La Catedral Metropolitana festeja su fiesta patronal

Foto cuartoscuro

La Catedral Metropolitana festeja su fiesta patronal

  • La Prensa
  • en México

Por: Patricia Carrasco / GB

Ciuad de Méxocp.- Este miércoles 15 de agosto, la Catedral de México celebrará sus fiestas patronales, y será el cardenal Carlos Aguiar Retes, Arzobispo Primado, quien, junto con el Venerable Cabildo Metropolitano, presida los festejos con una Misa solemne a las 10:00 horas.

Además de las celebraciones religiosas, habrá dos conciertos con los monumentales órganos barrocos de la Catedral, los días 17 y 22 de agosto, a las 20:00 horas, en los que participará el prestigiado organista español Andrés Cea Galván, y además se darán las acostumbradas funciones de la obra de teatro Voces de Catedral.

Esta Catedral es visitada todos los días por cientos de fieles y turistas nacionales y extranjeros; es centro de peregrinaciones debido a que en su interior se veneran imágenes tan queridas como “El Cristo del Veneno”, “El Niño Cautivo” o el “Cristo de la salud”, y obras como el Altar de los Reyes y las pinturas de la Sacristía.

El Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México recordó que la Catedral de México está dedicada a la Virgen María en su advocación de la Asunción, y como este el templo se comenzó a construir en el siglo XVI, siguiendo los parámetros y costumbres españolas, tuvo una absoluta vocación mariana como se acostumbraba en aquellos años en la Península Ibérica.

Explicó que la principal imagen de la Virgen de la Asunción se encuentra esculpida en bajo relieve en la parte central de la fachada de la Catedral, por encima de la Puerta Santa o central. En su interior hay varias obras de arte, pinturas y esculturas, que recuerdan esta misma advocación.

La Arquidiócesis de México detalló que esta Catedral es la gran joya arquitectónica del barroco en América; iniciada y concluida bajo el dominio español, a lo largo de dos siglos –durante los reinados de Felipe II, Felipe III, Felipe IV y Carlos II.

Vio pasar a 17 arquitectos de renombre, siendo el primero Claudio de Arciniega, y el último Manuel Tolsá, quien en 1813 le dio los acabados con maestría, tarea no fácil de conciliar cuando en sus capillas y retablos se mesclan varios estilos, como el gótico, barroco, churrigueresco y neoclásico, y contiene obras de arte con firmas de grandes maestros, como los pintores Cristóbal de Villalpando, Juan Correa, Miguel Cabrera, Martín de Vos, incluso, de Bartolomé Esteban Murillo.

El Siame señaló que las catedrales españolas de Toledo, que es la Primada de España, y la de Sevilla, están dedicadas a la Virgen María; y las catedrales de Salamanca y Segovia también están consagradas a la Virgen de la Asunción, al igual que la Catedral de México. La consagración de este templo metropolitano fue confirmada repetidamente en años posteriores en distintos momentos de la construcción.

Gran parte de la historia de México, civil y religiosa va de la mano con la Catedral de México. Allí, en su actual Sacristía, estuvo el ayate de san Juan Diego durante la gran inundación que azotó a la ciudad; allí ocurrieron las coronaciones imperiales; estuvieron sepultados los héroes de la Independencia, y todavía yacen los restos mortales de personajes como Agustín de Iturbide o José Vasconcelos.

La fiesta patronal de la Catedral Metropolitana de México, celebrada desde siglos atrás, ha sido conservada celosamente por los integrantes del Venerable Cabildo Metropolitano, más allá de una simple tradición religiosa, porque además de la fe, aglutina historia, arte y cultura, concluyó la Arquidiócesis de México.