Los expertos advierten que hay ciertas decisiones en el estilo de vida que pueden cambiar

Consejos para prevenir el cáncer

  • La Prensa
  • en México

Por: Genoveva Ortiz

Ciudad de México.- Lo que hoy se conoce sobre la prevención del cáncer aún está en evolución. Sin embargo, los expertos advierten que hay ciertas decisiones en el estilo de vida que pueden cambiar las probabilidades de padecer o no cáncer.

La primera recomendación mundialmente aceptada es no fumar. Estudios del Instituto Nacional de Cancerología (INCan) advierten que este nocivo hábito está relacionado con hasta el 60% de los problemas oncológicos pulmonares, mientras que otro 30% tiene que ver con el uso de leña en los hogares, práctica todavía muy frecuente en comunidades apartadas.

Los especialistas alertan que utilizar cualquier tipo de tabaco representa un en riesgo de un encuentro con el cáncer, ya que fumar se ha vinculado con varios tipos de cáncer, incluyendo cáncer de pulmón, boca, garganta, laringe, páncreas, vejiga, cuello uterino y riñón.

Masticar tabaco se relaciona con el cáncer de la cavidad oral y de páncreas. “Incluso si no consumes tabaco, la exposición al humo como fumador pasivo puede incrementar tu riesgo a padecer cáncer de pulmón”, alertaron.

La segunda recomendación que hacen los especialistas tiene que ver con una dieta saludable, es decir, preferir más los alimentos naturales a los procesados. En este tema el INCan advierte que el 70% de los cánceres se vinculan con malos hábitos alimenticios.

Al respecto, en una conferencia de prensa reciente, los nutriólogos Sophia Martínez, Enrique Cooss y Astrid Ruiz, del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, alertaron que una dieta alta en grasas o comida rápida se asocia con el riesgo de cáncer de colon.

Señalaron que el consumo prolongado (por años) de productos tostados o quemados, por ejemplo, tortillas quemadas se relaciona con el riesgo de desarrollar cáncer gástrico.

Los nutriólogos señalaron que estos son factores de riesgo que se van sumando a otros muchos factores de tipo ambiental, genética y estilo de vida, como es la actividad física y el consumo de alcohol y tabaco.

Si se elige beber alcohol, es conveniente hacerlo con moderación por el riesgo que tiene con el desarrollo de varios tipos de cáncer — incluyendo cáncer de mama, colon, pulmón, riñón e hígado — que se incrementa con la cantidad de alcohol que se bebe y el tiempo que se ha estado haciendo.

Por eso, la tercera recomendación que hacen los expertos tiene que ver con mantener un peso saludable y realizar actividad física, ya que estudios recientes alertan que la obesidad y el sobrepeso también pueden influir en el desarrollo de ciertos tipos de cáncer.

También cuenta la actividad física. Además de ayudarte a controlar tu peso, la actividad física en sí misma puede reducir el riesgo de cáncer de mama y de colon.

Los adultos que participan en cualquier cantidad de actividad física tienen algunos beneficios en su salud. Sin embargo, para tener beneficios sustanciales de salud debes esforzarte por lograr al menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada por semana o 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa por semana.

También es conveniente hacer una combinación de actividad moderada y vigorosa. Como objetivo general, incluye por lo menos 30 minutos de actividad física en la rutina diaria — y si se puede hacer más, será mejor.

Para evita la obesidad es conveniente come más liviano y más magro al elegir alimentos con menos calorías, que incluyen azúcares refinados y grasas de origen animal y basar la dieta en frutas, vegetales, frijol y granos integrales.

Mantener un peso saludable puede reducir el riesgo de varios tipos de cáncer, incluyendo cáncer de mama, próstata, pulmón, colon y riñón.

La cuarta recomendación tiene que ver con la protección de los rayos solares que están estrechamente relacionados con los 13 mil nuevos casos de cáncer de piel que cada año se registran en México.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem