Se requiere continuar la lucha por los derechos: PAN

Declarar el 23 de agosto como día de los pueblos y comunidades Afromexicanas

  • La Prensa
  • en México

Por: Arturo R. Pansza / GB

Ciudad de México.- Se requiere continuar la lucha por los derechos, aún no alcanzados plenamente, de las personas afromexicanas, dejó en claro el diputado panista Ernesto Alfonso Robledo Leal, al indicar que México es único por su riqueza cultural, fruto de un proceso histórico complejo.

Lo anterior, durante el foro “Reconocimiento de los pueblos y personas afromexicanas como parte fundamental de la pluriculturalidad de la Nación Mexicana”, en el que indicó que es necesario continuar la lucha por los derechos, aún no alcanzados plenamente, de estos habitantes.

Señaló que la población de origen africano y sus descendientes son parte fundamental de esa composición pluricultural; por lo tanto, merecen mención y reconocimiento específico.

Recordó que el también legislador del PAN, Evaristo Lenin Pérez Rivera, presentó una iniciativa para que el 23 de agosto de cada año se declare como el “Día de los Pueblos y Comunidades Afromexicanas, como Raíz de la Composición Pluricultural de la Nación Mexicana”, con la finalidad de dar mayor visibilidad a estas comunidades.

Ernesto Robledo, al establecer que la falta de oportunidades y la discriminación son una realidad para las personas afromexicanas, acotó que es necesario tomar cartas en el asunto.

A su vez, la diputada de Morena, María del Rosario Merlín García, aseveró que en la actual Legislatura se tendrán las puertas abiertas para que se respeten los derechos humanos de las mexicanas y mexicanos.

Por su parte, la coordinadora nacional de Antropología, del Instituto Nacional de Antropología e Historia, María Elisa Velázquez Gutiérrez, pidió el reconocimiento de las personas, comunidades y pueblos afrodescendientes, para construir una sociedad justa y equitativa.

Dejó en claro que ha existido un movimiento afrodescendiente en Latinoamérica y México, desde por lo menos hace 20 años, el cual nació fundamentalmente en la costa chica de Guerrero y Oaxaca, pero se ha extendido a Veracruz y hasta Coahuila.

Se pronunció por el reconocimiento de la población afrodescendiente en la Constitución Política, para que se ejerzan políticas públicas en favor de estas poblaciones. “Muchos de ellos viven en regiones de pobreza y marginación; por eso, es indispensable que existan recursos y políticas que los fortalezcan y les den atención”.

Dijo que es fundamental acabar con los prejuicios, estereotipos y racismo, debido a que en todas las familias mexicanas hay afrodescendientes; sin embargo se siguen reproduciendo historias y chistes, que lo único que reflejan es ignorancia absoluta, falta de respeto y de valoración a culturas y personas.