología de vigilancia hasta que se establezca un marco normativo” añadió RSF.

En una conferencia sobre cibertecnología en Tel Aviv, Bennett, que hizo su fortuna en el sector tecnológico antes de entrar en política, defendió este floreciente sector israelí.

“Por cada 100 dólares que se invierten en ciberdefensa en el mundo, 41 se invierten en empresas israelíes”, dijo, atribuyendo la prosperidad del sector a las unidades de élite del ejército que sirven de incubadoras para nuevas empresas.

Sin embargo, según medios israelíes, el gobierno está creando un grupo de trabajo para gestionar las consecuencias de las revelaciones.

Un equipo que incluye a los ministerios de Defensa, Justicia y Relaciones Exteriores, así como inteligencia militar y el Mossad, la agencia de inteligencia, investigará posibles “cambios de política” con respecto a las exportaciones cibernéticas sensibles, según funcionarios no identificados.

Por su parte, NSO Group rechazó de nuevo la investigación que implica a su software Pegasus en el espionaje a activistas, periodistas o políticos de varios países, y denunció que hay “una campaña despiadada y calumniosa” en su contra.

Ayer, nuevas revelaciones indican que la princesa Latifa Al Maktoum, una de las hijas del emir de Dubai, y Haya Bint Al Husein de Jordania, la sexta esposa del millonario mandatario emiratí, han sido “objetivos potenciales” de los clientes del software espía Pegasus.

Además, involucrando también a Bubai, el fundador de Telegram, la aplicación de mensajería a prueba de intrusiones, el millonario ruso Pavel Durov, también fue señalado para su posible infección por el programa por cuenta de los servicios de seguridad de los Emiratos Árabes Unidos, cuando se instaló en Dubai, en 2019.

Según Amnistía Internacional, los números de la princesa y su entorno fueron intervenidos días antes de su fuga en 2018, impedida por un comando armado.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Acast

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Deezer

Amazon Music

JERUSALÉN. La presión sobre Israel por el programa espía Pegasus aumentó ayer cuando Reporteros sin Fronteras (RSF) pidió el al gobierno israelí una moratoria a la exportación del programa de la compañía de ciberseguridad israelí NSO.

“Programas de empresas israelíes como Pegasus de NSO implican claramente al Estado de Israel. Aunque sólo hayan desempeñado un papel indirecto, no pueden eludir su responsabilidad”, afirmó RSF.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El software no es para proteger sino para infiltrarse en sistemas, es un producto de ciberseguridad ofensivo y debe ser avalado por el gobierno para ser vendido a terceros países, igual que un arma, indicó.

“Hacemos un llamado al primer ministro Naftali Bennett para que imponga inmediatamente una moratoria a la exportación de tecnología de vigilancia hasta que se establezca un marco normativo” añadió RSF.

En una conferencia sobre cibertecnología en Tel Aviv, Bennett, que hizo su fortuna en el sector tecnológico antes de entrar en política, defendió este floreciente sector israelí.

“Por cada 100 dólares que se invierten en ciberdefensa en el mundo, 41 se invierten en empresas israelíes”, dijo, atribuyendo la prosperidad del sector a las unidades de élite del ejército que sirven de incubadoras para nuevas empresas.

Sin embargo, según medios israelíes, el gobierno está creando un grupo de trabajo para gestionar las consecuencias de las revelaciones.

Un equipo que incluye a los ministerios de Defensa, Justicia y Relaciones Exteriores, así como inteligencia militar y el Mossad, la agencia de inteligencia, investigará posibles “cambios de política” con respecto a las exportaciones cibernéticas sensibles, según funcionarios no identificados.

Por su parte, NSO Group rechazó de nuevo la investigación que implica a su software Pegasus en el espionaje a activistas, periodistas o políticos de varios países, y denunció que hay “una campaña despiadada y calumniosa” en su contra.

Ayer, nuevas revelaciones indican que la princesa Latifa Al Maktoum, una de las hijas del emir de Dubai, y Haya Bint Al Husein de Jordania, la sexta esposa del millonario mandatario emiratí, han sido “objetivos potenciales” de los clientes del software espía Pegasus.

Además, involucrando también a Bubai, el fundador de Telegram, la aplicación de mensajería a prueba de intrusiones, el millonario ruso Pavel Durov, también fue señalado para su posible infección por el programa por cuenta de los servicios de seguridad de los Emiratos Árabes Unidos, cuando se instaló en Dubai, en 2019.

Según Amnistía Internacional, los números de la princesa y su entorno fueron intervenidos días antes de su fuga en 2018, impedida por un comando armado.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Acast

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Deezer

Amazon Music

Policiaca

Tiran a la basura granada activa en la Benito Juárez

El Agrupamiento Fuerza de Tarea Zorros analizará el artefacto explosivo

Policiaca

Muere joven al perder control de su motocicleta en calles de Iztacalco

Nada pudo salvar de la muerte al motorista, pues aún cuando tenía casco, no lo uso de manera adecuada