Aprobada la ley de remuneraciones de servidores públicos

  • Prensa OEM
  • en México

Arturo R. Pansza

Tanto en lo general como en lo particular, el pleno de la Cámara de Diputados, aprobó la minuta del Senado que estaba en la congeladora y que expide la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, para que ninguno de éstos gane más que el Presidente de la República, que en el caso de Andrés Manuel López Obrador el salario será de será de 108 mil pesos mensuales.

            Se trata de la primera ley que se avala en la actual LXIV Legislatura, en una sesión en la que la bancada de Morena mostró el peso que tiene en San Lázaro e hizo valer su amplia mayoría para imponer la primera iniciativa marcada como prioridad y la cual, fue remitida al Ejecutivo Federal para su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

            Resulta que el documento está desfasado y tiene muchas inconsistencias, como lo hizo ver, desde la tribuna, la diputada del PRI, Dulce María Sauri, quien aclaró que los priístas están absolutamente de acuerdo en que se regulen las remuneraciones de los servidores públicos, pero “no con una minuta salida del invierno legislativo, que está desactualizada, genera incertidumbre jurídica y plantea problemas de aplicación”.

            La minuta se recibió en la Cámara Baja en noviembre de 2011 y se turnó en ese entonces a diversas comisiones; se mantuvo en el olvido hasta que el presidente de la Mesa Directiva de San Lázaro, Porfirio Muñoz Ledo, giró instrucciones para que se presentara ante el pleno en primera lectura la semana pasada.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Costos de ingenieros sobre Santa Lucía están mal: Jimenez Espriú

            En lo general se aprobó con 433 votos a favor, nueve en contra y una abstención, mediante el sistema de viva voz, debido a que aún no está sincronizado el método de huella digital con el tablero electrónico. Mientras que en lo particular fueron 246 contra 111.

            Lo aprobado tiene por objeto regular las remuneraciones que perciben los servidores públicos de los poderes de la Unión y todos los demás entes públicos federales, incluidos aquellos dotados de autonomía constitucional.

            Por el delito de “remuneración ilícita”, la Ley considera sanciones hasta por 14 años de prisión y multa de tres mil veces “el salario mínimo diario vigente en el Distrito Federal”, así como la destitución y la inhabilitación para desempeñar otro cargo, empleo o comisión públicos de seis meses a 14 años.

            Fue notoria la mayoría conformada por Morena, PT y PES, a la que tuvieron que sumarse las otras cinco bancadas, en una sesión dirigida por la diputada de Morena Dolores Padierna Luna, en la que no se hicieron a un lado las ofensas y se rechazaron todas las reservas presentadas por la oposición, al igual que se hacía en anteriores legislaturas.

            Al hacer uso de la tribuna, Pablo Gómez, de Morena, impulsor de la propuesta original, sostuvo que desde la campaña de Andrés Manuel López Obrador se dijo, en todos los tonos, que se acabarían los salarios de oro y con esta ley, se cumple la promesa.

            Por su parte, el coordinador de la bancada de Morena, Mario Delgado Carrillo, aseguró que con esta legislación se termina el concepto del presupuesto como un botín y al despilfarro que caracterizó las administraciones del PRI y del PAN.

            Dijo que, en la actual administración, el costo de la alta burocracia se incrementó en más de 20 mil millones de pesos. “En total, en el sector público tenemos 103 mil 177 plazas que ganan más de un millón de pesos anuales y el costo total de las mismas asciende a 146 mil millones de pesos”, señaló.

            Dulce María Sauri insistió en que la propuesta adolece de obsolescencia legislativa, falta de armonización legislativa, ausencia de consideración sobre regímenes especiales, provoca un choque presupuestario y genera un choque constitucional.

            Mientras que la del PAN, Laura Rojas, expuso que era incomprensible la prisa de Morena por aprobar la legislación, pese a su anacronismo, a la vez que lamentó se haya rechazado la propuesta para discutirla en conferencia con el Senado de la República y bajo el esquema de parlamento abierto.

            La minuta avalada regula los artículos 75 y 127 de la Constitución y establece que solamente se podrá superar el salario de un superior jerárquico cuando el servidor público desempeñe varios puestos de trabajo en la administración pública federal, o que el contrato colectivo y las condiciones del trabajo lo requieran, igual si realiza un trabajo técnico calificado o de alta especialización.

            Los tabuladores de remuneraciones mensuales establecerán los límites mínimos y máximos de percepciones ordinarias netas mensuales para los servidores públicos, las cuales deben incluir la totalidad de pagos fijos en efectivo y en especie, así como las prestaciones del funcionario.

            Resulta que la ley incluye remuneraciones totales anuales de la Cámara de Diputados, el Senado de la República, la Auditoría Superior de la Federación, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el Consejo de la Judicatura Federal, el Banco de México, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, el Inegi, los organismos públicos descentralizados de la Federación, las universidades, y cualquier otro ente público de carácter federal descentralizado o autónomo independiente de los poderes de la Unión.