El “Mijis” de pandillero a Diputado

Foto: OEM

El “Mijis” de pandillero a Diputado

  • La Prensa
  • en México

La Prensa en Línea / El heraldo de Chihuahua

Ricardo Holguín

Pedro César Carrizales Becerra fue elegido diputado local por el estado de San Luis Potosí, lugar que lo vio nacer y ahora podrá legislar a favor de su comunidad, pues él no es un político o un representante de alguna asociación civil, sino todo lo contrario, es uno de los principales pandilleros que encabeza el grupo de “Los Chondos”.

Lo llaman como “el Mijis”, un apodo que adquirió como representación de algunas formas singulares de llamarse en aquella región como “mijo”, pero que a diferencia de Chihuahua, allá representa un tipo de albur, por lo que fue cambiando el nombre hasta llegar a su apodo por el cual lo conocen todos como “el Mijis”.

Tatuado, con antecedentes penales, ha probado las drogas y conoce las formas en que operan las pandillas en la calle; ha roto con todos los estereotipos que se establecen en la política, pues ahora dice estar rehabilitado y busca trabajar por el bien de la sociedad y de todo aquel sector que se excluye por falta de oportunidades.

Pedro César Carrizales, diputado electo, logró unirse al proyecto de Andrés Manuel López Obrador, del Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), quien lo abanderó para buscar la diputación local por San Luis Potosí, en busca de mejores condiciones sociales de aquella entidad del país.

En su gira de trabajo por Chihuahua, el diputado “Mijis” habló de manera exclusiva para El Heraldo de Chihuahua sobre sus inicios en los estudios, en la delincuencia y ahora en la política como diputado local, pues dice que las leyes y normas no están realizadas conforme a las necesidades de las personas.

Sin formalidades, vistiendo playeras sencillas y pantalones holgados, pero no estilo pandillero, Pedro Carrizales habló de la forma en que vivió gran parte de su vida, luego de tener una serie de eventos sociales en el estado de Chihuahua, donde asegura que los tatuajes que lleva en su cuerpo le recuerda quién es y de dónde proviene.

Lee también: Denuncia atentado “El Mijis

Explica que la falta de oportunidades y proyectos para los jóvenes ocasiona la forma de pandillas o grupos en las diversas colonias olvidadas por las autoridades, pues él fue un ejemplo vivo que cayó en las manos de aquellos grupos de barrio que se postraban en las esquinas a hacer maldades y perder el tiempo.

“El Mijis”, desde joven se introdujo al mundo de las pandillas de San Luis Potosí, en las que se hizo adicto a las drogas y al alcohol, además de que ha pisado la cárcel en varias ocasiones, como él mismo reconoce; tuvo altibajos en el mundo de las pandillas y en próximos días representará el voto de los ciudadanos.

“Perderle el miedo a las drogas fue lo que me marcó, porque mientras les tengas miedo no tienes la curiosidad por consumirlas, después al probar una facilita el consumo de ellas, y finalmente optas por probar más y más, hasta llegar el punto donde no sabes qué hiciste y por qué lo hiciste”, compartió el diputado por Morena en una de sus anécdotas de vida.

Al participar activamente por años en el grupos pandilleros de San Luis, encabezó varias riñas contra su principal grupo rival “Los Narcos”, quienes lo apuñalaron con armas blancas y hasta un machetazo le dieron en la cabeza, pues la disputa era tan grande que varios perdieron la vida a lo largo de los años.

Luego de llevar una vida tan ajetreada y llena de violencia, dice estar rehabilitado, porque veía que ese mundo sólo dejaba dos posibilidades para los también conocidos como “chavobanda”, que era la cárcel, la mejor opción entre las peores o la muerte, donde muchos de los pandilleros cayeron a manos de los contrarios.

Pedro Carrizales es el único casi en el país y quizás en el mundo donde dio un brinco de extremo a extremo, al pasar de la violencia, las drogas, las riñas, robos, a buscar una curul en el Congreso de San Luis, donde buscará ayudar a aquellos que menos tienen para poder evitar que caigan en los caminos equivocados.

