Como prioridad por el próximo gobierno: ONU-DH

Combate a la desaparición de personas debe ser atendido

  • La Prensa
  • en México

Por: Genoveva Ortiz / GB

Ciudad de México.- El representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab pidió al próximo gobierno que combata la desaparición de personas como una prioridad.

Al participar en la presentación del libro “El movimiento por nuestros desaparecidos en México y su camino hacia la incidencia legislativa”, en el Senado de la República, Jan Jarab resaltó que se deben investigar todas las desapariciones, desde la denominada guerra sucia hasta las más recientes.

Señaló que la implementación efectiva de la ley debe ser la principal dirección del nuevo gobierno para poner fin a las desapariciones en México, llevar ante la justicia a los perpetradores y adoptar medidas de no repetición.

Jan Jarab reconoció el proceso de adopción de la ley sobre desapariciones en México, pero advirtió que no se deben sobredimensionar sus efectos, ya que su implementación se ha hecho de espaldas a las familias y de la sociedad civil.

Indicó, en este sentido, que es necesario adoptar un plan de implementación que ordene la instrumentación de la ley, incluya a las familias y dote de recursos suficientes para su aplicación.

El representante de la ONU-DH resaltó que, más allá de la federación, los estados y municipios deben reconocer el problema, abrir espacios de participación para las familias y combatir la desaparición de personas con la urgencia que supone.

Por su parte, la senadora Angélica de la Peña Gómez, indicó que la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas hay que exigirla judicialmente, porque el Gobierno actual ha detenido la conformación de sus herramientas.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República señaló que el Consejo Nacional Ciudadano establecido en la Ley -integrado por familiares, especialistas y representantes de organizaciones civiles- debe ejercer su función y exigir que ésta se aplique; además de estar atentos a las decisiones en la materia que tome la siguiente Administración Federal.

Cristina Díaz Salazar, senadora con licencia, dijo que no se puede hablar de una sociedad democrática si no están insertados en ella los derechos humanos; y la desaparición forzada ha crecido “como nunca antes en la historia”, lo que vulnera la dignidad, libertad y la seguridad de los mexicanos.

Refirió que se debe luchar por que se respeten los derechos de las víctimas, y que el contenido del libro ayudará a cumplir los fines de la Ley: prevenir, sancionar y erradicar la desaparición forzada en México.