/ jueves 10 de diciembre de 2020

EU invierte 1,500 mdd en blindar sus sedes en México

El viernes pasado, los estadounidenses iniciaron la construcción de un nuevo consulado en Mérida

El gobierno de Estados Unidos ha invertido más de mil 500 millones de dólares en la construcción de ocho consulados en México y una nueva sede para su embajada, priorizando la seguridad en los inmuebles ante la situación de violencia que vive nuestro país.

De acuerdo con información proporcionada por la embajada norteamericana a El Sol de México, la Oficina de Operaciones de Edificios en el Extranjero del Departamento de Estado, ha emprendido una inversión histórica en varias instalaciones diplomáticas, incluyendo el nuevo complejo de la embajada en la Ciudad de México, cuyos trabajos se llevan a cabo desde el 2018.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Además, el gobierno de Estados Unidos edifica ocho sedes consulares en Hermosillo, Guadalajara, Nogales, Matamoros, Nuevo Laredo, Monterrey, Tijuana y Ciudad Juárez.

El viernes pasado inició la construcción de un nuevo consulado en Mérida, Yucatán, el cual se espera esté listo para el año 2023.

El interés del Departamento de Estado estadounidense, según la sede diplomática, refleja la continua modernización de la presencia de Estados Unidos en México, “celebrando nuestra amistad duradera y asociación bilateral”.

Sin embargo, la edificación de los inmuebles responde también a contar con espacios con mayor seguridad para los diplomáticos que laboran en México, a quienes les han prohibido viajar por ciertas regiones del país ante la violencia que prevalece; además de un plan de ahorro en arrendamientos en el extranjero, así como al aumento de trámites migratorios como la emisión de visas.

La construcción más grande que ha tenido el país vecino en México es la sede de la nueva embajada en la colonia Nueva Polanco, cuya edificación se inició desde el año 2018 y se encuentra al 70 por ciento, a cargo de la constructora Caddell.

Esta empresa además ha construido partes del muro en la frontera con México, los antiguos consulados estadounidenses en Ciudad Juárez y Tijuana, así como las embajadas estadounidenses en Beijing, China y Panamá.

La nueva sede, ubicada en avenida Casa de la Moneda, entre avenida Legaria y Presa Falcón, colonia Irrigación, en la alcaldía Miguel Hidalgo, está proyectada para construirse en una superficie de tres hectáreas, con un costo inicial de más de 900 millones de dólares. La finalización de la construcción está prevista para el año 2022.

El diseño del nuevo edificio emula características de la arquitectura mexicana como los patios de Palacio Nacional o del Museo de Antropología y buscará minimizar el impacto en el medio ambiente con paneles solares y sistemas de recuperación pluvial.

Los arquitectos del proyecto son Tod Williams Billie Tsien Architects y Davis Brody Bond, de Nueva York, de acuerdo con la página web de la embajada.

El edificio tendrá un patio al aire libre cubierto y será uno de los más grandes de Estados Unidos en el extranjero. Contará también con un centro de recursos que proporcionará un lugar para la investigación y la recreación estudiantil.

Además tendrá un espacio para la colección permanente de arte, a cargo de la Oficina de Arte en Embajadas.

El diseño buscará reducir el impacto ambiental, optimizar el rendimiento del edificio y mejorar su autosuficiencia.

El proyecto está registrado en el Consejo de Construcción Verde de Estados Unidos para el sistema de calificación de construcción ecológica del Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental (LEED) y se espera que obtenga la certificación LEED Silver.

Como innovación, utilizará enfriadores de cojines magnéticos con torres de enfriamiento híbridas para reducir mucho más la demanda eléctrica y de agua.

La fachada incluye un sistema de sombreado que reducirá la temperatura del inmueble para reducir a su vez costos de energía. En el techo del patio se instalará también un sistema de energía de paneles fotovoltaicos.

Las disposiciones de seguridad estarán a la altura de las embajadas que Estados Unidos tiene en naciones como Rusia, China, Francia e Irak e incluirán identificadores biométricos, además de secciones de seguridad con “partes blindadas”.

Aparte de la inversión millonaria, con la modernización de sus sedes diplomáticas el gobierno estadounidense ha dado empleo a un total de cuatro mil trabajadores mexicanos.




Te recomendamos el podcast ⬇️

 

 

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

El gobierno de Estados Unidos ha invertido más de mil 500 millones de dólares en la construcción de ocho consulados en México y una nueva sede para su embajada, priorizando la seguridad en los inmuebles ante la situación de violencia que vive nuestro país.

De acuerdo con información proporcionada por la embajada norteamericana a El Sol de México, la Oficina de Operaciones de Edificios en el Extranjero del Departamento de Estado, ha emprendido una inversión histórica en varias instalaciones diplomáticas, incluyendo el nuevo complejo de la embajada en la Ciudad de México, cuyos trabajos se llevan a cabo desde el 2018.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Además, el gobierno de Estados Unidos edifica ocho sedes consulares en Hermosillo, Guadalajara, Nogales, Matamoros, Nuevo Laredo, Monterrey, Tijuana y Ciudad Juárez.

El viernes pasado inició la construcción de un nuevo consulado en Mérida, Yucatán, el cual se espera esté listo para el año 2023.

El interés del Departamento de Estado estadounidense, según la sede diplomática, refleja la continua modernización de la presencia de Estados Unidos en México, “celebrando nuestra amistad duradera y asociación bilateral”.

Sin embargo, la edificación de los inmuebles responde también a contar con espacios con mayor seguridad para los diplomáticos que laboran en México, a quienes les han prohibido viajar por ciertas regiones del país ante la violencia que prevalece; además de un plan de ahorro en arrendamientos en el extranjero, así como al aumento de trámites migratorios como la emisión de visas.

La construcción más grande que ha tenido el país vecino en México es la sede de la nueva embajada en la colonia Nueva Polanco, cuya edificación se inició desde el año 2018 y se encuentra al 70 por ciento, a cargo de la constructora Caddell.

Esta empresa además ha construido partes del muro en la frontera con México, los antiguos consulados estadounidenses en Ciudad Juárez y Tijuana, así como las embajadas estadounidenses en Beijing, China y Panamá.

La nueva sede, ubicada en avenida Casa de la Moneda, entre avenida Legaria y Presa Falcón, colonia Irrigación, en la alcaldía Miguel Hidalgo, está proyectada para construirse en una superficie de tres hectáreas, con un costo inicial de más de 900 millones de dólares. La finalización de la construcción está prevista para el año 2022.

El diseño del nuevo edificio emula características de la arquitectura mexicana como los patios de Palacio Nacional o del Museo de Antropología y buscará minimizar el impacto en el medio ambiente con paneles solares y sistemas de recuperación pluvial.

Los arquitectos del proyecto son Tod Williams Billie Tsien Architects y Davis Brody Bond, de Nueva York, de acuerdo con la página web de la embajada.

El edificio tendrá un patio al aire libre cubierto y será uno de los más grandes de Estados Unidos en el extranjero. Contará también con un centro de recursos que proporcionará un lugar para la investigación y la recreación estudiantil.

Además tendrá un espacio para la colección permanente de arte, a cargo de la Oficina de Arte en Embajadas.

El diseño buscará reducir el impacto ambiental, optimizar el rendimiento del edificio y mejorar su autosuficiencia.

El proyecto está registrado en el Consejo de Construcción Verde de Estados Unidos para el sistema de calificación de construcción ecológica del Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental (LEED) y se espera que obtenga la certificación LEED Silver.

Como innovación, utilizará enfriadores de cojines magnéticos con torres de enfriamiento híbridas para reducir mucho más la demanda eléctrica y de agua.

La fachada incluye un sistema de sombreado que reducirá la temperatura del inmueble para reducir a su vez costos de energía. En el techo del patio se instalará también un sistema de energía de paneles fotovoltaicos.

Las disposiciones de seguridad estarán a la altura de las embajadas que Estados Unidos tiene en naciones como Rusia, China, Francia e Irak e incluirán identificadores biométricos, además de secciones de seguridad con “partes blindadas”.

Aparte de la inversión millonaria, con la modernización de sus sedes diplomáticas el gobierno estadounidense ha dado empleo a un total de cuatro mil trabajadores mexicanos.




Te recomendamos el podcast ⬇️

 

 

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Policiaca

Matan a tiros a tortillero frente a su familia, en Álvaro Obregón

El papá de tres hijos estaba iniciando sus labores cuando un presunto asaltante amenazo al comerciante frente a su esposa

Policiaca

Caen cuatro sujetos por robo a transporte de carga y secuestro exprés en Coacalco

Los sujetos fueron descubiertos cuando traspasaban a un inmueble la mercancía del camión hurtado

República

Turistas canadienses, las dos víctimas de balacera en hotel Xcaret

Grupo Xcaret dijo que al parecer "se trata de un evento dirigido y aislado"

Mundo

Movilizan equipo y suministros hacia Tonga a una semana de la erupción volcánica

Los gobiernos de Australia y Nueva Zelanda, así como la Unión Europea, movilizaron varias toneladas se suministros y equipo de emergencia hacia las islas

Sociedad

Aplaza Zacatecas regreso a clases presenciales por semáforo naranja

La modalidad a distancia se realizará del 24 de enero al 6 de febrero

Justicia

Cadáver de Liliana Lozada fue encontrado en Atlixco, Puebla, confirman autoridades

El cuerpo fue encontrado en avanzado estado de descomposición; el sujeto señalado como el principal sospechoso del homicidio se encuentra prófugo de la justicia

Metrópoli

Ausentismo laboral por ómicron puede incrementar hasta 30% las próximas semanas: Coparmex

En lo que va de enero de 2022, las empresas registran un ausentismo laboral que va desde el 3 hasta el 15%