/ jueves 4 de marzo de 2021

Refuta Grupo México dichos de Gómez Urrutia

El senador de Morena acusó a la empresa llevar a cabo acciones como esclavismo

Grupo México califica como "absolutamente falsas" las declaraciones de Napoleón Gómez Urrutia sobre la empresa en conocido canal de noticias durante una entrevista ampliamente difundida.

Desde la noche del miércoles y el jueves, ‘Milenio’ abrió amplios espacios en televisión, en las páginas de su edición impresa y en sus redes sociales a una entrevista a Gómez Urrutia en la que más de la mitad de las preguntas se enfocan en Grupo México, en donde el senador por Morena acusa a la empresa de acciones como llevar a cabo un “esclavismo disfrazado”.

Ante ello, por medio de una carta al presidente ejecutivo de Milenio, Francisco D. González, la compañía minera dijo que más allá de la amplitud del “despliegue dado por todas las plataformas (de Milenio) y de la orientación hacia Grupo México de los encabezados y las preguntas, las aseveraciones del dirigente sindical son absolutamente falsas”.

La empresa agregó que los dichos de Gómez Urrutia no son tampoco “novedosos”, sino que “son recurrentes sus descalificaciones sin fundamento hacia esta u otras empresas, como parte, quizá, de alguna estrategia política”.

Grupo México indicó que las declaraciones de “Napito” pueden ser una forma de distraer la atención ante los pendientes que tiene con el gremio minero, como son la devolución de 55 millones de dólares que formaban parte de un fideicomiso a favor de trabajadores que laboraban en la empresa.

Dichos 55 millones de dólares que fueron entregados a Gómez Urrutia el 3 de marzo de 2005, tras la venta de la Minera Cananea, como una aportación a los trabajadores, pero que el dirigente sindical no entregó y luego se autoexilió en Canadá por 12 años, dejando a siete mil 500 mineros sin recibir el patrimonio que les correspondía.

Los mineros retirados que aún viven continúan en litigios para recuperar su dinero.

Incluso, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje emitió, en 2018, un laudo que obliga al Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares a repartirles dicho fondo con los intereses o rendimientos generados durante más de una década. Sin embargo Gómez Urrutia no ha cumplido con ese mandato y ha recurrido a diversas maniobras legales para no pagar.

El caso llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que, en 2019, desechó los amparos promovidos por el senador morenista y ordenó al Tribunal Colegiado que resuelva el litigio de forma definitiva.

Sin embargo, Milenio no le preguntó a Gómez Urrutia sobre esta deuda con los trabajadores de Cananea, ni tampoco hizo referencia alguna al litigio referido.

Grupo México califica como "absolutamente falsas" las declaraciones de Napoleón Gómez Urrutia sobre la empresa en conocido canal de noticias durante una entrevista ampliamente difundida.

Desde la noche del miércoles y el jueves, ‘Milenio’ abrió amplios espacios en televisión, en las páginas de su edición impresa y en sus redes sociales a una entrevista a Gómez Urrutia en la que más de la mitad de las preguntas se enfocan en Grupo México, en donde el senador por Morena acusa a la empresa de acciones como llevar a cabo un “esclavismo disfrazado”.

Ante ello, por medio de una carta al presidente ejecutivo de Milenio, Francisco D. González, la compañía minera dijo que más allá de la amplitud del “despliegue dado por todas las plataformas (de Milenio) y de la orientación hacia Grupo México de los encabezados y las preguntas, las aseveraciones del dirigente sindical son absolutamente falsas”.

La empresa agregó que los dichos de Gómez Urrutia no son tampoco “novedosos”, sino que “son recurrentes sus descalificaciones sin fundamento hacia esta u otras empresas, como parte, quizá, de alguna estrategia política”.

Grupo México indicó que las declaraciones de “Napito” pueden ser una forma de distraer la atención ante los pendientes que tiene con el gremio minero, como son la devolución de 55 millones de dólares que formaban parte de un fideicomiso a favor de trabajadores que laboraban en la empresa.

Dichos 55 millones de dólares que fueron entregados a Gómez Urrutia el 3 de marzo de 2005, tras la venta de la Minera Cananea, como una aportación a los trabajadores, pero que el dirigente sindical no entregó y luego se autoexilió en Canadá por 12 años, dejando a siete mil 500 mineros sin recibir el patrimonio que les correspondía.

Los mineros retirados que aún viven continúan en litigios para recuperar su dinero.

Incluso, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje emitió, en 2018, un laudo que obliga al Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares a repartirles dicho fondo con los intereses o rendimientos generados durante más de una década. Sin embargo Gómez Urrutia no ha cumplido con ese mandato y ha recurrido a diversas maniobras legales para no pagar.

El caso llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que, en 2019, desechó los amparos promovidos por el senador morenista y ordenó al Tribunal Colegiado que resuelva el litigio de forma definitiva.

Sin embargo, Milenio no le preguntó a Gómez Urrutia sobre esta deuda con los trabajadores de Cananea, ni tampoco hizo referencia alguna al litigio referido.

Policiaca

Fallece hombre en situación vulnerable en parque de la colonia Roma

Fueron paseantes y vecinos de la Plaza Río de Jaenero quienes alertaron a uniformados de la SSC, sobre la presencia de un hombre inmóvil

Policiaca

A balazos termina persecución entre policías y “trailero”, en Ecatepec [Video]

Los elementos de la policía estatal detonaron sus armas de fuego hacia los neumáticos de la unidad de carga, para frenar su embestida e impedir que se diera a la fuga

Política

Presidente del TEPJF no podrá asistir a foros sobre la reforma electoral

El magistrado agradeció la invitación a la conversación de "tan alto nivel" y reiteró el reconocimiento al trabajo de los diputados

Sociedad

Ingresa grupo de rescatistas de la Sedena a pozo donde están los 10 mineros atrapados

El grupo está conformado por ocho elementos militares y un minero voluntario con la intención de retirar escombros