Autoridades sanitarias de México deben estar alertas ante la entrada de este producto a nuestro país

“IQOS, nuevo producto de Philip Morris también daña la salud”: FDA

  • La Prensa
  • en México

Por: Genoveva Ortiz

Ciudad de México.- Tras el rechazo de la FDA a los denominados iQOS (parecido a un cigarro electrónico), las autoridades sanitarias de México deben estar alertas ante la entrada de este producto a nuestro país, cuyo principal objetivo es atraer a nuevos consumidores, principalmente, adolescentes, niñas y niños.

Así lo señaló Erick Antonio Ochoa, Director de Políticas en Salud Pública de la Fundación Interamericana del Corazón México (FIC México), que es una organización dedicada a la lucha por el control del tabaco, quien informó que la FDA rechazó la solicitud de registro al consideró que el iQOS no es un producto de riesgo reducido, como argumenta la industria tabacalera.

En días recientes, la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) de Estados Unidos de América, instancia de gobierno responsable de regular alimentos, medicamentos, cosméticos, aparatos médicos, productos biológicos y derivados sanguíneos, negó la solicitud de Philip Morris International (PMI) para que fuera aprobado el iQOS como producto de “riesgo reducido”.

Los integrantes de la FDA votaron en contra de la afirmación de PMI en el sentido de que su nuevo producto, parecido a un cigarro electrónico, provoque menos enfermedades relacionadas con el tabaco, ya que no es de riesgo reducido, ni contribuye a que los fumadores dejen fumar, al contrario, agregaron, podría atraer a nuevos fumadores, especialmente a adolescentes, niñas y niños.

Al respecto, Erick Antonio Ochoa, director de Políticas en Salud Pública de la Fundación Interamericana del Corazón México (FIC México), señaló que la decisión de la FDA debe sentar un precedente para México, para que todas las instituciones de salud del país estén alertas ante la entrada de este producto.

Los iQOS son un producto que forman parte de una estrategia más de la industria tabacalera para atraer a nuevos consumidores, principalmente adolescentes, niñas y niños, alertó Erick Antonio Ochoa.

El especialista advirtió que de acuerdo a un estudio publicado por el Centro de Control del Tabaco, Investigación y Educación de la Universidad de San Francisco, California, el iQOS crea riesgos de inmunosupresión y toxicidad pulmonar.

Por tal motivo, concluye, “… no es un producto que provoque menor daño como lo afirma la industria tabacalera, al contrario, el iQOS es un mecanismo de la industria para engañar a los consumidores” recalcó Erick Antonio.

Actualmente, sigue abierta una solicitud de PMI para vender el iQOS en Estado Unidos. Sin embargo, de aprobarse esta petición, no se vendería como producto menos riesgoso, concluyó.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem