En torno al caso iguala: CNDH

Atención a reacciones y comentarios sobre la recomendación 15VG/2018

  • La Prensa
  • en México

 

Por: Patricia Carrasco / GB

Ciudad de México.-  La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) manifestó su disposición de trabajar con el gobierno federal, a través de la Comisión para la Verdad del caso Iguala. Y resaltó que una de las primeras tareas de dicha comisión deberá ser mandar a analizar en una primera etapa 114 de los 63 mil restos que fueron encontrados en el basurero de Cocula y el Río San Juan, ello con el fin de tener la certeza de si son o no de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

En una entrevista en el marco de la Ceremonia de Premiación del Concurso Nacional “Niñas y Niños Consejeros, el ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, puntualizó que “de los más de 63 mil restos encontrados ahí en el basurero hemos identificado aparte de los que ya se mandaron a Innsbruck, identificamos 114 muestras que podrían mandarse, entre ellas 19 petrosas que corresponderían por lo menos a 19 individuos.

Precisó que en el Caso iguala, el compromiso de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) es con las víctimas y la obtención de la verdad.

“La extensión, alcance y duración del trabajo desarrollado por este Organismo Nacional no atendió a cálculo o consideración política de ninguna índole, ya que estuvo determinada por la falta de información confiable con la que contaban las autoridades que en ámbitos diversos desarrollaban la investigación del caso, así como en la serie de negativas y obstáculos que enfrentó para el desarrollo de sus labores”.

Sobre la creación de la comisión de la verdad, González Pérez resaltó que “más allá se haga todo lo que se tenga que hacer, creo que lo que podría hacer el nuevo gobierno, la nueva autoridad en procuración de justicia, con la Comisión de la Verdad, es mandar esos restos que estamos sugiriendo, esos 114 restos para determinar si corresponden o no a jóvenes normalistas”.

Sobre las críticas vertidas por el Equipo Argentino de Antropología Forense, la CNDH enfatizó que su trabajo no respondió a cálculos o consideraciones políticas

Si bien explicó que la Comisión para la Verdad no es nueva, “lo dije desde que se emitió la sentencia del Colegiado; la Comisión Nacional no impugnó, no es una parte en el proceso, pero la sentencia la vincula, y por eso dijimos vamos a participar con cualquier instancia, mecanismo.

González Pérez resaltó que ya dieron una Recomendación, ahí está el escrutinio, ahí están los datos, “mil 200 cuarenta y tantos tomos que revisamos, es una Recomendación de mil 200 páginas, pero hay un tema fundamental que no creo que nadie se pueda oponer.

“Dijimos todo lo que nosotros identificamos de irregularidades, fue de las primeras cuestiones…y que tienen que ser investigadas de quién cometió esas irregularidades y que sancionarse, pero también hicimos propuestas ahí, hay una riqueza para proceder, para la investigación y que la sociedad mexicana y la sociedad internacional pueda conocer la verdad del asunto si se siguen esas directrices, y las que sugieran, las que ha sugerido el GIEI, ahora la que sugiera la Comisión de la Verdad, son insumos, pero más allá de cualquier programa de trabajo, mándese, sería mi insistencia, esos restos a analizar, son 114 que propusimos de los más de 63 mil encontrados ahí.

Sobre la creación de la guardia nacional, González Pérez destacó que la propuesta debe ir encaminada a lograr un retiro gradual de los elementos castrenses de las labores de seguridad pública.

En este sentido recordó que, por ese motivo, el organismo impugnó la Ley de Seguridad Interior, ya que subordinaba a la autoridad civil a la militar.

Asimismo, mencionó que las recomendaciones que han hecho Comités de Tratado y la Corte Interamericana establecen que debe prevalecer la fuerza civil y la mayor restricción posible en el mando militar.

Para la CNDH la verdad en el Caso Iguala es una y no admite adjetivos que condicionen o determinen su contenido, el cual debe estar sustentado en la evidencia objetiva y verificada de hechos, no así en opiniones o pareceres, ni sujeta a coyunturas o intereses políticos ni de ninguna otra índole.

En todo caso, cualquier irregularidad u omisión que se comprobara cometieron las autoridades que conocieron del caso en la obtención de los fragmentos óseos antes aludidos, implicaría la comisión de delitos o la apertura de nuevas líneas de investigación que, necesariamente, tendrían que ser desahogadas con independencia de que se determine si los restos óseos hallados corresponden a los normalistas desaparecidos.

El examen de los restos óseos encontrados es un elemento que podrá definir con certeza el destino de los estudiantes que, hasta ahora, se consideran desaparecidos, así como clasificar debidamente los delitos por los que se persiga y juzgue a los responsables.

La determinación sobre la existencia de violaciones graves a los derechos humanos emitida por la CNDH en la Recomendación 15VG/2018, fue producto de una investigación exhaustiva, multidisciplinaria e integral, que consta de 1,000,100 hojas, integradas en 1255 tomos y 165 anexos, la cual constituye, hasta donde el estado actual de cosas lo ha permitido, la mayor sistematización e integración que se tenga del cúmulo de evidencias y elementos de convicción existentes sobre lo sucedido en Iguala, Guerrero, los días 26 y 27 de septiembre de 2014.

Entre las múltiples diligencias practicadas, esta Comisión Nacional llevó a cabo 672 entrevistas, 500 acciones de atención a víctimas, 223 intervenciones periciales, 2927 revisiones periciales, revisó 1128 tomos correspondientes a 41 expedientes penales y judiciales, realizó 724 visitas de campo, y formuló 1890 requerimientos de información a autoridades de los distintos niveles y órdenes de gobierno.

La CNDH ha hecho públicas sus evidencias y reitera su disposición a que se estudien, analicen y discutan, cuestión que resulta de especial relevancia y utilidad en lo relativo a la evidencia científica y opiniones expertas.