/ domingo 5 de julio de 2020

Infonavit apoya a más de 203 mil acreditados con prórrogas o seguro de desempleo

En esta contingencia sanitaria se ha dejado de ingresar flujo al Infonavit, por el diferimiento de la aportación patronal y de la amortización del trabajador.

Más de 203 mil 100 trabajadores con créditos vigentes han solicitado las medidas de protección que brinda el Infonavit, por la emergencia sanitaria del Covid-19, entre las que se encuentran prórrogas sin intereses, seguro de desempleo o la combinación de ambos, informó Mario Macías Robles, titular de la Dirección Sectorial de los Trabajadores de este Instituto.

En una entrevista con La Prensa, el funcionario dijo que para seguir apoyando a los trabajadores, a conservar su patrimonio y tener solvencia financiera y preservación fuentes de empleo, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores extendió el plazo para recibir las solicitudes de acceso a las medidas de protección antes citadas hasta el 31 de agosto de 2020.

E indirectamente se ha apoyado la conservación de 2 millones 198 mil 282 empleos gracias al diferimiento de aportaciones patronales a la subcuenta de vivienda.

Macías Robles explicó que con las medidas emergentes, se abre la posibilidad para que los acreditados que perdieron su empleo o sufrieron una reducción salarial, y aún no han recibido los apoyos directos del Infonavit, puedan solicitarlos y sean beneficiados con hasta tres meses de Seguro de Desempleo, sin la necesidad de realizar ningún copago; prórrogas de su mensualidad por hasta tres meses, con congelamiento de saldo y sin capitalización de intereses; o una combinación de ambas medidas.

Y para seguir contribuyendo a la preservación de fuentes de empleo, los empleadores podrán diferir ante el Infonavit un bimestre más de sus aportaciones a la subcuenta de vivienda; siempre y cuando lo soliciten antes del 31 de agosto de 2020 en el portal empresarial del Instituto.

Macías puntualizó que las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) podrán prorrogar el pago de hasta tres bimestres; mientras que las empresas con más de 250 empleados podrán diferir hasta dos bimestres. Las aportaciones se reanudarán en noviembre de 2020.

Asimismo, señaló que el 51% de los beneficiarios se concentran en ocho entidades: Estado de México, Nuevo León, Quintana Roo, Jalisco, Guanajuato, Veracruz, Ciudad de México y Puebla.

El titular de la Dirección Sectorial de los Trabajadores del Infonavit recalcó que desde marzo, el Consejo de Administración, del organismo tripartita, acordó apoyar a los derechohabientes que se vieron afectados con la disminución de su ingreso o perdieron su empleo.

Así como a las empresas que en este momento tienen sus ingresos afectados por la caída del consumo a causa de la pandemia. “El consumo se cayó y afectó el flujo de las empresas y con ellos las aportaciones al Instituto”.

Los patrones se han beneficiado de forma directa, -en marzo se autorizó diferir el pago patronal del 5%-, a alrededor de 30 mil empresas, que se han acogido al programa. De éstas, el 95% son pequeñas y medianas empresas, señaló.

En su opinión, “el Infonavit sin protagonismo ni temor a equivocarme ha estado a la altura de las circunstancias, para mitigar el efecto de la recesión en las economías familiares de los trabajadores”.

Argumentó que en el pasado Consejo Ordinario hubo dos acuerdos. Uno para apoyar a los trabajadores en extender las prórrogas o seguro de desempleo que se acordó en marzo. “El primero fue para fines de junio y ahora se extiende hasta el 31 de agosto. Pero si las circunstancias así lo marcan, el consejo podría volver a prorrogarlo”.

APOYA A 158 MIL CON PRÓRROGAS O SEGURO DE DESEMPLEO

Hizo hincapié que las medidas excepcionales del Infonavit apoyan en gran medida a los trabajadores, y quienes tienen un crédito seguramente irán a los centros de atención o vía la plataforma digital a buscar esos beneficios.

El representante de los trabajadores reconoció que en esta contingencia sanitaria se ha dejado de ingresar flujo al Infonavit, por el diferimiento de la aportación patronal y de la amortización del trabajador. “Pero las economía del Instituto nos dan margen para ello, sin que se afecte la sostenibilidad financiera del mismo”.

NUEVO CRÉDITO, SE EMPEZARÁ A COBRAR 3 MESES DESPUÉS

Afirmó que en el consejo de junio se autorizaron tres puntos más: en el caso de los constructores, y de los trabajadores que contraten un nuevo crédito, se les habrá de dar tolerancia al pago de tres meses.

Por ejemplo, citó, si un trabajador a partir del mes de septiembre decide ejercer su crédito de vivienda nueva o usada, no se le descontará de inmediato, se le dará un plazo de tres meses para que inicie el descuento de su salario.

Ello, también como medida para mitigar el efecto de la recesión no se vea afectado de manera inmediata en su ingreso familiar.

Es una forma de incentivar el mercado inmobiliario y que el constructor vea que el Infonavit está tomando medidas de apoyo “y que se anime y tenga la confianza de invertir para construir vivienda nueva, o para desplazar la usada”.

Macías Robles esclareció que si se habrá de afectar la colocación de créditos programados para este año. Pero están haciendo un esfuerzo de mandar mensajes al mercado inmobiliario para que haya incentivos. “Por ejemplo de que un trabajar se haya quedado sin empleo y se vuelva a contactar con otro patrón, no pierda la precalificación que ya traía consigo”.

De manera ordinaria, un trabajador que se queda sin empleo y se cambia de patrón tiene que volver a cotizar durante dos años para poder activar su precalificación, aseveró.

Se sostiene la precalificación como venía con el otro patrón. Eso tiene que incentivar, no sólo para proteger al trabajador y al patrón, y para incentivar el mercado inmobiliario, para conseguir nuestras metas, acotó.

El Infonavit tiene una dualidad muy virtuosa, subrayó, es una es la institución de naturaleza financiera y social que da la posibilidad que un trabajador de bajos ingresos obtenga un crédito hipotecario, que la banca no da. Y genera derrama económica: crea empleos y crecimiento.

Afirmó que no ha habido despidos en el Infonavit, fue un acuerdo de los tres sectores, “fue un compromiso del director Carlos Martínez, de que no se iba a tocar la plantilla laboral.

Subrayó que el Instituto no ha parado en estos meses de contingencia sanitaria. Los trabajadores han sido solidarios con el sector y se han mantenido activos a pesar de poner en riesgo su salud. Cerca de 60 trabajadores se contagiaron de Covid-19, pero ya se recuperaron.

QUERÍA ASF AUDITAR AL INFONAVIT

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) tenía la intención de fiscalizar al Instituto del Fondo de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), razón por la cual se han promovido dos amparos.

El representante sectorial expuso que la ASF tiene facultades legales en donde hay dinero público, del Presupuesto de Egresos de la Federación, pero en el Infonavit no hay ningún solo peso de ello. “No tiene competencia en hacerlo, no es un tema de opacidad ni de transparencia, es un tema de competencias.”

Precisó que hay dos amparos en curso que se interpusieron en la administración pasada contra esos intentos de la ASF. El actual director general, de acuerdo a nuestra Ley Orgánica, tiene la obligación de defender jurídicamente al Instituto y de darle seguimiento por acuerdo del Consejo

Los sectores están muy al pendientes del tema, ya que sería una acto ilegal que la ASF materializará su intento de fiscalizar. No tiene competencia, ya que al interior del Instituto hay suficientes instancias fiscalizadoras del gasto y operación, hay una Contraloría general que depende del director, un comité de auditoría que es tripartita.

Además, el Infonavit como tenedor e inversor de deuda está sujeto al escrutinio riguroso de las calificadoras. Así como a la fiscalización de los sectores.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Más de 203 mil 100 trabajadores con créditos vigentes han solicitado las medidas de protección que brinda el Infonavit, por la emergencia sanitaria del Covid-19, entre las que se encuentran prórrogas sin intereses, seguro de desempleo o la combinación de ambos, informó Mario Macías Robles, titular de la Dirección Sectorial de los Trabajadores de este Instituto.

En una entrevista con La Prensa, el funcionario dijo que para seguir apoyando a los trabajadores, a conservar su patrimonio y tener solvencia financiera y preservación fuentes de empleo, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores extendió el plazo para recibir las solicitudes de acceso a las medidas de protección antes citadas hasta el 31 de agosto de 2020.

E indirectamente se ha apoyado la conservación de 2 millones 198 mil 282 empleos gracias al diferimiento de aportaciones patronales a la subcuenta de vivienda.

Macías Robles explicó que con las medidas emergentes, se abre la posibilidad para que los acreditados que perdieron su empleo o sufrieron una reducción salarial, y aún no han recibido los apoyos directos del Infonavit, puedan solicitarlos y sean beneficiados con hasta tres meses de Seguro de Desempleo, sin la necesidad de realizar ningún copago; prórrogas de su mensualidad por hasta tres meses, con congelamiento de saldo y sin capitalización de intereses; o una combinación de ambas medidas.

Y para seguir contribuyendo a la preservación de fuentes de empleo, los empleadores podrán diferir ante el Infonavit un bimestre más de sus aportaciones a la subcuenta de vivienda; siempre y cuando lo soliciten antes del 31 de agosto de 2020 en el portal empresarial del Instituto.

Macías puntualizó que las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) podrán prorrogar el pago de hasta tres bimestres; mientras que las empresas con más de 250 empleados podrán diferir hasta dos bimestres. Las aportaciones se reanudarán en noviembre de 2020.

Asimismo, señaló que el 51% de los beneficiarios se concentran en ocho entidades: Estado de México, Nuevo León, Quintana Roo, Jalisco, Guanajuato, Veracruz, Ciudad de México y Puebla.

El titular de la Dirección Sectorial de los Trabajadores del Infonavit recalcó que desde marzo, el Consejo de Administración, del organismo tripartita, acordó apoyar a los derechohabientes que se vieron afectados con la disminución de su ingreso o perdieron su empleo.

Así como a las empresas que en este momento tienen sus ingresos afectados por la caída del consumo a causa de la pandemia. “El consumo se cayó y afectó el flujo de las empresas y con ellos las aportaciones al Instituto”.

Los patrones se han beneficiado de forma directa, -en marzo se autorizó diferir el pago patronal del 5%-, a alrededor de 30 mil empresas, que se han acogido al programa. De éstas, el 95% son pequeñas y medianas empresas, señaló.

En su opinión, “el Infonavit sin protagonismo ni temor a equivocarme ha estado a la altura de las circunstancias, para mitigar el efecto de la recesión en las economías familiares de los trabajadores”.

Argumentó que en el pasado Consejo Ordinario hubo dos acuerdos. Uno para apoyar a los trabajadores en extender las prórrogas o seguro de desempleo que se acordó en marzo. “El primero fue para fines de junio y ahora se extiende hasta el 31 de agosto. Pero si las circunstancias así lo marcan, el consejo podría volver a prorrogarlo”.

APOYA A 158 MIL CON PRÓRROGAS O SEGURO DE DESEMPLEO

Hizo hincapié que las medidas excepcionales del Infonavit apoyan en gran medida a los trabajadores, y quienes tienen un crédito seguramente irán a los centros de atención o vía la plataforma digital a buscar esos beneficios.

El representante de los trabajadores reconoció que en esta contingencia sanitaria se ha dejado de ingresar flujo al Infonavit, por el diferimiento de la aportación patronal y de la amortización del trabajador. “Pero las economía del Instituto nos dan margen para ello, sin que se afecte la sostenibilidad financiera del mismo”.

NUEVO CRÉDITO, SE EMPEZARÁ A COBRAR 3 MESES DESPUÉS

Afirmó que en el consejo de junio se autorizaron tres puntos más: en el caso de los constructores, y de los trabajadores que contraten un nuevo crédito, se les habrá de dar tolerancia al pago de tres meses.

Por ejemplo, citó, si un trabajador a partir del mes de septiembre decide ejercer su crédito de vivienda nueva o usada, no se le descontará de inmediato, se le dará un plazo de tres meses para que inicie el descuento de su salario.

Ello, también como medida para mitigar el efecto de la recesión no se vea afectado de manera inmediata en su ingreso familiar.

Es una forma de incentivar el mercado inmobiliario y que el constructor vea que el Infonavit está tomando medidas de apoyo “y que se anime y tenga la confianza de invertir para construir vivienda nueva, o para desplazar la usada”.

Macías Robles esclareció que si se habrá de afectar la colocación de créditos programados para este año. Pero están haciendo un esfuerzo de mandar mensajes al mercado inmobiliario para que haya incentivos. “Por ejemplo de que un trabajar se haya quedado sin empleo y se vuelva a contactar con otro patrón, no pierda la precalificación que ya traía consigo”.

De manera ordinaria, un trabajador que se queda sin empleo y se cambia de patrón tiene que volver a cotizar durante dos años para poder activar su precalificación, aseveró.

Se sostiene la precalificación como venía con el otro patrón. Eso tiene que incentivar, no sólo para proteger al trabajador y al patrón, y para incentivar el mercado inmobiliario, para conseguir nuestras metas, acotó.

El Infonavit tiene una dualidad muy virtuosa, subrayó, es una es la institución de naturaleza financiera y social que da la posibilidad que un trabajador de bajos ingresos obtenga un crédito hipotecario, que la banca no da. Y genera derrama económica: crea empleos y crecimiento.

Afirmó que no ha habido despidos en el Infonavit, fue un acuerdo de los tres sectores, “fue un compromiso del director Carlos Martínez, de que no se iba a tocar la plantilla laboral.

Subrayó que el Instituto no ha parado en estos meses de contingencia sanitaria. Los trabajadores han sido solidarios con el sector y se han mantenido activos a pesar de poner en riesgo su salud. Cerca de 60 trabajadores se contagiaron de Covid-19, pero ya se recuperaron.

QUERÍA ASF AUDITAR AL INFONAVIT

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) tenía la intención de fiscalizar al Instituto del Fondo de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), razón por la cual se han promovido dos amparos.

El representante sectorial expuso que la ASF tiene facultades legales en donde hay dinero público, del Presupuesto de Egresos de la Federación, pero en el Infonavit no hay ningún solo peso de ello. “No tiene competencia en hacerlo, no es un tema de opacidad ni de transparencia, es un tema de competencias.”

Precisó que hay dos amparos en curso que se interpusieron en la administración pasada contra esos intentos de la ASF. El actual director general, de acuerdo a nuestra Ley Orgánica, tiene la obligación de defender jurídicamente al Instituto y de darle seguimiento por acuerdo del Consejo

Los sectores están muy al pendientes del tema, ya que sería una acto ilegal que la ASF materializará su intento de fiscalizar. No tiene competencia, ya que al interior del Instituto hay suficientes instancias fiscalizadoras del gasto y operación, hay una Contraloría general que depende del director, un comité de auditoría que es tripartita.

Además, el Infonavit como tenedor e inversor de deuda está sujeto al escrutinio riguroso de las calificadoras. Así como a la fiscalización de los sectores.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast