/ lunes 18 de enero de 2021

Exigen destitución del Fiscal Gertz Manero por faltar a su mandato

Más de 300 organizaciones se pronuncian de manera conjunta que debió investigar tras exoneración del exsecretario Cienfuegos

Más de 300 organizaciones de la sociedad civil y colectivos agrupados en Seguridad sin Guerra, exigen destitución del Fiscal General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, luego que fue exonerado el general Salvador Cienfuegos, acusado por Estados Unidos de vínculos con el crimen organizado; y al senado de la República, que lo llame a rendir cuentas.

En un pronunciamiento conjunto, las agrupaciones civiles calificaron que la actuación de la FGR frente a las acusaciones documentadas en Estados Unidos en el caso del exsecretario de la Defensa Nacional deja en claro que en México "los militares son intocables" y pone de manifiesto, además, que "el Fiscal no está defendiendo su autonomía, faltando a su mandato constitucional".

"La ausencia de acciones del Fiscal para defender su autonomía es una violación directa al artículo 102, apartado A de la Constitución, que establece que la institución federal encargada de la procuración de justicia será un órgano público autónomo, lo que significa que no debe estar sujeto a ningún poder político, sea formal o fáctico", indicaron.

De ahí que solicitaron al presidente que, con base en el artículo 102, apartado A, fracción IV, remueva al Dr. Alejandro Gertz Manero como titular de la Fiscalía General de la República“, manifestaron en un pronunciamiento conjunto.

Pidieron que el Senado de la República llame al fiscal Gertz Manero a rendir cuentas e incluso, que se solicite a la misma FGR indagar al funcionario “por actuar fuera de la Ley Orgánica”.

Dijeron que a casi dos años de haber asumido la titularidad de la FGR, Alejandro Gertz Manero ha incumplido diversos aspectos de la Ley Orgánica de la fiscalía.

“Ha realizado nombramientos de fiscales especiales sin respetar lo dispuesto en la Constitución y no ha realizado las acciones necesarias para concretar la transición de Procuraduría a Fiscalía”, citaron.

Afirmaron que la autonomía de la fiscalía se puso a prueba con la exoneración de Salvador Cienfuegos. Además acusaron que el fiscal Gertz Manero ha demostrado "que no ha pasado la prueba y que no se encuentra a la altura de los retos que demanda este país".

Externaron que la última prueba de que México necesita un nuevo Fiscal, no una nueva ley, pues el Fiscal Gertz Manero tenía la obligación de llevar a cabo una investigación seria y exhaustiva sobre los cargos en contra del General Cienfuegos.

Subrayaron que independientemente de la información que haya recibido por parte de las autoridades estadounidenses, el Fiscal tenía la obligación de llevar a cabo una investigación seria y exhaustiva sobre los cargos en contra del General Cienfuegos, buscando incluso testimonios de posibles víctimas de graves violaciones a derechos humanos, crímenes de lesa humanidad y actos de corrupción, que se hubieran cometido por el Ejército cuando el General era titular de la Defensa Nacional.

Pidieron también evaluar con especial detenimiento y en plazos adecuados, en procesos participativos y técnicos, reformas legales cuya aprobación puede implicar un retroceso de la normativa garantista alcanzada en México en materia de procuración de justicia y verificar que no constituya un incumplimiento de las obligaciones del Estado mexicano en materia de derechos humanos.

Más de 300 organizaciones de la sociedad civil y colectivos agrupados en Seguridad sin Guerra, exigen destitución del Fiscal General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, luego que fue exonerado el general Salvador Cienfuegos, acusado por Estados Unidos de vínculos con el crimen organizado; y al senado de la República, que lo llame a rendir cuentas.

En un pronunciamiento conjunto, las agrupaciones civiles calificaron que la actuación de la FGR frente a las acusaciones documentadas en Estados Unidos en el caso del exsecretario de la Defensa Nacional deja en claro que en México "los militares son intocables" y pone de manifiesto, además, que "el Fiscal no está defendiendo su autonomía, faltando a su mandato constitucional".

"La ausencia de acciones del Fiscal para defender su autonomía es una violación directa al artículo 102, apartado A de la Constitución, que establece que la institución federal encargada de la procuración de justicia será un órgano público autónomo, lo que significa que no debe estar sujeto a ningún poder político, sea formal o fáctico", indicaron.

De ahí que solicitaron al presidente que, con base en el artículo 102, apartado A, fracción IV, remueva al Dr. Alejandro Gertz Manero como titular de la Fiscalía General de la República“, manifestaron en un pronunciamiento conjunto.

Pidieron que el Senado de la República llame al fiscal Gertz Manero a rendir cuentas e incluso, que se solicite a la misma FGR indagar al funcionario “por actuar fuera de la Ley Orgánica”.

Dijeron que a casi dos años de haber asumido la titularidad de la FGR, Alejandro Gertz Manero ha incumplido diversos aspectos de la Ley Orgánica de la fiscalía.

“Ha realizado nombramientos de fiscales especiales sin respetar lo dispuesto en la Constitución y no ha realizado las acciones necesarias para concretar la transición de Procuraduría a Fiscalía”, citaron.

Afirmaron que la autonomía de la fiscalía se puso a prueba con la exoneración de Salvador Cienfuegos. Además acusaron que el fiscal Gertz Manero ha demostrado "que no ha pasado la prueba y que no se encuentra a la altura de los retos que demanda este país".

Externaron que la última prueba de que México necesita un nuevo Fiscal, no una nueva ley, pues el Fiscal Gertz Manero tenía la obligación de llevar a cabo una investigación seria y exhaustiva sobre los cargos en contra del General Cienfuegos.

Subrayaron que independientemente de la información que haya recibido por parte de las autoridades estadounidenses, el Fiscal tenía la obligación de llevar a cabo una investigación seria y exhaustiva sobre los cargos en contra del General Cienfuegos, buscando incluso testimonios de posibles víctimas de graves violaciones a derechos humanos, crímenes de lesa humanidad y actos de corrupción, que se hubieran cometido por el Ejército cuando el General era titular de la Defensa Nacional.

Pidieron también evaluar con especial detenimiento y en plazos adecuados, en procesos participativos y técnicos, reformas legales cuya aprobación puede implicar un retroceso de la normativa garantista alcanzada en México en materia de procuración de justicia y verificar que no constituya un incumplimiento de las obligaciones del Estado mexicano en materia de derechos humanos.