..
Muere en el vientre materno

Foto ilustrativa

Muere en el vientre materno

  • La Prensa
  • en México

Por: Genoveva Ortiz

Ciudad de México.- El IMSS informó la separación de sus cargos, de forma temporal, de cuatro médicos del Hospital de Gineco-Obstetricia número 3 del Centro Médico Nacional La Raza, en el marco de la investigación que se sigue por la muerte de un neonato en el vientre materno ocurrida el pasado 2 de mayo.

El personal médico destituido de sus cargos son: el director médico; el coordinador médico del turno nocturno; el jefe de la División de Obstetricia y la Jefa del Departamento Clínico de Perinatología, de la citada de la Unidad Médica de Alta Especialidad.

A través de un mensaje emitido ante medios de comunicación, Efraín Arizmendi Uribe, titular de la Coordinación de Unidades Médicas de Alta Especialidad del IMSS informó lo anterior y lamentó a nombre del Instituto el hecho ocurrido.

Aseguró que el Seguro Social continuará con las investigaciones para esclarecer lo sucedido y agregó que por instrucciones del director general del IMSS, Tuffic Miguel, se integró un equipo multidisciplinario de médicos expertos, independientes a la unidad médica señalada, quienes realizaron un “análisis exhaustivo del expediente clínico de la paciente”.

Tras el caso dado a conocer en diversos medios de comunicación, de una mujer que acudió a dar a luz al citado nosocomio y, pese a permanecer varios días internada, el bebé murió en su vientre.

Al dar el mensaje ante medios de comunicación, donde no se aceptaron preguntas, Arizmendi Uribe precisó que el pasado 28 de abril, aproximadamente a las 22:00 horas, se internó a una paciente con embarazo de alto riesgo, con 35.5 semanas de gestación y amenaza de parto prematuro, pues presentaba contracciones uterinas irregulares.

El primero de mayo a las 23:00 horas “se detectó ruptura espontánea de la fuente y el 2 de mayo a las 06:00 horas se decidió la inducción de parto por vía natural, ya que se contaba con “elementos de bienestar fetal y acorde a los protocolos médicos establecidos. Ante la falta de progresión del trabajo de parto, se indicó cesárea y en espera de la misma, se detectó ausencia de frecuencia cardiaca fetal”.

El funcionario destacó que además de la investigación que realiza el IMSS, el Órgano Interno de Control del instituto, el cual depende de la Secretaría de la Función Pública, realiza su propia investigación para deslindar responsabilidades administrativas, la cual, aseguró, el IMSS “cooperará ampliamente”.

Agregó que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos inició de oficio una investigación sobre el caso, por lo que el IMSS ha puesto a su disposición la información que requiera.

Finalmente, indicó que el IMSS mantiene comunicación con la familia y reiteró su compromiso de esclarecer los hechos hasta sus últimas consecuencias, los cuales se informarán a la opinión pública, una vez que concluya la investigación.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem