/ lunes 13 de enero de 2020

El Sol de Cuernavaca y El Sol de Cuautla apuestan a la paz

Cancelan sección policiaca y dan paso al contenido social

La nota roja, componente fundamental de muchas publicaciones impresas y parte de la tradición periodística de todo el mundo, se despidió este lunes de las planas de El Sol de Cuernavaca y El Sol de Cuautla, de la Organización Editorial Mexicana, OEM. La decisión, según explica el rotativo en su editorial publicada en la portada de hoy, se funda en la determinación de contribuir con contenidos noticiosos a la construcción de la paz, una tarea que “no admite regateos”.

En un contexto de violencia criminal en Morelos, entidad que superó en el 2019 los mil asesinatos, los dos periódicos de la OEM advierten que la determinación no busca ocultar una realidad del estado, sino ofrecer a sus lectores espacios de reflexión, privilegiar la difusión de las virtudes y los valores sociales, y aportar alternativas para la construcción de la paz en la entidad.

La nueva línea editorial “Se traduce, eso sí, en reducir el contenido de violencia en nuestras páginas y orientar a nuestros lectores sobre formas más seguras de vida y coexistencia; seguiremos comunicando la realidad de forma objetiva, pero evitaremos el lenguaje de la violencia, no seremos voceros reales o simbólicos de quienes han sometido al estado a una situación de inseguridad insostenible y que ha llevado al estado a una de sus más graves crisis", señala la editorial.

Se trata de "impulsar el periodismo de paz, que resalte las virtudes de la sociedad”, en este sentido, la editora de los Soles en Morelos ha incorporado siete nuevas secciones que ocuparán los espacios donde antes se ubicaba la nota roja. En esos espacios se incluirá la práctica del periodismo de paz y soluciones dedicado a segmentos poco atendidos por el periodismo tradicional.

A partir de este lunes El Sol de Cuernavaca y El Sol de Cuautla inician una nueva época en que el empoderamiento de las mujeres, el espíritu empresarial, la comunidad LGBTTTIQ, los animalistas, los amantes de la ciencia y tecnología, los coleccionistas y hasta los divorciados, encontrarán, junto con el resto de la ciudadanía, lecturas, imágenes, soluciones e información para orientar su toma de decisiones.

En el remate de la editorial de este lunes, ambos rotativos reiteran su “compromiso con la misión social de los medios de comunicación. Dedicaremos nuestras páginas, siempre, a crear un Morelos pacífico en donde el diálogo, la tolerancia, la tranquilidad, vuelvan a ser cotidianos y se conviertan en las herramientas de convivencia para construir, todos juntos, nuestro desarrollo".

La nota roja, componente fundamental de muchas publicaciones impresas y parte de la tradición periodística de todo el mundo, se despidió este lunes de las planas de El Sol de Cuernavaca y El Sol de Cuautla, de la Organización Editorial Mexicana, OEM. La decisión, según explica el rotativo en su editorial publicada en la portada de hoy, se funda en la determinación de contribuir con contenidos noticiosos a la construcción de la paz, una tarea que “no admite regateos”.

En un contexto de violencia criminal en Morelos, entidad que superó en el 2019 los mil asesinatos, los dos periódicos de la OEM advierten que la determinación no busca ocultar una realidad del estado, sino ofrecer a sus lectores espacios de reflexión, privilegiar la difusión de las virtudes y los valores sociales, y aportar alternativas para la construcción de la paz en la entidad.

La nueva línea editorial “Se traduce, eso sí, en reducir el contenido de violencia en nuestras páginas y orientar a nuestros lectores sobre formas más seguras de vida y coexistencia; seguiremos comunicando la realidad de forma objetiva, pero evitaremos el lenguaje de la violencia, no seremos voceros reales o simbólicos de quienes han sometido al estado a una situación de inseguridad insostenible y que ha llevado al estado a una de sus más graves crisis", señala la editorial.

Se trata de "impulsar el periodismo de paz, que resalte las virtudes de la sociedad”, en este sentido, la editora de los Soles en Morelos ha incorporado siete nuevas secciones que ocuparán los espacios donde antes se ubicaba la nota roja. En esos espacios se incluirá la práctica del periodismo de paz y soluciones dedicado a segmentos poco atendidos por el periodismo tradicional.

A partir de este lunes El Sol de Cuernavaca y El Sol de Cuautla inician una nueva época en que el empoderamiento de las mujeres, el espíritu empresarial, la comunidad LGBTTTIQ, los animalistas, los amantes de la ciencia y tecnología, los coleccionistas y hasta los divorciados, encontrarán, junto con el resto de la ciudadanía, lecturas, imágenes, soluciones e información para orientar su toma de decisiones.

En el remate de la editorial de este lunes, ambos rotativos reiteran su “compromiso con la misión social de los medios de comunicación. Dedicaremos nuestras páginas, siempre, a crear un Morelos pacífico en donde el diálogo, la tolerancia, la tranquilidad, vuelvan a ser cotidianos y se conviertan en las herramientas de convivencia para construir, todos juntos, nuestro desarrollo".