Alista AMLO estrategia contra el robo de combustible

  • La Prensa
  • en México

La Prensa en Línea

Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República, aseguró que el robo de combustibles a los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) se convierte en delito grave, ya que provoca pérdidas de 70 mil millones de pesos al año
Cada año es muchísimo lo que pierde la hacienda pública, pues lo robado va de los 50 a 70 mil millones de pesos, recordó el mandatario.

El robo de combustibles se convertirá en un delito grave y no tendrán derecho a fianza, manifestó el ex jefe de gobierno durante su conferencia de prensa.
La idea es aplicar leyes más severas para detener estos delitos, declaró el fundador de Morena.

En abril de 2018, Carlos Treviño, director general de Pemex, aceptó el robo de combustible a Pemex causa pérdidas por 30 mil millones de pesos al año.
De enero a septiembre de 2018 se detectaron más de 11 mil 240 tomas clandestinas de combustibles, según cifras de Pemex.
El robo de combustibles es un delito que genera grandes pérdidas económicas, graves daños a la infraestructura y serias repercusiones en el medio ambiente y la salud de las empresas, según datos de Pemex.

Los 11 estados más afectados por el robo de combustible son en los que Pemex tiene la mayor extensión de ductos que pasan por su territorio: Veracruz, Puebla, Hidalgo, Tlaxcala, Estado de México, Michoacán, Guanajuato, Querétaro, Tamaulipas y Jalisco.
Los poliductos con mayor incidencia de tomas clandestinas son Minatitlán-México, Salamanca-Guadalajar, Topolobampo-Culiacán, así como Salamanca-Aguascalientes-Zacatecas.

La Ley de Hidrocarburos prevé la revocación de la licencia de la franquicia por realizar actividades reguladas en las que se compruebe que los productos han sido adquiridos de forma ilícita y que haya sido así determinado por resolución firme de autoridades competente.

TE RECOMENDAMOS 

Ratifica Senado nombramiento de titular del SFP