/ sábado 19 de octubre de 2019

Consecuencias por la balacera: Cuauhtémoc Cárdenas

Ayer 49 años de la muerte de Lázaro Cárdenas

En el marco de la ceremonia conmemorativa por el 80 aniversario del exilio español y 49 del aniversario luctuoso del general Lázaro Cárdenas del Río, que encabezó la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano calificó lo acontecido en Culiacán, Sinaloa, como algo complejo y difícil a atender, que sin lugar a duda tendrá consecuencias políticas.

Con motivo de las críticas al Ejecutivo Federal por haber capturado y después liberado a Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, sostuvo que vendrán consecuencias en lo político y posiblemente una actitud de envalentonamiento de los grupos de la delincuencia organizada.

El ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas declaró, que “se resolvió con las menores pérdidas posibles, y desde luego va a tener consecuencias políticas, esto no hay remedio; no sé, quizá un envalentonamiento de algunos grupos delincuenciales, en fin, no sé, esperemos que no haya mayores problemas”.

Los hechos del jueves pasado en aquella ciudad fueron complejos y muy difíciles, definió en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, al tiempo que al referirse directamente a las críticas hacia López Obrador por el actuar de las Fuerzas Armadas, que muchos toman como una señal de debilidad ante la delincuencia organizada, acotó que no hay pacto alguno de la autoridad federal con el narco.

El tres veces excandidato presidencial, abundó que tampoco se cedió a la presión de la delincuencia e insistió en que se actuó conforme a las circunstancias de un enfrentamiento armado, donde “hay quien gana y quien no gana”.

Cuauhtémoc Cárdenas no quiso calificar como correcta o incorrecta la decisión que se tomó en Sinaloa. Respecto a si respalda las acciones del Primer Mandatario en materia de seguridad y en particular lo hecho en Culiacán, se limitó a desear “que haya paz y tranquilidad para todos”.

A su parecer la decisión del gabinete de seguridad de liberar al hijo de “El Chapo” tras su captura, atendió a no afectar a la ciudadanía, a la vez que aseveró que “quizá haya un envalentonamiento de algunos grupos delincuenciales, en fin, no sé, vamos a ver; esperemos que no haya mayores problemas”.

Subrayó que “es muy difícil hacer un juicio no habiendo estado ahí y no teniendo ninguna responsabilidad respecto al asunto” y, por lo que pasó en Sinaloa espera no haya consecuencias en la relación con Estados Unidos.

EGS



En el marco de la ceremonia conmemorativa por el 80 aniversario del exilio español y 49 del aniversario luctuoso del general Lázaro Cárdenas del Río, que encabezó la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano calificó lo acontecido en Culiacán, Sinaloa, como algo complejo y difícil a atender, que sin lugar a duda tendrá consecuencias políticas.

Con motivo de las críticas al Ejecutivo Federal por haber capturado y después liberado a Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, sostuvo que vendrán consecuencias en lo político y posiblemente una actitud de envalentonamiento de los grupos de la delincuencia organizada.

El ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas declaró, que “se resolvió con las menores pérdidas posibles, y desde luego va a tener consecuencias políticas, esto no hay remedio; no sé, quizá un envalentonamiento de algunos grupos delincuenciales, en fin, no sé, esperemos que no haya mayores problemas”.

Los hechos del jueves pasado en aquella ciudad fueron complejos y muy difíciles, definió en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, al tiempo que al referirse directamente a las críticas hacia López Obrador por el actuar de las Fuerzas Armadas, que muchos toman como una señal de debilidad ante la delincuencia organizada, acotó que no hay pacto alguno de la autoridad federal con el narco.

El tres veces excandidato presidencial, abundó que tampoco se cedió a la presión de la delincuencia e insistió en que se actuó conforme a las circunstancias de un enfrentamiento armado, donde “hay quien gana y quien no gana”.

Cuauhtémoc Cárdenas no quiso calificar como correcta o incorrecta la decisión que se tomó en Sinaloa. Respecto a si respalda las acciones del Primer Mandatario en materia de seguridad y en particular lo hecho en Culiacán, se limitó a desear “que haya paz y tranquilidad para todos”.

A su parecer la decisión del gabinete de seguridad de liberar al hijo de “El Chapo” tras su captura, atendió a no afectar a la ciudadanía, a la vez que aseveró que “quizá haya un envalentonamiento de algunos grupos delincuenciales, en fin, no sé, vamos a ver; esperemos que no haya mayores problemas”.

Subrayó que “es muy difícil hacer un juicio no habiendo estado ahí y no teniendo ninguna responsabilidad respecto al asunto” y, por lo que pasó en Sinaloa espera no haya consecuencias en la relación con Estados Unidos.

EGS



Metrópoli

Alista policía capitalina, operativo que vigilará desfile por festejos de la Revolución

Desde temprana hora calles del Centro Histórico permanecerán cerradas, por lo que la SSC llamó a usar vías alternas