Respecto a las que no son hablantes de dialectos indígenas

Mujeres indígenas tienen doble posibilidad de morir por enfermedades prevenibles

  • La Prensa
  • en México

Por: Arturo R. Pansza

Ciudad de México.- De acuerdo a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), las mujeres indígenas presentan el doble de posibilidades de morir por enfermedades prevenibles, respecto a las que no son hablantes de dialectos indígenas.

Con motivo de ello, la diputada federal de la bancada de Nueva Alianza, Karina Sánchez Ruíz, urgió a impulsar la promoción de programas de detección de cáncer de mama en los grupos indígenas, bajo una actitud de respeto a la cosmovisión de los mismos y en apego a sus dialectos.

Refirió que el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONEVAL), señala que los integrantes de los pueblos indígenas en el país, enfrentan obstáculos en materia de acceso a la educación, factor que limita sus capacidades y herramientas para desarrollarse plenamente en sociedad, en particular para acceder a servicios de salud.

En su calidad de secretaria de la Comisión de Asuntos Indígenas de la Cámara de Diputados y en aras de facilitar una inclusión social, exhortó a las autoridades federales a realizar jornadas de detección de cáncer de mamá y orientación médica, y que estos servicios se ofrezcan en las 20 lenguas indígenas de las etnias con mayor población.

La legisladora detalló que barreras culturales y lingüísticas son obstáculos a los cuales se enfrenta este grupo, motivo por el cual se deben realizar labores de detección bajo una perspectiva de sensibilización intercultural, que tenga como fin la detección oportuna de cáncer, el cual según la Secretaria de Salud (Ssa), es la principal causa de muerte en la población femenina del país.

Mencionó que resulta prioritario que las Unidades Médicas Móviles se acerquen a los diversos pueblos originarios que se encuentran en zonas remotas del territorio, y albergan a 6 millones 146 mil 479 mujeres, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Sánchez Ruiz acotó que el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), precisa que las mujeres indígenas constituyen uno de los sectores de la población con mayor rezago en materia de salud, debido a que en este grupo converge una triple discriminación: por condición étnica, de género y de clase.

Expuso que para evitar dicho padecimiento, aparte de la detección temprana de signos anormales que involucran el autocuidado, resulta necesario seguir acercando información eficaz de prevención de la metástasis, como es el realizar de treinta minutos a una hora de actividad física diaria, y alimentar a los bebés recién nacidos vía lactancia materna.

Dejó en claro que las mujeres mexicanas tienen derecho a estos servicios, así como la procuración de hábitos saludables para la prevención de enfermedades, y que las barreras culturales y lingüísticas, no deben ser factores que les impidan conocer la manera de prevenir el cáncer de pecho.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem