/ domingo 24 de mayo de 2020

Convoca Arquidiócesis de México a no relajar medidas sanitarias en este pico de muertes

Hizo hincapié en la notable y heroica entrega y dedicación del personal médico y sanitario, así como de servicios básicos, que han sostenido el ritmo de la ciudad

La Arquiócesis Primada de México pidió a todos los ciudadanos no relajar la disciplina, ya que nos encontramos en un momento decisivo para definir nuestro futuro inmediato. Estamos enfrentando los días con más cantidad de contagios y fallecimientos.

Por lo que se deben acatar las recomendaciones sanitarias para no echar atrás lo que, como sociedad, como familia o individuos, hemos avanzado.

Pues recordó que más allá de una fecha precisa o de una guía de retorno a lo habitual, en este momento hay que recordar la principal instrucción: quédate en casa, y sólo sal para lo estrictamente necesario.

En el editorial titulado “ no relajemos la disciplina publicado en la revista católica Desde la Fe recordó que los meses de distanciamiento social y de disminución de actividades ordinarias no han sido fáciles ni agradables.

A cada persona, agregó le surgen notables muestras de disciplina e ingenio; florecen habilidades domésticas, y se renuevan prácticas higiénicas que nunca debieron descuidarse.

Hizo hincapié en la notable y heroica entrega y dedicación del personal médico y sanitario, así como de servicios básicos, que han sostenido el ritmo de la ciudad: nunca terminaremos de agradecerles.

La iglesia católica capitalina señaló que también germinaron nuevamente la solidaridad y la generosidad, como en otras grandes emergencias, aunque, ciertamente, están los que han ninguneado el tamaño y efecto de la pandemia.

Como sociedad y como individuos, tenemos capacidad de adaptación, de superar riesgos y peligros tremendos. No sabemos quedarnos cruzados de brazos para abandonarnos a la fatalidad.

Tampoco es inevitable que en estos momentos surja una pregunta urgente, necesaria, inquietante y ansiosa: ¿hasta cuándo será todo esto?

A reserva de lo que los especialistas propongan desde su propia trinchera, nuestra propuesta es que, como sociedad, mantengamos una disciplina estable, un conocimiento veraz, una organización social independiente, y un profundo trabajo espiritual, confiando en el poder de Jesucristo y en la protección de Nuestra Santísima Madre de Guadalupe.

La sede eclesiástica de la Ciudad de México conminó a aceptar que gracias a que gran parte de la población sigue respondiendo positivamente, los números de la crisis no han sido mayores.

En esta última semana de Pascua y de cara a la fiesta de Pentecostés, pidamos al Espíritu Santo su guía y fortaleza para hacer lo que nos corresponde en este momento tan delicado.

La Arquiócesis Primada de México pidió a todos los ciudadanos no relajar la disciplina, ya que nos encontramos en un momento decisivo para definir nuestro futuro inmediato. Estamos enfrentando los días con más cantidad de contagios y fallecimientos.

Por lo que se deben acatar las recomendaciones sanitarias para no echar atrás lo que, como sociedad, como familia o individuos, hemos avanzado.

Pues recordó que más allá de una fecha precisa o de una guía de retorno a lo habitual, en este momento hay que recordar la principal instrucción: quédate en casa, y sólo sal para lo estrictamente necesario.

En el editorial titulado “ no relajemos la disciplina publicado en la revista católica Desde la Fe recordó que los meses de distanciamiento social y de disminución de actividades ordinarias no han sido fáciles ni agradables.

A cada persona, agregó le surgen notables muestras de disciplina e ingenio; florecen habilidades domésticas, y se renuevan prácticas higiénicas que nunca debieron descuidarse.

Hizo hincapié en la notable y heroica entrega y dedicación del personal médico y sanitario, así como de servicios básicos, que han sostenido el ritmo de la ciudad: nunca terminaremos de agradecerles.

La iglesia católica capitalina señaló que también germinaron nuevamente la solidaridad y la generosidad, como en otras grandes emergencias, aunque, ciertamente, están los que han ninguneado el tamaño y efecto de la pandemia.

Como sociedad y como individuos, tenemos capacidad de adaptación, de superar riesgos y peligros tremendos. No sabemos quedarnos cruzados de brazos para abandonarnos a la fatalidad.

Tampoco es inevitable que en estos momentos surja una pregunta urgente, necesaria, inquietante y ansiosa: ¿hasta cuándo será todo esto?

A reserva de lo que los especialistas propongan desde su propia trinchera, nuestra propuesta es que, como sociedad, mantengamos una disciplina estable, un conocimiento veraz, una organización social independiente, y un profundo trabajo espiritual, confiando en el poder de Jesucristo y en la protección de Nuestra Santísima Madre de Guadalupe.

La sede eclesiástica de la Ciudad de México conminó a aceptar que gracias a que gran parte de la población sigue respondiendo positivamente, los números de la crisis no han sido mayores.

En esta última semana de Pascua y de cara a la fiesta de Pentecostés, pidamos al Espíritu Santo su guía y fortaleza para hacer lo que nos corresponde en este momento tan delicado.

Política

Gobierno federal trabaja para desmantelar el viejo régimen de privilegios: Mario Delgado

Con hechos se demuestra que sí se combate a la corrupción y a la impunidad que tanto daño ha causado al país: dijo el diputado

Finanzas

Covid-19 deja a más de 83 mil mexicanos sin empleo en junio

De acuerdo con cifra del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), sólo durante junio 83 mil 311 personas se sumaron a las filas del desempleo

Sociedad

[Fotos] Realizan cuarta caravana contra AMLO en León

Para esta ocasión un gran número de automóviles se unieron a la causa pacífica, aproximadamente 300 vehículos

Ciencia

¡Descubren fósiles de reptil volador de hace 135 millones de años!

El llamado pterosaurio medía cinco metros cuando extendía sus alas y se alimentaba de peces y cangrejos