/ sábado 9 de noviembre de 2019

Recibe México solicitudes de asilo de bolivianos: Ebrard

Difícil situación en el país sudamericano señaló

México ha recibido solicitudes de asilo de ciudadanos de Bolivia, afirmó el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Por medio en su cuenta de Twitter, Ebrard publicó que dichas solicitudes ya son atendidas, además de destacar que la crisis política y social que enfrenta Bolivia es muy grave.

El funcionario al llamado del diálogo urgente, además de resaltar que, "México está por la democracia y el respeto a la ley. Golpe de fuerza es retroceso".

En una alusión a la declaración del presidente boliviano Evo Morales, en el que aseguró que se gestaba en este momento un golpe de Estado, luego de que grupos de policías iniciaran motines en sus sedes.

No es la primera vez que México abre la puerta a funcionarios internacionales en sus embajadas, el caso más reciente se vivió a mediados de octubre durante las manifestaciones en Ecuador, cuando seis funcionarios opositores se refugiaron en la delegación mexicana denunciando que eran perseguidos por el gobierno de Lenín Moreno.

Esa acción le costó a México una serie de protestas frente al legado nacional en Quito, en el que acusaban a nuestro país de proteger a criminales y golpistas.

Anteriormente, durante el conflicto social en Venezuela, un diputado opositor al régimen de Nicolás Maduro fue resguardado en la delegación mexicana durante cuatro meses.

México ha recibido solicitudes de asilo de ciudadanos de Bolivia, afirmó el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Por medio en su cuenta de Twitter, Ebrard publicó que dichas solicitudes ya son atendidas, además de destacar que la crisis política y social que enfrenta Bolivia es muy grave.

El funcionario al llamado del diálogo urgente, además de resaltar que, "México está por la democracia y el respeto a la ley. Golpe de fuerza es retroceso".

En una alusión a la declaración del presidente boliviano Evo Morales, en el que aseguró que se gestaba en este momento un golpe de Estado, luego de que grupos de policías iniciaran motines en sus sedes.

No es la primera vez que México abre la puerta a funcionarios internacionales en sus embajadas, el caso más reciente se vivió a mediados de octubre durante las manifestaciones en Ecuador, cuando seis funcionarios opositores se refugiaron en la delegación mexicana denunciando que eran perseguidos por el gobierno de Lenín Moreno.

Esa acción le costó a México una serie de protestas frente al legado nacional en Quito, en el que acusaban a nuestro país de proteger a criminales y golpistas.

Anteriormente, durante el conflicto social en Venezuela, un diputado opositor al régimen de Nicolás Maduro fue resguardado en la delegación mexicana durante cuatro meses.