Aumentó 126% el robo a transporte: Senado-PRI

  • Prensa OEM
  • en México

Patricia Carrasco
El robo al autotransporte en las carreteras aumenta de manera alarmante, registrándose en 2017 un incremento de 126 por ciento, que lo ubicó como el año con más asaltos a transportistas, alertaron senadores del PRI.
Esto representó cuatro mil 030 siniestros al autotransporte de carga, mientras que en 2016 se suscitaron mil 773. En los primeros cuatro meses de este año, abundaron, fueron abiertas 3 mil 895 carpetas de investigación, casi 4% más que en el mismo periodo de 2017 cuando se registraron 3 mil 666 indagatorias, según cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
“El 94% de estas denuncias se concentran en nueve entidades: Estado de México, Puebla, Michoacán, Jalisco, Tlaxcala, Morelos, Puebla, Nuevo León y Querétaro. Pero hay cifra negra. Veracruz suma 15 averiguaciones previas por robo a transportes en los primeros cuatro meses de 2018”, señalaron.
Ante esta situación, y dado que, en México el autotransporte federal participa con el 5.9% del Producto Interno Bruto (PIB) y genera alrededor de 2 millones de empleos directos, los senadores del Revolucionario Institucional demandaron a la Secretaría de Gobernación y a los gobiernos de los estados que fortalezcan los operativos de seguridad pública en la red carretera estatal, a fin de prevenir el asalto a transportistas, las extorsiones carreteras y el robo de unidades.
Los legisladores del PRI resaltaron que según especialistas en la materia, los principales temas para lograr una mayor eficiencia logística en la economía nacional son infraestructura y seguridad. Los robos al transporte federal generan una disminución de entre 20 y 30% en competitividad, debido a los costos adicionales secundarios que genera esta actividad delincuencial.
“Es de vital importancia el conocer el tamaño de este delito, con objeto de contar con un diagnóstico eficiente, por lo que se vuelve necesario que esta nueva estrategia se incluya el actualizar permanentemente el diagnóstico sobre la incidencia de robo al autotransporte de carga y pasajeros, así como la de la siniestralidad en las carreteras.
Fortalecer la participación de las empresas transportistas en la cultura de la prevención; promover la cultura de la denuncia; establecer los mecanismos que faciliten el registro y el seguimiento de los eventos de robo y determinar indicadores para evaluar los resultados de los dispositivos policiales y las acciones de prevención”, aseveraron.