Lee tambipen: Titular del Imjuve y “el mijis” suman esfuerzos a favor de la igualdad

De pandillero de “Los Chondos” a diputado

Originario del Barrio de Santiago, que fue el sector que lo vio crecer, cuenta con 39 años de edad y ya atravesó por atentados, drogas, riñas y hasta cinco intentos de suicidios que fueron algunas de las consecuencias que le dejó ser un “chavobanda” cuando era pandillero de los “Chondos o Cachondos”, como originalmente se conocía.

Su vida dio un giro inesperado al ser electo como diputado local por Morena, en el pasado proceso electoral, donde miles de personas confiaron en su palabra y en el proyecto de Andrés Manuel López Obrador, quien lo cobijó para buscar ganar las elecciones por el bien de su comunidad y el resto del estado.

Nació en 1979 a lado de sus dos padres, quienes siempre le dieron todo lo posible para salir adelante, pero tras dos rupturas sentimentales de sus padres, Pedro Carrizales comenzó a descuidar los estudios y a tener nuevas amistades que finalmente lo hicieron ser quien es.

Tras la ruptura de sus padres cambió de domicilio en San Luis Potosí, paso del Barrio de Santiago a Villa Alborada, donde su madre consiguió un empleo y vivienda para su familia, pero tras las largas jornadas de trabajo de su mamá, la ruptura de sus padres y la falta de amistades y compañeros en clases, lo hicieron entrar a una pandilla.

“Yo descuidé mis estudios, batallé para terminar la primaria, me pasaron por ser bueno en los deportes, pero tuve complicaciones de todo tipo, incluso cuando iba en camino a la escuela los pandilleros de la calle me golpeaban por ir fajado y siempre me molestaban, hasta que finalmente me uní a ellos”, explicó.

Refiere que en un inicio los pandilleros conocidos como “Los Cachondos” lo veían llegar uniformado y fajado, por lo que le decían niño “fresa” y lo golpeaban, pero después de tener un pleito con tres de los integrantes, lo invitaron a su grupo por tener lealtad al no denunciarlos y nunca rendirse.

De ahí inició su vida como pandillero, que después inició el consumo de las drogas, pues probó desde el cigarro hasta el cristal, pasando por la marihuana, los inhalantes como pegamento o thinner, hasta las “pastas” y la cocaína, que estuvo por años metido en ese mundo de las drogas seguido por la pandilla y la vagancia.

“El Mijis”, en su paso por las pandillas, tuvo decenas de riñas en las que participó y por las cuales tuvo decenas de marcas que le quedaron plasmadas en el rostro, manos, cabeza, pecho, piernas y otras partes más, pues hubo peleas tan extremas donde incluso le enterraron un machete en la cabeza.

Ha sido “enfierrado o picado” en varias ocasiones, en una de ellas perforaron un pulmón, y también fue baleado en diferentes ocasiones, al igual que su hijo, por lo que ha vivido la muerte tan cerca que estuvo a punto de fallecer en los enfrentamientos que encabezaba contra “Los Narcos” de San Luis Potosí.

Asegura que no ha dejado el mundo de las pandillas y las drogas, pues justamente en ese mundo es en el que desde hace más de una década trabaja para defender los derechos de los jóvenes y el combate a las adicciones, desde diferentes trincheras que ahora podrá aprovechar desde un radio de acción más fuerte.

A casi 15 años de trabajar a favor de los jóvenes y la recuperación de los espacios por el Movimiento Popular Juvenil, que después el partido Morena lo invita a ser el candidato a diputado local, por lo cual decidió acceder, no para ser algo más que por los demás, ni ser el mártir de los pandilleros, sino para buscar mejores condiciones para todo el sector y quienes menos tienen.

“No quiero ser mártir, cada chavo que ayudo es tranquilidad para una madrecita”

“No quiero ser un mártir o político, lo que quiero es ayudar para dar una tranquilidad a todas las madrecitas de los jóvenes, ya que yo no lo pude hacer con mi mamá”, dice el diputado electo, tras los intereses que lo posicionaron en la función pública y tras la polémica que ocasionó al lanzarse como tal.

Opina que deberá dignificar la imagen de los políticos, los cuales en su mayoría refiere están señalados por actos de corrupción, pero que en su caso nunca robaría porque ya no tiene esa necesidad que sufría cuando era niño que no tenía nada y que sólo de manera delincuencial era como podría cubrir sus necesidades.

