/ martes 30 de noviembre de 2021

Certidumbre jurídica, el reto de la industria petrolera hacia el futuro

Resultados positivos, al agregarse reservas de cuencas nuevas y de yacimientos en producción; el portafolio de proyectos es muy amplio: AMEXHI

Con un techo de inversiones autorizado por la Comisión Nacional de Hidrocarburos para las empresas petroleras en exploración y producción de 45 mil millones de dólares, de los que ya se ejercieron más de 18 mil millones, y cambios en los paradigmas del consumo de energía más la pandemia de Covid-19, el sector privado de petróleo y gas en México está necesitado de certidumbre jurídica de largo plazo.

En el tercer foro de la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (AMEXHI) empresarios y senadores coincidieron en construir mecanismos de diálogo y la necesaria presencia del Estado en la regulación del sector, aunque unos opinan en la necesidad de contar con organismos autónomos como actualmente está la CRE y la CNH y otros consideran que son funciones que deben de quedar dentro de la administración pública.

Por lo pronto, lo realmente urgente, dice la senadora Xóchitl Gálvez, es reiniciar los procesos de licitación de las rondas petroleras y de asociaciones de Pemex con privados, porque el tiempo que le queda a los hidrocarburos para ser fuente de energía es cada vez menor, tal vez para el año 2050 sea un asunto rebasado.

Lo que es un hecho, es que con los siete principales contratos que hoy se tienen, el Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo recibirá unos 67 mil 773 millones de dólares entre el 2017 y el 2040.

A la fecha, los contratos le representan al Estado ingresos asociados a la exploración por 5 mil 550 millones de pesos y por dinero derivado de la producción comercial van 2 mil 465 millones de dólares entre mayo del 2016 y octubre del 2021.

Los retos tecnológicos que se tienen contemplados por las empresas son los derivados de las aguas profundas del Golfo de México en donde las reservas petroleras no han sido cuantificadas, sin embargo, se tienen varias actividades en proceso por parte de los consorcios.

Hasta ahora se tienen 12 descubrimientos petroleros tras las actividades de exploración de los privados y las petroleras están haciendo inversiones en pozos delimitadores en los campos fronterizos con estos yacimientos.

Actualmente, dice Juan Manuel Delgado, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (AMEXHI), los primeros resultados son totalmente positivos, se agregaron nuevas reservas petroleras de cuencas nuevas y de yacimientos que ya estaban en producción.

“El petróleo es de México, las reservas son de México”, explica el dirigente.

Delgado comenta que el portafolio de proyectos del país es muy amplio y hasta ahora la participación del sector privado tras la reforma es exitosa en aguas someras, profundas y en los campos en tierra.

Grandes descubrimientos

En el tercer foro de la AMEXHI, “Cosechamos Resultados. Balance de los Contratos Petroleros” expresó que hay grandes descubrimientos, sin embargo es importante entender que las empresas no están solo en la exploración y producción por el corto plazo, sino que hacen apuestas pensando en los 20 a 25 años.

Hasta ahora se tienen más de 5 mil millones de dólares invertidos en contenido nacional y las reservas de los privados han aumentado más de cinco veces de 2017 a la fecha, ya sea solos o en las asociaciones con Pemex.

Desde la perspectiva del coordinador ejecutivo del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, Mauricio Herrera Madariaga, además de los ingresos para el Estado hubo mejoras en los campos en donde Pemex comparte con los privados y de hecho esta asociación permitió frenar y revertir la caída en la producción de varios campos petroleros, es el caso de Ek Balam que pasó de 39 mil a 49 mil barriles diarios.

Las migraciones de campos que eran 100% a las asociaciones permitieron que los costos de producción bajaran de manera importante. Antes esos campos tenían unos costos de recuperación del orden 15 que ahora pasó al 60% y todos estos recursos se pudieron dedicar al desarrollo de nuevas áreas. Por ejemplo, el campo Ek Balam producía poco más de 30 mil barriles diarios de petróleo y ahora están más del doble con 70 mil barriles diarios.

Algunos de los contratos que opera Pemex tenían una declinación constante y ahora tienen mayor capacidad de inversión y le han podido dar la vuelta; a partir de mayo de 2018 empezaron a darle la vuelta a esa declinación, la meta es que ese campo pase de 70 a 100 mil barriles diarios.

