La SCJN analiza desacato del Congreso de Guerrero para reinstalar a alcalde con licencia de Chilpancingo

  • Prensa OEM
  • en México

Noel F. Alvarado

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) analizan el desacato en que incurrió el Congreso de Guerrero, quien desatendió una orden del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación al no reinstalar en su cargo al alcalde con licencia de Chilpancinco, Marco Antonio Leyva Mena.

Desde el pasado 27 de febrero la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó al Congreso local reinstalar al alcalde en su cargo; el 26 de abril, el tribunal federal reiteró al Poder Legislativo de Guerrero que debe cumplir con la sentencia, sin embargo no se cumplió.

Marco Antonio Leyva Mena explicó que el TEPJF dio cinco días para que se acate su orden, pero el tema no ha sido agendado en el Congreso para su discusión. Ante ello, anunció que llevará el asunto a la SCJN y a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Además, dio a conocer que demandará penalmente a Alfonso Damián Peralta, titular de la auditoría del estado porque ha incurrido en faltas graves e imputaciones pese a que no se han concluido las auditorías y revisiones de la cuenta pública local.

Indicó que no ha entregado la cuenta pública, porque desde el 16 de octubre de 2017 que solicitó licencia debido a un problema con la recolección de basura en Chilpancingo, conflicto que se ha solucionado; sin embargo el Congreso se extralimitó en funciones y por consigna política del gobernador Héctor Astudillo, no quiere cumplir con la ley.

Marco Antonio Leyva Mena aseguró que este caso debe ser de conocimiento de la Federación, de los candidatos a la presidencia y del Ejecutivo para que se respete la constitucionalidad y Guerrero no se convierta en otro caso de recomendación internacional por desacato a las leyes y a los derechos humanos.

El funcionario local hizo un llamado al gobernador de Guerrero, Cesar Astudillo, para que “saque las manos de este proceso”, y él pueda volver al cargo para que fue electo desde 2015, ya que aseguró, Astudillo está frenando su reinstalación por una venganza política derivada de diferendos en la gobernabilidad en el estado.