Crear bolsa mexicana de maíz y pagar $7 por kilo de maíz a productores propone Vicente Álvarez

Vicente-Alvarez-Delgado-

Crear bolsa mexicana de maíz y pagar $7 por kilo de maíz a productores propone Vicente Álvarez

  • Prensa OEM
  • en México

La Prensa en línea

México.- El Presidente del Sistema Producto Maíz, Vicente Álvarez Delgado, entregó al designado Secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, la propuesta de Políticas Públicas del organismo que encabeza y en la cual plantea la creación de la Bolsa Mexicana de Maíz, fijar un precio de 7 pesos por kilo de grano producido, unificar el presupuesto destinado a

 

este alimento en un solo programa, eliminar el clientelismo político y los subsidios pues solo fomentan “flojos”, regionalizar la producción de maíz amarillo en 4 estados del país y que DICONSA compre las cosechas de los productores ya que los grandes comercializadores se quedan con los apoyos.

 

Entrevistado en el marco de la México Alimentaria 2018 Food Show, el dirigente de productores de maíz informó que se reunió en privado con el designado Secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, con quien conversó sobre la propuesta de Políticas Públicas denominada “Organización, Producción y Comercialización” a fin de que en el Gobierno del Presidente Electo, Andrés Manuel López Obrador, el próximo 1 de diciembre, lo aplique para elevar la productividad.

 

Expuso el dirigente del SPM, que México es el quinto productor con el 3% de la producción mundial y el segundo importador con el 9% del volumen comercializado.

 

“Cosechamos 24 millones de toneladas en 7.1 millones de hectáreas lo que nos da un promedio de 3.4 toneladas por hectárea, aunque tenemos el caso destacado de Sinaloa que produce 6 millones de toneladas con un promedio de 11.2 toneladas por hectárea”, detalló.

 

Estas cifras demuestran que ha habido muchos programas, muchos recursos, muchas dependencias y no han sido suficientes ni eficientes para hacer realidad el derecho constitucional a la buena alimentación de los mexicanos, dijo el lider drl Sistema Producto Maíz.

 

 

Por el contrario, continuó, hoy se vive ya una tragedia nacional con millones de diabéticos, obesos y desnutrición.

 

Es por ello, que propuso que los presupuestos relacionados al maíz deben estar integrados en una sola área y bajo una sola dirección que integre los diferentes componentes de las políticas públicas relacionadas al maíz.

 

En el tema de Organización, Vicente Álvarez Delgado, planteó seguir estimulando la creación de figuras productivas que eliminen el clientelismo político y el rezago por falta de información y de conocimiento que solo se es posible a través de la organización.

 

Con respecto al tema de Producción, explicó que en el Sistema Producto Maíz Nacional se considera urgente y necesario la planeación de la producción.

 

En primer lugar debe regionalizarse el país en la producción de maíz blanco, amarillo, maíces mexicanos especiales y otros cultivos alternativos como lo es el triticale que ha cobrado gran importancia en el país por su alto porcentaje de proteína.

 

“La regionalización de la producción del maíz amarillo puede hacerse en cuatro estados del país como Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Querétaro”, aseguró.

 

Detalló que habría que mejorar genéticamente y multiplicar la producción de semillas para su producción extensiva, sobre todo en pequeñas superficies bajo el concepto milpa, (siembra de maíces especiales, habas, frijol, calabaza y el rescate de los quelites en su diversidad, que han ido desapareciendo por el uso de herbicidas y pesticidas, siendo de antaño rica en la nutrición de los mexicanos y hoy altamente valorada sobre todo si se induce de forma orgánica).

 

En la comercialización, subrayó Vicente Álvarez, el organismo que detone y regule la compra de maíz, debe ser la empresa del gobierno DICONSA, que comercialice a la población abierta en México y en el extranjero.

 

El maíz que compre a las organizaciones de productores y compita igualitariamente con los grandes comercializadores que han sido privilegiados y beneficiarios de políticas desleales e injustas en perjuicio de los más de 2 millones de productores, señaló.

 

“Algunos comercializadores que le venden al gobierno no cuentan con una sola bodega ni producen ni un solo grano de maíz y sin embargo son los principales proveedores a DICONSA”, denunció.

 

Sugirió que DICONSA apertura un segmento de compra de los maíces especiales mexicanos, los de color con propiedades netracéuticas y de salud altamente apreciados en el mercado nacional e internacional, con sobre precios que deben ser en beneficio de los pequeños productores.

 

 

La creación de la Bolsa Mexicana de Maíz, explicó, es para apoyar la compra de coberturas comerciales con nuevas reglas y fórmulas hechas por especialistas y con la participación de los productores que eviten las trampas y los dados cargados en beneficio de los grandes comercializadores como ha venido ocurriendo hasta la fecha.

 

El maíz es un gran negocio como se acredita con las ganancias multimillonarias que presumen las grandes empresas comercializadoras de maíz, de harina, la industria en general y la industria de la masa y la tortilla, dijo.

