/ domingo 6 de septiembre de 2020

Asesinatos de activistas transgénero desatan el pánico en México

La comunidad exigió a las autoridades brindar mayores medidas de protección en el país

La muerte de dos activistas transgénero esta semana en Chihuahua desató pánico entre miembros de esa comunidad y la exigencia a las autoridades de mayores medidas de protección en el país, con un alto número de los llamados crímenes de odio.

Ambos casos se registraron en Chihuahua, y se sumaron a otro ocurrido a fines de agosto en la fronteriza ciudad Tijuana, en Baja California.

Leslie Rocha fue hallada sin vida en Ciudad Juárez, Chihuahua, el sábado, días después de que un grupo de la comunidad transgénero realizara una protesta afuera de las instalaciones de la fiscalía estatal tras la muerte de Mireya Rodríguez, de la comunidad LGBT.

Sobre el caso de Rodríguez, el fiscal de Chihuahua, César Peniche, dijo a través de sus redes sociales que el caso no quedaría impune.

El año pasado, 117 personas de la comunidad LGBT+ fueron asesinadas en México, casi un tercio en comparación con 2018 y el más alto desde 2015, según el grupo local de defensa Letra S.

Chihuahua es el estado con mayor número de crímenes de odio contra la comunidad transgénero, con cuatro víctimas en lo que va de 2020, dijo esta semana Carlos Medel, representante del Observatorio Nacional de Crímenes a Personas LGBT.

UNA COMUNIDAD "ATERRORIZADA"

Una mujer transgénero en Ciudad Juárez, que se negó a dar su nombre, dijo que su comunidad vive "aterrorizada".

"Tenemos temor de salir a las calles. Ya no sabemos qué hacer porque hay muchos crímenes de odio contra la población trans", agregó.

Deborah Álvarez, una activista transgénero que habló con Reuters a principios de semana, describió a una comunidad acosada por preocupaciones sobre su seguridad.

"No te imaginas lo que hemos vivido todas las personas trans para llegar aquí", agregó. La policía de Ciudad Juárez no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de Reuters.

A fines de agosto, la activista de la comunidad transgénero Jeanine Huerta fue encontrada muerta dentro de su domicilio en Tijuana. Su cuerpo tenía diversas heridas y golpes, de acuerdo con medios locales.

La muerte de dos activistas transgénero esta semana en Chihuahua desató pánico entre miembros de esa comunidad y la exigencia a las autoridades de mayores medidas de protección en el país, con un alto número de los llamados crímenes de odio.

Ambos casos se registraron en Chihuahua, y se sumaron a otro ocurrido a fines de agosto en la fronteriza ciudad Tijuana, en Baja California.

Leslie Rocha fue hallada sin vida en Ciudad Juárez, Chihuahua, el sábado, días después de que un grupo de la comunidad transgénero realizara una protesta afuera de las instalaciones de la fiscalía estatal tras la muerte de Mireya Rodríguez, de la comunidad LGBT.

Sobre el caso de Rodríguez, el fiscal de Chihuahua, César Peniche, dijo a través de sus redes sociales que el caso no quedaría impune.

El año pasado, 117 personas de la comunidad LGBT+ fueron asesinadas en México, casi un tercio en comparación con 2018 y el más alto desde 2015, según el grupo local de defensa Letra S.

Chihuahua es el estado con mayor número de crímenes de odio contra la comunidad transgénero, con cuatro víctimas en lo que va de 2020, dijo esta semana Carlos Medel, representante del Observatorio Nacional de Crímenes a Personas LGBT.

UNA COMUNIDAD "ATERRORIZADA"

Una mujer transgénero en Ciudad Juárez, que se negó a dar su nombre, dijo que su comunidad vive "aterrorizada".

"Tenemos temor de salir a las calles. Ya no sabemos qué hacer porque hay muchos crímenes de odio contra la población trans", agregó.

Deborah Álvarez, una activista transgénero que habló con Reuters a principios de semana, describió a una comunidad acosada por preocupaciones sobre su seguridad.

"No te imaginas lo que hemos vivido todas las personas trans para llegar aquí", agregó. La policía de Ciudad Juárez no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de Reuters.

A fines de agosto, la activista de la comunidad transgénero Jeanine Huerta fue encontrada muerta dentro de su domicilio en Tijuana. Su cuerpo tenía diversas heridas y golpes, de acuerdo con medios locales.