Viable rectificar decisión del NAIM

Foto: Patricia Carrasco

Viable rectificar decisión del NAIM

  • Estefanía Meré
  • en México

Arturo R. Pansza /EM

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ha demostrado que es capaz de rectificar cuando se equivoca, como lo hizo con la decisión de mantener en las calles a las fuerzas armadas para garantizar la seguridad de los mexicanos, consideró el diputado federal del PRI, Héctor Yunes Landa, quien expuso que la postura de cancelar la construcción del aeropuerto internacional de México en Texcoco, Estado de México, fue resultado de una consulta pública inconstitucional y, hacerla vinculante ha roto el Estado de Derecho.

Una vez que aclarara que el Revolucionario Institucional está a favor de llevar a cabo consultas ciudadanas, pero en los términos que se establecen en la Constitución, aclaró que no habrá un cambio de régimen si no se respeta la ley y se fortalece a las instituciones, ello en relación a la postura del próximo Presidente de la República de acondicionar la Base Aérea de Santa Lucía para vuelos comerciales.

Refirió que “tenemos una regulación muy clara sobre la consulta popular; quienes la convocaron y calificaron su resultado no tienen facultad para ello; no se cumplieron con los requisitos que se establecen en la ley, no se podía consultar con un tema vinculado directamente con el presupuesto federal, y no hay la posibilidad de impugnarse”.

En entrevista, el legislador veracruzano acotó que la caída de los mercados y el precio del dólar, ya salieron más caros que el costo total del nuevo aeropuerto de Texcoco, al tiempo que indicó que se han invertido 80 mil millones de pesos y había 40 mil millones más comprometidos por las empresas constructoras, aerolíneas e inversionistas.

Dijo que la cancelación costará unos 50 mil millones de pesos como resultado de los juicios que seguramente condenará al gobierno de la Republica a indemnizar a las empresas cuyo contrato, producto de la encuesta, fueron rescindidos.

Por otra parte, mencionó que la Procuraduría General de la República (PGR), tendrá que informar sobre las denuncias presentadas en contra del gobernador de Veracruz Miguel Ángel Yunes Linares, particularmente las del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y del ex dirigente nacional del PAN, Manuel Espino.

Expuso que, en seis años, el país y el estado de Veracruz podrían vivir una nueva alternancia política, con lo que Morena tendrá un efímero ejercicio del poder.

En torno al próximo cambio de gobierno en Veracruz, Yunes Landa exhortó nuevamente al mandatario estatal a generar las condiciones necesarias para que haya una transición ordenada y pacífica, con el gobernador electo Cuitláhuac García Jiménez.

“Una transición que genere una nueva crisis política tendrá un impacto sobre la inseguridad, la salud y la pobreza”, insistió y declaró que “Miguel Ángel Yunes Linares tuvo un gobierno desastroso; en ningún indicador es mejor que la administración de Javier Duarte, pero aún está a tiempo de hacer algo a favor de los veracruzanos: respetar su decisión y entregar el gobierno de manera ordenada”.

Puntualizó que la falta de experiencia y el desgaste del ejercicio del gobierno, harán que dentro de seis años haya una nueva alternancia. Aseguró que en la elección intermedia de 2021 ya se observará un declive de Morena y que tampoco habrá otro Andrés Manuel López Obrador, que arrastre a los candidatos de su partido. “Morena tendrá la vida más efímera en el ejercicio del poder”.

Respecto al PRI, expuso que el partido ha aceptado la alternancia y su papel de partido de oposición. “Ahora lo que sigue es actuar con responsabilidad; seremos una oposición que señale los errores de gobierno pero que también proponga soluciones a los problemas del país y del estado de Veracruz”, declaró.