Los ingresos de Pemex por estas migraciones desde 2017 han sido de mil 400 millones de dólares, si no hubieran migrado estos contratos los ingresos eran de 468 millones de dólares, hay pues mil millones adicionales provenientes de dos contratos que migraron con lo que mejoran los ingresos del Estado, tanto por el lado de las cuotas exploratorias y como por los ingresos asociados a la producción.

Alma América Porres, comisionada de la CNH, señala que hay una evolución muy clara de parte de los inversionistas. En 2018 la producción privada era igual al 3% de la oferta nacional para este año se espera alcanzar un nivel de 8%.

De acuerdo con los planes que se tienen para el 2024 se va a tener una producción equivalente al 12% de la producción nacional.

Tenemos mas de 12 descubrimientos y se esperan más porque están en su fase de exploración. Las reservas probadas pasarán a ser este año el 14% del total de las reservas, eso implica que el mecanismo está funcionando.

La senadora de Movimiento Ciudadano, Indira Kempis, anunció en el foro de la AMEXHI que están preparando una tercera propuesta de reforma energética, mientras tanto, expresó que es necesario tener espacios para discutir lo que se va a hacer en el sector petrolero.

Expresó que el Senado es un espacio abierto para tener un diálogo franco en una industria que va a seguir en la inercia de este trabajo y lo que se requiere es ver cómo se puede hacer coincidir los acuerdos, iniciativas y exhortos que se hacen.

Conocer estos resultados de inversión y de producción en un año crítico y difícil en un momento en que también estamos buscando certezas para el largo plazo y las certezas, añade, empiezan con una rendición de cuentas dialogante.

"Este debe ser un negocio para todos"

Kempis señaló que los acuerdos internacionales obligan a los países a descarbonizar al planeta y ya hay avances contundentes para ello, como la electromovilidad, el hidrógeneo verde y hay que empezar a trabajar en la agroindustria. Se tiene que pensar por fuerza en la transición energética y las actividades económicas relacionadas.

Tenemos que encontrar los puntos de equilibrio y esos solo los puede dar el estado de Derecho, la regulación y el respeto. Se debe de tomar en cuenta que debe haber un pacto por el medio ambiente y la sustentabilidad y que esto no está peleado con el desarrollo económico.

Las empresas de energía que se muevan hacia la vena principal por la cual se va a transitar para que estos objetivos se puedan lograr, cumplir con ambas partes sin caer en la polarización y por eso hacer el camino hacia la transición energética y eso no significa estar peleado con las nuevas generaciones: el desarrollo económico no esté peleado, sino que debe de coincidir con la sustentabilidad.

En un país como el nuestro, con tantas desigualdades y oportunidades de crecimiento vemos a esta innovación, esta capacidad para completar a nuestra institución en la defensa de los mexicanos y sus recursos que están operados por Pemex “y no estamos peleados, al contrario, hay que fortalecer las instituciones, dar confianza a la gente y a los inversionistas”, señala.

La confianza se deriva de tener estas certezas, que se derivan de las leyes y que hemos pasado por momentos inciertos y de alta tensión, porque son asuntos de políticos y que afectan el marco jurídico.

La presidenta de la Comisión de Energía del Senado, Rocío Abreu, se pronunció por promover una mayor transparencia y rendición de cuentas, de fortalecer a las empresas del Estado y dar certeza jurídica.

“Este debe ser un negocio para todos”, señaló. Incluso para las empresas que ya están operando y produciendo, ya que hay retos como el de gasificar la península de Baja California o atender la necesidad de gas natural que hay en el sur-sureste del país.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Estamos trabajando en el tema de inversión y de esa forma hacer a un lado a nuestro proveedor más grande que es Texas, hay que meternos en los temas que nos empujan en el tema de la reforma y en ese sentido lo que se quiere hacer desde el Senado es impulsar con la SHCP una política de beneficios fiscales para sacar más gas natural y evitar que se queme.

El gas era tan barato que el negocio era sacar petróleo y no hubo manera de que se hiciera la inversión en el tema de poder usar el gas en lugar de quemarlo en los mecheros de Pemex.

