/ miércoles 1 de abril de 2020

Propone experto plan empresarial para evitar despido de trabajadores por COVID-19 

Por el impacto económico generado por la pérdida de actividad por el avance del coronavirus

Ciudad de México.- Por el impacto económico generado por la pérdida de actividad por el avance del coronavirus (Covid-19), algunas empresas están considerando disminuir a su personal, como sucede en Estados Unidos, donde miles de ciudadanos han perdido su fuente de ingreso. “No se puede aprovechar el COVID-19 para despedir", afirma Fernando Senties, CEO de Amitai, consultora especializada en ética organizacional.

En una entrevista, el especialista destacó que la empresa necesita desarrollar en su Plan de Continuidad de Negocios un apartado destinado a salvaguardar el mayor número de puestos posibles.

En su opinión, tanto “el director general, de Recursos Humanos, de Finanzas y de Operaciones deben reunirse y definir cómo pueden mantener los recursos mínimos para trabajar y tener el flujo de caja necesario de pago, recuperando su cobranza, sin que ello implique despidos”, explica el experto en generación de códigos de ética en organizaciones transnacionales.

Prever el recurso económico, incluso la decisión de rescindir de algunas personas en caso urgente requiere planeación “y a veces las empresas en su ánimo de salir de la dificultad de manera rápida, olvidan que el despido injustificado es un tema poco ético, que impacta a la empresa y su relación con proveedores y empleados, añade el consultor.

El 31% de las empresas refieren problemas para capacitar a los empleados, pensando en nuevas posiciones que pueden ocupar. Esta puede ser una solución para apoyar a los colaboradores, dotar capacitaciones cortas para reubicarlos, apoyar a que contribuyan en el desarrollo de nuevos proyectos, que generen ingresos en el corto plazo para la empresa.

Senties recomienda, como parte de una cultura ética al interior de las organizaciones, que los manágers consideren estos aspectos:

Identificar tus temores y los de tus subalternos, dado que mientras el jefe puede estar preocupado por cómo se repondrá la empresa al término de la contingencia, los colaboradores se sienten angustiados de saber si contarán con un sueldo o si se les dará la oportunidad de trabajar vía remota.

No escatimar la capacitación especializada. A pesar de que apliques programas de enseñanza en general, no te olvides del personal que requiere adiestramiento específico en una materia.

Fomentar en estos momentos un ambiente de trabajo con retroalimentación entre jefes y subalternos, generando reconocimientos para los colaboradores que aporten una nueva perspectiva para satisfacer las necesidades de la organización.

Ciudad de México.- Por el impacto económico generado por la pérdida de actividad por el avance del coronavirus (Covid-19), algunas empresas están considerando disminuir a su personal, como sucede en Estados Unidos, donde miles de ciudadanos han perdido su fuente de ingreso. “No se puede aprovechar el COVID-19 para despedir", afirma Fernando Senties, CEO de Amitai, consultora especializada en ética organizacional.

En una entrevista, el especialista destacó que la empresa necesita desarrollar en su Plan de Continuidad de Negocios un apartado destinado a salvaguardar el mayor número de puestos posibles.

En su opinión, tanto “el director general, de Recursos Humanos, de Finanzas y de Operaciones deben reunirse y definir cómo pueden mantener los recursos mínimos para trabajar y tener el flujo de caja necesario de pago, recuperando su cobranza, sin que ello implique despidos”, explica el experto en generación de códigos de ética en organizaciones transnacionales.

Prever el recurso económico, incluso la decisión de rescindir de algunas personas en caso urgente requiere planeación “y a veces las empresas en su ánimo de salir de la dificultad de manera rápida, olvidan que el despido injustificado es un tema poco ético, que impacta a la empresa y su relación con proveedores y empleados, añade el consultor.

El 31% de las empresas refieren problemas para capacitar a los empleados, pensando en nuevas posiciones que pueden ocupar. Esta puede ser una solución para apoyar a los colaboradores, dotar capacitaciones cortas para reubicarlos, apoyar a que contribuyan en el desarrollo de nuevos proyectos, que generen ingresos en el corto plazo para la empresa.

Senties recomienda, como parte de una cultura ética al interior de las organizaciones, que los manágers consideren estos aspectos:

Identificar tus temores y los de tus subalternos, dado que mientras el jefe puede estar preocupado por cómo se repondrá la empresa al término de la contingencia, los colaboradores se sienten angustiados de saber si contarán con un sueldo o si se les dará la oportunidad de trabajar vía remota.

No escatimar la capacitación especializada. A pesar de que apliques programas de enseñanza en general, no te olvides del personal que requiere adiestramiento específico en una materia.

Fomentar en estos momentos un ambiente de trabajo con retroalimentación entre jefes y subalternos, generando reconocimientos para los colaboradores que aporten una nueva perspectiva para satisfacer las necesidades de la organización.

Policiaca

Lo mataron durante asalto en camión de pasajeros en la México-Puebla

La víctima intentó impedir la huida de los sujetos, pero fue atacado a balazos