“La gente está acostumbrada a ver a los políticos trajeados, bien portados y yo vine a terminar con esos estereotipos, porque la banda me pide que no pierda el piso, tengo que dignificar la política, pero llevar la voz de mi gente, la política es noble cuando se utiliza para servir, que vean que el pueblo tiene buenas decisiones a través de nosotros”, explicó.

Por su aspecto “malandro” y su procedencia de las calles, más de uno ha pensado o piensa que “el Mijis” utilizará su tiempo y su poder para poder robar desde el Gobierno, a lo que él reitera que sólo dedicará el tiempo para trabajar para lo que verdaderamente se necesita y no para atender a una clase política como actualmente se realiza.

Dice que sus 15 años de activismo con jóvenes ha tenido varias ofertas millonarias, en una de ellas le pidieron su asociación para entregarle 54 millones de pesos para justificar un impuesto, y que de ahí le regalarían 17 millones de pesos, a lo que él se negó por los intereses ilegales a los que se enfrentaría.

Ha dado un total de 48 viviendas a personas de escasos recursos, le ofreció un millón y medio de pesos una constructora por dejar las viviendas, a lo que también se negó, “trabajando gano 40 mil pesos al mes, tengo trabajos en varios estados, a veces los proyectos cuajan; compro casa, como soy albañil las arreglo, tengo una casota muy grandota donde estaban 30 chavos viviendo, pero la empresa que me apoyó cerró y se terminó el proyecto”.

Quiere seguir trabajando por los “chavos banda”, que es su principal sueño, porque no existe en el país gente que los vea en cualquier parte sin que se le vea mal, sin que se les discrimine, simplemente por su aspecto, por lo que quiere abrir oportunidades de vida para constituir una verdadera cultura de paz.

“No somos lo que nos pasa, sino lo que decidimos ser, porque vivamos en pobreza, no vamos a dar lástima, a partir de que tomo buenas decisiones concreté un movimiento nacional, me han ofrecido propuestas, he apoyado a más de cinco mil chavos y cuatro mil indirectamente; busquen su sueño, lo que los llene, no se dejen caer por las circunstancias de la vida”, pidió a los jóvenes.

Dijo que ahora sus hijos lo miran a los ojos con orgullo, después de que lo desprestigiaban cuando lo encontraron con el aluminio en la boca (drogándose).

-Iniciativas con impacto social para una verdadera reinserción:

Dice que desde hace varios meses ha planeado una serie de proyectos para cuando llegue a tomar posesión como diputado local de San Luis Potosí, los cuales serán enfocados a la recuperación de espacios públicos, desarrollo social y a lo que llama “una verdadera reinserción social para los internos de los penales”.

Entre las iniciativas que ha empezado a trabajar están relacionadas con la reinserción social de los penales, pues a su parecer y a través de su experiencia como la de sus compañeros de pandilla, al salir de la cárcel no tienen ningún tipo de oportunidad o forma de salir adelante más que seguir en la mala vida.

“Buscaremos que los internos puedan trabajar y tengan prestaciones desde los penales, para que cuando salgan tengan un lugar a dónde llegar o una propiedad y no como ahorita que le quitan sus credenciales y no pueden encontrar empleo y entonces es cuando se dedican a la maldad”, indica “el Mijis”.

Dice que también se buscará eliminar los antecedentes penales para los jóvenes que realicen delitos menores, pues explica que al terminar con el pago de la reparación del daño a la sociedad, es casi imposible encontrar una oportunidad de trabajo para salir adelante y es cuando deciden regresar al mismo estilo de vida.

“Hay que darles oportunidades, no pedimos impunidad, sino una oportunidad, muchas veces no preguntan qué es lo que quieren los jóvenes o qué es lo que necesitan las colonias, sólo van y hacen algo que no beneficia en nada, las decisiones tienen que ser mediante investigación de campo, porque después no la usa nadie y no hay pertenencia de ninguna parte”, explicó.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem

TE PUEDE INTERESAR 

“Tengo muchos cargos de conciencia, no quiero otro”: René Bejarano

Foto: Cuartoscuro