En SLP empresas rechazan a personas con VIH

Foto: Ilustrativa

En SLP empresas rechazan a personas con VIH

  • La Prensa
  • en México

Por Mayra Tristán

Empresas de San Luis Potosí ejercen discriminación hacia personas con VIH, denunció Andrés Costilla Castro, presidente de la asociación Amigos Potosinos en Lucha Contra el SIDA.

El activista denunció que a pesar de tratarse de una práctica discriminatoria, hay empresas que solicitan a sus trabajadores o buscadores de empleo, que se realicen la prueba de VIH, y cuando resulta positiva, se les niega el trabajo o son despedidos.

“Lo que hacen las empresas es hacer las pruebas, una vez que hacen las pruebas y sale reactivo les dicen: no pasas, después les entregan los resultados; algunas empresas sí entregan los resultados a las personas, otras empresas simplemente dicen: no pasaste”, reprochó.

Destacó que esta es una práctica violatoria de los derechos humanos, puesto que constituye un acto de discriminación, y va en contra de la Norma Oficial Mexicana NOM-010-SSA2-2010, Para la prevención y el control del VIH.

Manifestó que a lo largo de este año, la asociación ha tenido conocimiento de cinco casos de discriminación hacia personas con VIH, algunos de los cuales llegaron a quejas ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y otros ante la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas (CEEAV).

En el caso de esta última, lamentó que “desafortunadamente la ley para atención a víctimas solo considera víctimas a ciertas personas con tales características, pero las personas con VIH en un acto de discriminación están siendo víctimas de un delito”.

Costilla Castro mencionó que los actos de discriminación a portadores del VIH, se han dado en empresas de la Zona Industrial, pero también en tiendas departamentales, incluso en uno de ellos se generó la demanda formal contra la tienda hace dos años y medio y al parecer ya se ganó la demanda llevada por la Clínica de Litigio Estratégico del posgrado en Derechos Humanos de la Facultad de Derecho.

Explicó que en este caso, “la empresa a partir de que le mandó hacer los exámenes, el trabajador empezó a recibir hostigamiento, discriminación, hasta que se le rescindió su contrato”, por lo que al ganar la demanda, la tienda departamental tendrá que indemnizar a la víctima.