/ miércoles 5 de febrero de 2020

Sin seguridad social 15 millones de mexicanos: Acción Ciudadana contra la Pobreza

Hay 8 millones sin empleo

En la actualidad, 15 millones de personas (43%) con trabajo asalariado carecen de afiliación a la seguridad social, ni abonar para su retiro. Esta violación es aún peor para quienes trabajan en agricultura (85%),el hogar (84%) y la construcción (70%); además, en México trabajar mucho no garantiza salario suficiente ni tampoco derechos laborales básicos, reveló el “Cuarto Reporte del Observatorio de Trabajo Digno”, de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

También reveló que el 41% de las personas que trabajan en el gobierno federal no percibe un salario suficiente para adquirir la canasta básica, el 16% carece de seguridad social y el 25% trabaja sin un contrato estable.

Y es inaceptable, que el 14% de personas asalariadas en la salud y la educación (maestros, enfermeros, doctores, etc) carezcan de este derecho. Y casi 6 de cada 10 personas que trabajan en la industria restaurantera, hotelera y de servicios turísticos (57%) también carecen de seguridad social.

En una conferencia de prensa, Rogelio Gómez Hermosillo, Coordinador de Acción Ciudadana frente a la Pobreza y María Ayala López de Lara, coordinadora de investigación de esta organización,

El informe resaltó que pese a que la Constitución cumple 102 años e incluye desde su redacción original, los derechos laborales en el art. 123, hay condiciones estructurales y sistémicas del mundo laboral que violan derechos laborales, concluye el 4o reporte del Observatorio de Trabajo Digno.

Si bien dijeron que 858 mil mexicanos que trabajan han dejado de ser asalariados de bajo ingreso gracias a los aumentos salariales, pero falta mucho por hacer para mantener la recuperación gradual del salario mínimo.

Los especialistas precisaron que los datos muestran una buena señal. Hay una mejora del indicador que mide a quienes tienen trabajo asalariado y carecen de ingreso suficiente para adquirir la canasta para su familia. En este último trimestre (2019 – III), otras 300 mil personas superaron el umbral del ingreso laboral insuficiente.

Este dato también se refleja en el Índice de la Tendencia Laboral reportado por CONEVAL y confirma que la política de recuperación gradual del salario está teniendo un efecto positivo.

Gómez indicó que el incremento al salario mínimo aprobado en diciembre de 2018 no ha generado inflación, desempleo o cualquier otro efecto negativo. Por el contrario, está contribuyendo a la recuperación gradual del poder adquisitivo de los salarios, especialmente de los más bajos, con lo cual puede contribuir a reducir pobreza.

Dijo que ellos, “reiteran la propuesta de separar la salud y la seguridad social del contrato de trabajo. La salud y muchos de los componentes de la seguridad social son derechos humanos, de todas las personas. Hay que definir un plan y una ruta que permita superar la distinción entre derechohabientes y no derechohabientes de la seguridad social para garantizar el derecho a la salud y construir un sistema de seguridad social universal, financiado con impuestos generales.

Otro dato revelador y muy grave es que trabajar más no garantiza tener salario suficiente. El 47% de quienes trabajan entre 49 y 56 horas y el 49% de quienes trabajan más de 56 horas a la semana, carecen de salario suficiente para adquirir la canasta básica para su familia.

La población económicamente activa se incrementó en 1.3 millones de personas, al pasar de 56.0 millones a 57.3 millones de personas, en cuatro trimestres, de 2018 – IV al 2019 – III. En números redondos, hay 553 mil personas más con trabajo asalariado, 374 mil más trabajando por su cuenta y 319 mil personas más desocupadas.

2. Personas que trabajan sin salario suficiente.

Eran 15.6 millones en el último trimestre de 2018 y son 14.8 millones en el tercer trimestre de 2019. Una reducción de 4 puntos porcentuales al pasar de 52% a 48%.

Son 858 mil personas con trabajo asalariado que han superado el umbral del salario suficiente para adquirir la canasta básica para su familia, en este periodo de 4 trimestres.


HAY 8 MILLONES DE MEXICANOS SIN EMPLEO

Sobre el tema del desempleo total, que incluye desocupación y desempleo oculto, es decir, personas disponibles para trabajar que no buscaron trabajo, afecta a 8 millones de personas. Ha pasado del 12.4% al 12.7%, un incremento de 3 décimas de punto. Esto es 353 mil personas más en esta condición, en estos cuatro trimestres.

Sobre la jornada laboral, la organización de la sociedad civil detalló que en México se puede trabajar mucho y carecer de condiciones de trabajo digno. Resulta totalmente revelador e indignante que personas con jornadas completas (40 a 48 horas a la semana) o incluso con jornadas excesivas (más de 48 horas), presenten indicadores tan altos de violación de sus derechos laborales y precarización de sus condiciones de trabajo.

45% de quienes trabajan una jornada laboral completa (40 a 48 horas) no ganan lo suficiente para adquirir la canasta básica, 32% se les viola la afiliación obligatoria a la seguridad social y 43% carecen de contrato estable. Es totalmente inaceptable.

Están aún peor quienes trabajan entre 48 y 56 horas y más todavía quienes trabajan más de 56 horas. Aún quienes tienen jornadas excesivas, por encima de lo que ordena la ley como parte de los derechos laborales, esto no les garantiza ganar salario suficiente, tener seguridad social o tener contrato estable.