La opción de poder ser autosuficientes y lo hemos hablado con la SHCP para tener una política fiscal de incentivos para que los particulares y a la industria petrolera les resulte viable y atractivo limpiar el gas, endulzarlo y luego poder comercializarlo.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem


Con un techo de inversiones autorizado por la Comisión Nacional de Hidrocarburos para las empresas petroleras en exploración y producción de 45 mil millones de dólares, de los que ya se ejercieron más de 18 mil millones, y cambios en los paradigmas del consumo de energía más la pandemia de Covid-19, el sector privado de petróleo y gas en México está necesitado de certidumbre jurídica de largo plazo.

En el tercer foro de la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (AMEXHI) empresarios y senadores coincidieron en construir mecanismos de diálogo y la necesaria presencia del Estado en la regulación del sector, aunque unos opinan en la necesidad de contar con organismos autónomos como actualmente está la CRE y la CNH y otros consideran que son funciones que deben de quedar dentro de la administración pública.

Por lo pronto, lo realmente urgente, dice la senadora Xóchitl Gálvez, es reiniciar los procesos de licitación de las rondas petroleras y de asociaciones de Pemex con privados, porque el tiempo que le queda a los hidrocarburos para ser fuente de energía es cada vez menor, tal vez para el año 2050 sea un asunto rebasado.

Lo que es un hecho, es que con los siete principales contratos que hoy se tienen, el Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo recibirá unos 67 mil 773 millones de dólares entre el 2017 y el 2040.

A la fecha, los contratos le representan al Estado ingresos asociados a la exploración por 5 mil 550 millones de pesos y por dinero derivado de la producción comercial van 2 mil 465 millones de dólares entre mayo del 2016 y octubre del 2021.

Los retos tecnológicos que se tienen contemplados por las empresas son los derivados de las aguas profundas del Golfo de México en donde las reservas petroleras no han sido cuantificadas, sin embargo, se tienen varias actividades en proceso por parte de los consorcios.

Hasta ahora se tienen 12 descubrimientos petroleros tras las actividades de exploración de los privados y las petroleras están haciendo inversiones en pozos delimitadores en los campos fronterizos con estos yacimientos.

Actualmente, dice Juan Manuel Delgado, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (AMEXHI), los primeros resultados son totalmente positivos, se agregaron nuevas reservas petroleras de cuencas nuevas y de yacimientos que ya estaban en producción.

“El petróleo es de México, las reservas son de México”, explica el dirigente.

Delgado comenta que el portafolio de proyectos del país es muy amplio y hasta ahora la participación del sector privado tras la reforma es exitosa en aguas someras, profundas y en los campos en tierra.

Grandes descubrimientos

En el tercer foro de la AMEXHI, “Cosechamos Resultados. Balance de los Contratos Petroleros” expresó que hay grandes descubrimientos, sin embargo es importante entender que las empresas no están solo en la exploración y producción por el corto plazo, sino que hacen apuestas pensando en los 20 a 25 años.

Hasta ahora se tienen más de 5 mil millones de dólares invertidos en contenido nacional y las reservas de los privados han aumentado más de cinco veces de 2017 a la fecha, ya sea solos o en las asociaciones con Pemex.

Desde la perspectiva del coordinador ejecutivo del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, Mauricio Herrera Madariaga, además de los ingresos para el Estado hubo mejoras en los campos en donde Pemex comparte con los privados y de hecho esta asociación permitió frenar y revertir la caída en la producción de varios campos petroleros, es el caso de Ek Balam que pasó de 39 mil a 49 mil barriles diarios.

Las migraciones de campos que eran 100% a las asociaciones permitieron que los costos de producción bajaran de manera importante. Antes esos campos tenían unos costos de recuperación del orden 15 que ahora pasó al 60% y todos estos recursos se pudieron dedicar al desarrollo de nuevas áreas. Por ejemplo, el campo Ek Balam producía poco más de 30 mil barriles diarios de petróleo y ahora están más del doble con 70 mil barriles diarios.

Algunos de los contratos que opera Pemex tenían una declinación constante y ahora tienen mayor capacidad de inversión y le han podido dar la vuelta; a partir de mayo de 2018 empezaron a darle la vuelta a esa declinación, la meta es que ese campo pase de 70 a 100 mil barriles diarios.

