En México 8 de cada 10 muertes son ocasionadas por enfermedades crónico-degenerativas

Foto ilustrativa

En México 8 de cada 10 muertes son ocasionadas por enfermedades crónico-degenerativas

  • La Prensa
  • en México

 

Por: Arturo R. Pansza / GB

Ciudad de México.- En México, ocho de cada 10 muertes son ocasionadas por enfermedades crónico-degenerativas relacionadas con la obesidad y el sobrepeso. Estas se originan por la combinación de factores como la edad, el sedentarismo, la alimentación inadecuada y desproporcionada y factores genéticos.

Por ello, para mitigar el excesivo consumo de la comida chatarra y generar conciencia entre la población de lo importante que es comer sano, se requiere mostrar en los productos de alimentos y bebidas, de manera clara y precisa, los efectos de una ingesta frecuente y de mayor cantidad de azúcares, grasas y sodio, lo que ayudará a la prevención de problemas dentales, cardiovasculares y obesidad adulta e infantil que, a la postre, generan diabetes.

Se mostró a favor de lo anterior el diputado Francisco Javier Saldívar Camacho, de la bancada del Partido Encuentro Social, quien propuso incluir en las etiquetas de alimentos y bebidas no alcohólicas frases preventivas acerca de si son productos ultraprocesados con alto contenido de sodio, azúcar o grasas.

El representante popular planteó, mediante una iniciativa, reformar el artículo 212 de la Ley General de Salud, para añadir en el etiquetado de los comestibles la frase: “El abuso en el consumo de este producto es nocivo para la salud”, cuando se rebasen los límites de las características nutricionales aceptables.

De igual forma, se mostró a favor de incluir un sello de advertencia “Alto en”, seguido de las palabras: grasas saturadas, sodio, azúcares o calorías, lo que permitirá distinguir con sólo una mirada aquellos alimentos menos saludables y optar por los que no tienen sellos o con menos de esos ingredientes.

Fundamentó que, de acuerdo con Unicef, México tiene el primer lugar mundial en obesidad infantil y el segundo en adultos, precedido por Estados Unidos. Este problema está presente no sólo en la infancia, sino también en la edad preescolar y en la adolescencia.

Saldívar Camacho difundió que la ingesta de azúcares libres, como las bebidas azucaradas, entre otros, es uno de los principales factores que dan lugar al aumento de la obesidad y diabetes. A largo plazo, afirmó, la obesidad favorece enfermedades como diabetes, infartos e insuficiencia renal.

Notificó que la diabetes mellitus y la hipertensión arterial pueden desembocar en la insuficiencia renal, la cual es una “enfermedad silenciosa”, porque no produce síntomas, sino hasta que el paciente se encuentra en fases muy avanzadas. Cada año se suman 40 mil nuevos casos en el país y actualmente existen entre ocho y nueve millones de personas con este padecimiento.

Refirió que el tratamiento, antes del trasplante, es la diálisis o la hemodiálisis, pero existe sobresaturación de servicios en los lugares donde se ofrecen esas terapias, como el IMSS y el ISSSTE, mientras que el Seguro Popular no cubre estos gastos.