En la actualidad, 15 millones de personas (43%) con trabajo asalariado carecen de afiliación a la seguridad social, ni abonar para su retiro. Esta violación es aún peor para quienes trabajan en agricultura (85%),el hogar (84%) y la construcción (70%); además, en México trabajar mucho no garantiza salario suficiente ni tampoco derechos laborales básicos, reveló el “Cuarto Reporte del Observatorio de Trabajo Digno”, de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

También reveló que el 41% de las personas que trabajan en el gobierno federal no percibe un salario suficiente para adquirir la canasta básica, el 16% carece de seguridad social y el 25% trabaja sin un contrato estable.

Y es inaceptable, que el 14% de personas asalariadas en la salud y la educación (maestros, enfermeros, doctores, etc) carezcan de este derecho. Y casi 6 de cada 10 personas que trabajan en la industria restaurantera, hotelera y de servicios turísticos (57%) también carecen de seguridad social.

En una conferencia de prensa, Rogelio Gómez Hermosillo, Coordinador de Acción Ciudadana frente a la Pobreza y María Ayala López de Lara, coordinadora de investigación de esta organización,

El informe resaltó que pese a que la Constitución cumple 102 años e incluye desde su redacción original, los derechos laborales en el art. 123, hay condiciones estructurales y sistémicas del mundo laboral que violan derechos laborales, concluye el 4o reporte del Observatorio de Trabajo Digno.

Si bien dijeron que 858 mil mexicanos que trabajan han dejado de ser asalariados de bajo ingreso gracias a los aumentos salariales, pero falta mucho por hacer para mantener la recuperación gradual del salario mínimo.

Los especialistas precisaron que los datos muestran una buena señal. Hay una mejora del indicador que mide a quienes tienen trabajo asalariado y carecen de ingreso suficiente para adquirir la canasta para su familia. En este último trimestre (2019 – III), otras 300 mil personas superaron el umbral del ingreso laboral insuficiente.

Este dato también se refleja en el Índice de la Tendencia Laboral reportado por CONEVAL y confirma que la política de recuperación gradual del salario está teniendo un efecto positivo.

Gómez indicó que el incremento al salario mínimo aprobado en diciembre de 2018 no ha generado inflación, desempleo o cualquier otro efecto negativo. Por el contrario, está contribuyendo a la recuperación gradual del poder adquisitivo de los salarios, especialmente de los más bajos, con lo cual puede contribuir a reducir pobreza.

Dijo que ellos, “reiteran la propuesta de separar la salud y la seguridad social del contrato de trabajo. La salud y muchos de los componentes de la seguridad social son derechos humanos, de todas las personas. Hay que definir un plan y una ruta que permita superar la distinción entre derechohabientes y no derechohabientes de la seguridad social para garantizar el derecho a la salud y construir un sistema de seguridad social universal, financiado con impuestos generales.

Otro dato revelador y muy grave es que trabajar más no garantiza tener salario suficiente. El 47% de quienes trabajan entre 49 y 56 horas y el 49% de quienes trabajan más de 56 horas a la semana, carecen de salario suficiente para adquirir la canasta básica para su familia.

La población económicamente activa se incrementó en 1.3 millones de personas, al pasar de 56.0 millones a 57.3 millones de personas, en cuatro trimestres, de 2018 – IV al 2019 – III. En números redondos, hay 553 mil personas más con trabajo asalariado, 374 mil más trabajando por su cuenta y 319 mil personas más desocupadas.

2. Personas que trabajan sin salario suficiente.

Eran 15.6 millones en el último trimestre de 2018 y son 14.8 millones en el tercer trimestre de 2019. Una reducción de 4 puntos porcentuales al pasar de 52% a 48%.

Son 858 mil personas con trabajo asalariado que han superado el umbral del salario suficiente para adquirir la canasta básica para su familia, en este periodo de 4 trimestres.


HAY 8 MILLONES DE MEXICANOS SIN EMPLEO

Sobre el tema del desempleo total, que incluye desocupación y desempleo oculto, es decir, personas disponibles para trabajar que no buscaron trabajo, afecta a 8 millones de personas. Ha pasado del 12.4% al 12.7%, un incremento de 3 décimas de punto. Esto es 353 mil personas más en esta condición, en estos cuatro trimestres.

Sobre la jornada laboral, la organización de la sociedad civil detalló que en México se puede trabajar mucho y carecer de condiciones de trabajo digno. Resulta totalmente revelador e indignante que personas con jornadas completas (40 a 48 horas a la semana) o incluso con jornadas excesivas (más de 48 horas), presenten indicadores tan altos de violación de sus derechos laborales y precarización de sus condiciones de trabajo.

45% de quienes trabajan una jornada laboral completa (40 a 48 horas) no ganan lo suficiente para adquirir la canasta básica, 32% se les viola la afiliación obligatoria a la seguridad social y 43% carecen de contrato estable. Es totalmente inaceptable.

Están aún peor quienes trabajan entre 48 y 56 horas y más todavía quienes trabajan más de 56 horas. Aún quienes tienen jornadas excesivas, por encima de lo que ordena la ley como parte de los derechos laborales, esto no les garantiza ganar salario suficiente, tener seguridad social o tener contrato estable.

Archivos Secretos

La noche que Burroughs mató a Joan Vollmer

En una juerga delirante, William alojó una bala en el cráneo de su compañera Joan: "la musa loca" de la generación Beat