/ lunes 6 de julio de 2020

Sustituir comida chatarra por frutas y verduras: Profeco

Se puede comer sano y al mismo tiempo ahorrar, tener un consumo responsable y mejorar la salud

En este tiempo que las autoridades sanitarias del país aseguran que un factor que ha agravado la pandemia del Covid-19 en el país es la obesidad y el sobrepeso, debido a que los mexicanos consumen grandes cantidades de comida chatarra, la Procuraduría Federal del Consumidor recomienda consumir frutas y verduras de temporada, para ahorrar y tener un consumo responsable y mejorar la salud.

En el mes de julio, la ciruela, durazno, granada roja, higo, limón, mango, manzana, melón, membrillo, papaya, pera, piña, plátano, sandía, toronja, tuna uva; mientras que las verduras son acelga, aguacate, ajo, calabacita, cebolla, col, coliflor, chícharo, chile verde, ejote, elote, jitomate, lechuga, nopal, papa, pepino, tomate, zanahoria, chayote.

Todas las frutas y verduras se pueden comprar en los distintos mercados capitalinos a precios económicos. Y dejar de lado la comida en de envolturas que contiene mucha azúcar, sal y conservadores

Las frutas y verduras son importantes componentes de una dieta saludable y su consumo ayuda a prevenir diversas enfermedades, como las cardiopatías, el cáncer, la diabetes y la obesidad.

Es recomendable incluir en la dieta incluya 5 o más porciones de frutas y verduras al día. Las vitaminas, los minerales y otros componentes de las frutas y las verduras son esenciales para la salud humana.

La fibra, por ejemplo, contribuye al tránsito a través del aparato digestivo y a reducir los niveles de colesterol en la sangre.

Las vitaminas y minerales ayudan a mantener un adecuado estado de salud y los fitoquímicos, como los compuestos que dan a los tomates y las zanahorias sus vivos colores, tienen efectos antioxidantes y antiinflamatorios.

Los citados alimentos favorecen una adecuada digestión de otros nutrientes, aumentan el volumen intestinal, lo que ayuda a regular el apetito y suelen implicar una mayor seguridad de los alimentos, tanto los frescos como los preparados.

En su informe como elegir frutas y verduras, la Profeco resaltó que existe una gran variedad tanto de verduras como de frutas. Habitualmente, las frutas se comen crudas e incluso algunas con cáscara, a cualquier hora del día, para el refrigerio o como postre. Las verduras generalmente se usan para preparar los platillos de la comida principal. Por ejemplo, las espinacas, acelgas, espárragos, flor de calabaza y coliflor deben comprarse ya maduros y usarse el mismo día o a más tardar al siguiente.

En este tiempo que las autoridades sanitarias del país aseguran que un factor que ha agravado la pandemia del Covid-19 en el país es la obesidad y el sobrepeso, debido a que los mexicanos consumen grandes cantidades de comida chatarra, la Procuraduría Federal del Consumidor recomienda consumir frutas y verduras de temporada, para ahorrar y tener un consumo responsable y mejorar la salud.

En el mes de julio, la ciruela, durazno, granada roja, higo, limón, mango, manzana, melón, membrillo, papaya, pera, piña, plátano, sandía, toronja, tuna uva; mientras que las verduras son acelga, aguacate, ajo, calabacita, cebolla, col, coliflor, chícharo, chile verde, ejote, elote, jitomate, lechuga, nopal, papa, pepino, tomate, zanahoria, chayote.

Todas las frutas y verduras se pueden comprar en los distintos mercados capitalinos a precios económicos. Y dejar de lado la comida en de envolturas que contiene mucha azúcar, sal y conservadores

Las frutas y verduras son importantes componentes de una dieta saludable y su consumo ayuda a prevenir diversas enfermedades, como las cardiopatías, el cáncer, la diabetes y la obesidad.

Es recomendable incluir en la dieta incluya 5 o más porciones de frutas y verduras al día. Las vitaminas, los minerales y otros componentes de las frutas y las verduras son esenciales para la salud humana.

La fibra, por ejemplo, contribuye al tránsito a través del aparato digestivo y a reducir los niveles de colesterol en la sangre.

Las vitaminas y minerales ayudan a mantener un adecuado estado de salud y los fitoquímicos, como los compuestos que dan a los tomates y las zanahorias sus vivos colores, tienen efectos antioxidantes y antiinflamatorios.

Los citados alimentos favorecen una adecuada digestión de otros nutrientes, aumentan el volumen intestinal, lo que ayuda a regular el apetito y suelen implicar una mayor seguridad de los alimentos, tanto los frescos como los preparados.

En su informe como elegir frutas y verduras, la Profeco resaltó que existe una gran variedad tanto de verduras como de frutas. Habitualmente, las frutas se comen crudas e incluso algunas con cáscara, a cualquier hora del día, para el refrigerio o como postre. Las verduras generalmente se usan para preparar los platillos de la comida principal. Por ejemplo, las espinacas, acelgas, espárragos, flor de calabaza y coliflor deben comprarse ya maduros y usarse el mismo día o a más tardar al siguiente.