/ martes 20 de agosto de 2019

Trabajadores en el espacio público de suma importancia para el crecimiento económico: María Rosete

Se debe dejar de criminalizarlos e integrarlos a la economía del país

Ciudad de México.- La diputada María Rosete impulsa una lucha para que miles de trabajadores del espacio público, principalmente comerciantes, sean reconocidos en la Constitución Mexicana, porque ellos pueden ser la diferencia entre el crecimiento económico del país o que este se estanque.

Así lo reveló, durante una entrevista en La Prensa, donde sostuvo que se define a un trabajadores del espacio público: como todo aquel que realiza una actividad que le genere un ingreso en lo que es conocido como vía pública o propiedad del gobierno, es decir, calles, banquetas, transporte público.Sin embargo, a estos también se suman aquellos que trabajan en un mercado, tianguis, romerías, mercados de temporada o expositores. Si se establecen en alcaldías, parques, jardines o explanadas, son trabajadores del espacio público.

El reconocimiento que busca la legisladora, es darles una certeza jurídica y social, lo que evitaría que sean extorsionados y criminalizados, además que accederían al bienestar social.

Actualmente no hay una cifra de cuantas personas están dedicadas a estas actividades, pero a decir de la diputada María Rosete, significan el 60 por ciento de la economía y generarían el 30 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Tan solo en la Ciudad de México, se calcula que hay tres millones de personas en estas actividades.Al argumentar la necesidad de que sean reconocidos, dijo que al hablarse de un crecimiento económico del país no se les toma en cuenta.

Así, las cifras del Banco de México y del INEGI calculan el crecimiento económico del país en menos de un digito, es decir 0.9 por ciento.

Ante esta realidad, Rosete, sostiene, que ellos han sido excluidos, sin ver que al reconocer a esta economía, pueden ser la diferencia entre quedarse en un pírrico crecimiento de menos uno por ciento a llegar a cuatro o cinco, y darle solides a la economía nacional.

Darles reconocimiento, sostuvo, es hacerlos sentir acogidos, seguros en su escuela, en su casa, en su empleo, porque han sido abandonados y únicamente usados en los últimos 30 años.Tres décadas, donde no se han generado los empleos formales que requiere el país.

Arrojados al comercio informar, a trabajar en la calle, añadió, esta gente sufre abusos de autoridad, criminalización de su persona y hasta encarcelamiento, lo que puede terminar con la certidumbre de un trabajo reconocido, modesto, pero decente.

Hoy, aseguró María Rosete, si no hay la seguridad de un empleo formal, se debe reconocer la importancia de los trabajadores del espacio público y lo que han generado en lo social, político y económico.

La legisladora y defensora de este sector de la sociedad, enfatizó: la existencia de una idea equivocada, de que solo reciben dinero, porque al no estar dados de alta en hacienda, no reciben algún reembolso por impuestos, no tienen ningún tipo de seguridad social y la generaciones en estas condiciones se multiplican.

La modificación al Articulo quinto constitucional, aún es un proyecto que puede significar darles acceso al trabajo como un derecho humano, dijo.

Entrevista a la diputada Federal, María Rosete

ADM

Ciudad de México.- La diputada María Rosete impulsa una lucha para que miles de trabajadores del espacio público, principalmente comerciantes, sean reconocidos en la Constitución Mexicana, porque ellos pueden ser la diferencia entre el crecimiento económico del país o que este se estanque.

Así lo reveló, durante una entrevista en La Prensa, donde sostuvo que se define a un trabajadores del espacio público: como todo aquel que realiza una actividad que le genere un ingreso en lo que es conocido como vía pública o propiedad del gobierno, es decir, calles, banquetas, transporte público.Sin embargo, a estos también se suman aquellos que trabajan en un mercado, tianguis, romerías, mercados de temporada o expositores. Si se establecen en alcaldías, parques, jardines o explanadas, son trabajadores del espacio público.

El reconocimiento que busca la legisladora, es darles una certeza jurídica y social, lo que evitaría que sean extorsionados y criminalizados, además que accederían al bienestar social.

Actualmente no hay una cifra de cuantas personas están dedicadas a estas actividades, pero a decir de la diputada María Rosete, significan el 60 por ciento de la economía y generarían el 30 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Tan solo en la Ciudad de México, se calcula que hay tres millones de personas en estas actividades.Al argumentar la necesidad de que sean reconocidos, dijo que al hablarse de un crecimiento económico del país no se les toma en cuenta.

Así, las cifras del Banco de México y del INEGI calculan el crecimiento económico del país en menos de un digito, es decir 0.9 por ciento.

Ante esta realidad, Rosete, sostiene, que ellos han sido excluidos, sin ver que al reconocer a esta economía, pueden ser la diferencia entre quedarse en un pírrico crecimiento de menos uno por ciento a llegar a cuatro o cinco, y darle solides a la economía nacional.

Darles reconocimiento, sostuvo, es hacerlos sentir acogidos, seguros en su escuela, en su casa, en su empleo, porque han sido abandonados y únicamente usados en los últimos 30 años.Tres décadas, donde no se han generado los empleos formales que requiere el país.

Arrojados al comercio informar, a trabajar en la calle, añadió, esta gente sufre abusos de autoridad, criminalización de su persona y hasta encarcelamiento, lo que puede terminar con la certidumbre de un trabajo reconocido, modesto, pero decente.

Hoy, aseguró María Rosete, si no hay la seguridad de un empleo formal, se debe reconocer la importancia de los trabajadores del espacio público y lo que han generado en lo social, político y económico.

La legisladora y defensora de este sector de la sociedad, enfatizó: la existencia de una idea equivocada, de que solo reciben dinero, porque al no estar dados de alta en hacienda, no reciben algún reembolso por impuestos, no tienen ningún tipo de seguridad social y la generaciones en estas condiciones se multiplican.

La modificación al Articulo quinto constitucional, aún es un proyecto que puede significar darles acceso al trabajo como un derecho humano, dijo.

Entrevista a la diputada Federal, María Rosete

ADM