 

En este sentido, el Presidente del Sistema Producto Maíz Nacional hizo un ejercicio sobre el producto más barato como es la tortilla. Si un kilo cuesta entre 14 y 16 pesos y de un kilo de maíz se saca un kilo y medio de tortilla, el costo de producción de un kilo de maíz se ubica en 22 pesos, correspondería a los productores maiceros 7 pesos por kilo.

 

Argumentó que el actual presupuesto que se destina al maíz es de aproximadamente 20 mil millones de pesos que se encuentran en áreas dispersas de programas que no se relacionan entre sí o gastos ocultos que al amparo del maíz se gastan; si estos recursos se integraran en una sola bolsa bajo un plan de organización, producción y comercialización, este presupuesto resultaría suficiente para pagar 7 pesos el kilo de maíz al productor.

Trump en una semana clave para su proteccionismo comercial

Enfoque EEUU | China | TLCAN | Mexico | comercio

Washington, Estados Unidos | AFP | lunes 20/08/2018 – 13:20 UTC-6 | 678 palabras

 

por Heather SCOTT

 

Estados Unidos abrió este lunes una semana clave para su política comercial encaminándose a aplicar aranceles a nuevos bienes chinos y realizar audiencias para imponer aún más gravámenes a las importaciones.

 

Al mismo tiempo, funcionarios de Washington y Pekín mantendrán reuniones para reducir la guerra comercial entre las mayores economías mundiales.

 

También, negociadores de Estados Unidos seguirán sus tratativas con México para modernizar el tratado norteamericano de libre comercio TLCAN que tiene 24 años, y esperan cerrar las gestiones hacia fines de año.

 

Las agresivas acciones del presidente Donald Trump contra China y otros socios comerciales están generando creciente inquietud entre empresarios y granjeros perjudicados por los aranceles de represalia impuestos a Estados Unidos.

 

Docenas de representantes de la industria expresan desde este lunes sus problemas en la primera de seis jornadas de audiencias públicas sobre una nueva andanada de aranceles en la que Trump pretende aplicar una tasa de 25% a bienes chinos importados por valor de 200.000 millones de dólares.

 

Las más diversas asociaciones de la industria y la producción agrícola demandan a la oficina del Representante Comercial de Estados Unidos que reconsidere la imposición de aranceles que podrían entrar a regir ya el mes que viene.

 

La propuesta arancelaria “expande dramáticamente el daño a los consumidores, trabajadores, empresarios y a la industria” de Estados Unidos, dijo en una nota la poderosa Cámara de Comercio.

 

“Ayúdenme a mantener viva a mi compañía”, dijo Ross Bishop, del fabricante de maletas BrightLine Bags, al inicio de las audiencias este lunes.

 

Bishop añadió que su empresa afrontará un “injustificable” gravamen de casi 43%.

 

Otros insistieron en que el multimillonario aumento de costos se convertirá en un impuesto a los consumidores.

 

Stephen Lang, representante de empresas de vestimentas nupciales, dijo que ese sector, que aún no ha sido alcanzado por los aranceles, se apoya mucho en China debido a que los costos laborales de Estados Unidos le resultan prohibitivos.

 

“Su mano de obra es como petróleo para el resto del mundo” y los aranceles diezmarán a nuestra industria, dijo,

 

– Impactos –

Las quejas ya expresadas por anteriores decisiones arancelarias cayeron en oídos serios: las medidas ya aplicadas contemplaron sólo unas pocas excepciones.

 

Trump insiste con que su política comercial apunta a que China deje de aplicar prácticas que considera desleales y que incluyen el robo de tecnología.

 

Desde el jueves Estados Unidos aplicará aranceles a productos chinos complementando una primera ronda de sanciones que totalizará productos por 50.000 millones. China dijo que inmediatamente replicará con medidas idénticas contra productos estadounidenses.

 

Aún está pendiente la amenaza de Trump de gravar con 25% los autos importados para defender a la producción doméstica.

 

Una encuesta entre economistas de empresas mostró el lunes que la mayoría de ellos está preocupada por el “desfavorable” impacto de la política comercial en la economía de Estados Unidos.

 

El gobierno ya anunció la asignación de 12.000 millones de dólares para ayudar a granjeros perjudicados por la guerra comercial pues los productos agrícolas son un blanco fácil para China y otros países.

 

El miércoles funcionarios de China y Estados Unidos abrirán en Washington una reunión de dos días para discutir la pelea comercial.

 

– TLCAN reescrito –

Los esfuerzos para revisar el TLCAN, iniciados hace un año, parecen ser algo esperanzadores luego de que el Representante Comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, dijo que espera los primeros resultados para los próximos días.

 

El principal negociador de México, su ministro de Economía Ildefonso Guajardo, dijo que un entendimiento con Estados Unidos podría ser alcanzado a mediados de esta semana tras lo cual, Canadá se sumará a las negociaciones.

 

“Faltan todavía algunos temas que deben ser acordados”, entre ellos el pedido de Estados Unidos de detener el TLCAN cada cinco para actualizarlo, dijo Guajardo el viernes.