Los ingresos de Pemex por estas migraciones desde 2017 han sido de mil 400 millones de dólares, si no hubieran migrado estos contratos los ingresos eran de 468 millones de dólares, hay pues mil millones adicionales provenientes de dos contratos que migraron con lo que mejoran los ingresos del Estado, tanto por el lado de las cuotas exploratorias y como por los ingresos asociados a la producción.

Alma América Porres, comisionada de la CNH, señala que hay una evolución muy clara de parte de los inversionistas. En 2018 la producción privada era igual al 3% de la oferta nacional para este año se espera alcanzar un nivel de 8%.

De acuerdo con los planes que se tienen para el 2024 se va a tener una producción equivalente al 12% de la producción nacional.

Tenemos mas de 12 descubrimientos y se esperan más porque están en su fase de exploración. Las reservas probadas pasarán a ser este año el 14% del total de las reservas, eso implica que el mecanismo está funcionando.

La senadora de Movimiento Ciudadano, Indira Kempis, anunció en el foro de la AMEXHI que están preparando una tercera propuesta de reforma energética, mientras tanto, expresó que es necesario tener espacios para discutir lo que se va a hacer en el sector petrolero.

Expresó que el Senado es un espacio abierto para tener un diálogo franco en una industria que va a seguir en la inercia de este trabajo y lo que se requiere es ver cómo se puede hacer coincidir los acuerdos, iniciativas y exhortos que se hacen.

Conocer estos resultados de inversión y de producción en un año crítico y difícil en un momento en que también estamos buscando certezas para el largo plazo y las certezas, añade, empiezan con una rendición de cuentas dialogante.

"Este debe ser un negocio para todos"

Kempis señaló que los acuerdos internacionales obligan a los países a descarbonizar al planeta y ya hay avances contundentes para ello, como la electromovilidad, el hidrógeneo verde y hay que empezar a trabajar en la agroindustria. Se tiene que pensar por fuerza en la transición energética y las actividades económicas relacionadas.

Tenemos que encontrar los puntos de equilibrio y esos solo los puede dar el estado de Derecho, la regulación y el respeto. Se debe de tomar en cuenta que debe haber un pacto por el medio ambiente y la sustentabilidad y que esto no está peleado con el desarrollo económico.

Las empresas de energía que se muevan hacia la vena principal por la cual se va a transitar para que estos objetivos se puedan lograr, cumplir con ambas partes sin caer en la polarización y por eso hacer el camino hacia la transición energética y eso no significa estar peleado con las nuevas generaciones: el desarrollo económico no esté peleado, sino que debe de coincidir con la sustentabilidad.

En un país como el nuestro, con tantas desigualdades y oportunidades de crecimiento vemos a esta innovación, esta capacidad para completar a nuestra institución en la defensa de los mexicanos y sus recursos que están operados por Pemex “y no estamos peleados, al contrario, hay que fortalecer las instituciones, dar confianza a la gente y a los inversionistas”, señala.

La confianza se deriva de tener estas certezas, que se derivan de las leyes y que hemos pasado por momentos inciertos y de alta tensión, porque son asuntos de políticos y que afectan el marco jurídico.

La presidenta de la Comisión de Energía del Senado, Rocío Abreu, se pronunció por promover una mayor transparencia y rendición de cuentas, de fortalecer a las empresas del Estado y dar certeza jurídica.

“Este debe ser un negocio para todos”, señaló. Incluso para las empresas que ya están operando y produciendo, ya que hay retos como el de gasificar la península de Baja California o atender la necesidad de gas natural que hay en el sur-sureste del país.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Estamos trabajando en el tema de inversión y de esa forma hacer a un lado a nuestro proveedor más grande que es Texas, hay que meternos en los temas que nos empujan en el tema de la reforma y en ese sentido lo que se quiere hacer desde el Senado es impulsar con la SHCP una política de beneficios fiscales para sacar más gas natural y evitar que se queme.

El gas era tan barato que el negocio era sacar petróleo y no hubo manera de que se hiciera la inversión en el tema de poder usar el gas en lugar de quemarlo en los mecheros de Pemex.

La opción de poder ser autosuficientes y lo hemos hablado con la SHCP para tener una política fiscal de incentivos para que los particulares y a la industria petrolera les resulte viable y atractivo limpiar el gas, endulzarlo y luego poder comercializarlo.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem