Maestros impulsan que se garantice la obligatoriedad y gratuidad de la Educación Inicial y Superior

  • Prensa OEM
  • en México

La Prensa en línea

Ciudad de México.- Las y los maestros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en voz de la senadora de Nueva Alianza adscrita a la bancada mayoritaria en la LXIV Legislatura, Rocío Abreu Artiñano, presentaron una Iniciativa que busca incorporar en el Artículo 3° de la Constitución la “obligatoriedad y gratuidad de la Educación Inicial y Superior”, pues la educación es un derecho humano (no un privilegio) y se debe garantizar su acceso a todas las personas sin excepciones ni limitantes.

La propuesta, busca reformar el párrafo primero y la fracción V del Artículo Tercero, toda vez que la Educación Inicial “es el proceso pedagógico en el que se constituyen las bases del aprendizaje y la formación de valores; donde se desarrollan las actitudes que favorecen la capacidad de diálogo y tolerancia en las relaciones interpersonales”, aseguró Abreu Artiñano.

Durante la Sesión Ordinaria del Senado de la República, expuso que esta es la mejor apuesta por la equidad y la inclusión de todos los sectores sociales en México, pues si bien nuestro país cuenta con un marco legal que sustenta el derecho a la Educación Inicial, la invisibilidad de este grupo “se manifiesta en la ausencia y rezago de los datos estadísticos sobre su atención educativa, así como la desarticulación de las diferentes instancias que se hacen cargo”, destacó.

La legisladora aliancista manifestó que según datos arrojados por la Encuesta Intercensal 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de una población de 10 millones 526 mil 139 infantes de cero a cuatro años, en los centros educativos fueron atendidos el 11.35 por ciento.

Por ello, dijo que invertir en la educación de la primera infancia es la más ambiciosa y efectiva política pública de equidad, demostrada en otros países a través de altas tasas de retorno, expresadas en indicadores de desempeño escolar, salud, igualdad de género, productividad y ejercicio ciudadano. “En suma, es invertir en la libertad, la justicia social, el desarrollo incluyente y la democracia como forma de vida”, expresó.

Además, sostuvo que en el caso de la Educación Superior, esta tiene una de las más altas responsabilidades con la sociedad que es “contribuir al desarrollo integral de los estudiantes (ciudadanos responsables, éticos, solidarios, capaces no solo de integrarse a la sociedad, sino de transformar la realidad individual y colectiva), así como formar y preparar a los profesionales en todas las ramas del quehacer humano, sobre todo cuando se requiere impulsar la investigación y la innovación”.

 

Asimismo, comentó que en México los jóvenes representan el 31.4 por ciento de la población total, pero las condiciones de inequidad nacional, regional, local y familiar limitan su acceso a la Educación Superior, pues solo 3 millones 639 mil tienen la oportunidad de estudiar en 2.57 millones de instituciones públicas y 1.069 millones en instituciones privadas.

“Si bien nuestro país ha tenido un avance significativo en materia educativa en los últimos años, como el establecimiento de la obligatoriedad en la Educación Preescolar y Media Superior, aún persisten temas de trascendencia que atender”, por lo que para impulsar el desarrollo del país es necesario generar las condiciones mínimas para que todos los jóvenes tengan la oportunidad de ingresar, permanecer y concluir su Educación Superior, ampliando su cobertura con calidad, equidad e inclusión, señaló.

La senadora turquesa hizo énfasis en que el objetivo de la propuesta es que niñas, niños y jóvenes accedan a este mandato constitucional y que la Educación Inicial y Superior sean consideradas asuntos de urgencia nacional, por estar estrechamente vinculadas al concepto de desarrollo.

Roció Abreu exhortó a sus homólogos a garantizar el derecho a la educación como obligación de todas y todos, demanda liderada por las y los maestros de México. “Las y los infantes y las y los jóvenes no pueden estar excluidos de la oportunidad de desarrollar y aportar sus capacidades en una sociedad que les necesita. Incluirlos requiere incorporar al Artículo 3° Constitucional la obligatoriedad de la Educación Inicial y la Educación Superior”, puntualizó.

En entrevista, dio a conocer que esta iniciativa nace en el seno del SNTE y que se reunió con las y los maestros deMéxico para presentar ante el Pleno la mejor propuesta, pues son ellos quienes siempre han estado preocupados por la educación de niñas, niños, adolescentes y jóvenes y quienes mejor han coadyuvado en todo lo relacionado con el Sistema Educativo del país.

Finalmente, se comprometió a ayudar a las y los jóvenes a culminar sus estudios, “para seguir abonando con todo lo que pueda ayudar a un profesionista (el día de mañana) a competir en el mercado nacional y ante otros actores incluso internacionales”.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Crearía un vacío falta de apoyos a estancias infantiles: CNDH y ONU-Mujeres