Recibió el Palacio Nacional a dignatarios de todo el mundo

Foto: Humberto Meza

Recibió el Palacio Nacional a dignatarios de todo el mundo

  • La Prensa
  • en México

Por: Rubén Pérez / GB

Ciudad de México.- Las paredes del majestuoso Palacio Nacional atestiguaron la llegada de decenas de jefes de Estado y de Gobierno, invitados a una comida por el nuevo Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien horas antes rindió protesta como Primer Mandatario ante el Congreso de la Unión.

El histórico edificio, mudo testigo de la derrota de Tenochtitlan, símbolo del imperio azteca, a manos de los hombres comandados por Hernán Cortés, comenzó a recibir a los dignatarios mundiales en una ceremonia solemne sin precedentes por el número de asistentes al relevo presidencial.

Uno a uno de los dignatarios, entre Primeros Ministros, cancilleres, gobernadores, senadores, diputados y funcionarios de alto nivel de los diferentes gobiernos del planeta ingresaron al inmueble que fue sede de los Virreyes durante época de la Colonia, en medio de estrictas medidas de seguridad.

 

TE RECOMENDAMOS:

[Video] López Obrador llega a Palacio Nacional

 

Rodeado de los nuevos funcionarios del gobierno federal, el anfitrión, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, estrechó las manos de sus invitados, entre los que se encontraba Michael R. Pence, vicepresidente de Estados Unidos, quien acudió en compañía de su esposa, Karen Pence; además de Ivanka Trump, asesora de la Casa Blanca e hija del mandatario estadounidense, Donald Trump, además de Kirstjen Nielsen, secretaria del Departamento de Seguridad Interna de Washington.

Nunca antes en la historia de México como república había asistido una delegación de más de 100 invitados provenientes solo de Estados Unidos a la toma de posesión de un Presidente.

Del país vecino hicieron acto de presencia gobernadores, senadores, diputados y representantes de comunidades latinas.

Bajo los imponentes murales del pintor mexicano Diego Rivera, elaborados durante el siglo pasado con la obra llamada “Epopeya del Pueblo Mexicano”, trazados sobre las dos escalinatas y los muros del patio norte de Palacio Nacional, los dignatarios estrecharon a su vez saludos entre ellos mismos, pese a las marcadas diferencias ideológicas y políticas de algunas naciones.

TE RECOMENDAMOS:

Secretaría de Marina y Defensa Nacional realizan cambios de mando

 

El mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, quien no asistió a la ceremonia del Congreso de la unión, donde le fue colocada la banda presidencial a López Obrador, se convirtió en el centro de las miradas, debido a la precaria situación por la que atraviesa el pueblo venezolano.

Todas las corrientes políticas gubernamentales estuvieron representadas en la comida privada que ofreció el nuevo gobierno mexicano a los presidentes del mundo, tras la toma de posesión del Primer Mandatario emanado de una organización política distinta al PRI y PAN.

El histórico edificio, donde alguna vez despacho el “Reformador nacional”, Benito Juárez, recibió a dignatarios de todos los continentes, entre ellos al Rey Felipe VI de España y a Chen Yueyue, vicepresidenta de la Asamblea Popular de China y enviada especial de Xi Jinpin, presidente de la República Popular China, y a muchos otras más dirigente del orbe.

TE RECOMENDAMOS:

¿Qué representa el Bastón de Mando de los pueblos indígenas que recibirá AMLO?