Diputado dejan curules para buscar cargos en elección

  • La Prensa
  • en México

Arturo R. Pansza

En la última sesión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, 19 diputados y tres senadores, la mayoría de ellos del PRI, solicitaron licencia a sus cargos, en la búsqueda de otros cargos de elección popular.

            Priístas como el hasta ayer presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín; el ex coordinador de los del Revolucionario Institucional, César Camacho Quiroz y la diputada Sylvana Beltrones Sánchez, irán por un escaño al Senado de la República.

            También solicitaron licencia para ya no tener una representación en San Lázaro y en la bancada del PRI, Antonio Amaro Cancino, Bernardino Antelo Esper, Carolina Monroy del Mazo, Georgina Trujillo Zentella, Elvia Graciela Palomares Ramírez, Jasmine María Bugarín Rodríguez, Maricela Serrano Hernández, María del Rocío Rebollo Mendoza, Sandra Méndez Hernández, Telésforo García Carreón y Yahleel Abdala Carmona.

            Por el PAN están Jisela Paes Martínez, Angélica Moya Marín y Pedro Garza Treviño; en tanto que, por el PRD, Waldo Fernández González y del PVEM, Daniela de los Santos Torres.

            En tanto solicitaron licencia las senadoras Lilia Guadalupe Merodio Reza y Anabel Acosta Islas, así como el senador Ricardo Urzúa Rivera, los tres del PRI.

            Durante la primera sesión ordinaria del periodo, el pleno de San Lázaro concedió licencia para separase de sus funciones a las diputadas del PRI Yarith Tannos Cruz, Edith Villa Trujillo y Azul Etcheverry Aranda.

            El ex presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín, en referencia a la salida masiva de legisladores y que se prevé continúe en las próximas semanas, dijo que aun cuando se queda el término de la legislatura con diputados suplentes, dado que la mayoría se van en busca de algún puesto de elección popular en este proceso 2018, el trabajo en san Lázaro continúa.

            Refirió que, en una evaluación rápida la actual LXIII Legislatura tuvo un trabajo de calidad y próspero dado las leyes que emanaron de la misma.

            No obstante, reconoció que quedan pendientes legislativos como es la asignación del fiscal anticorrupción, auditor superior de la federación, ley de asociaciones religiosas y consulta popular; las mismas que, a pesar de estar en la congeladora se tienen que analizar y aprobar.

            Durante la sesión de ayer, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó también, por 284 votos a favor, 33 abstenciones y cero en contra, la designación del diputado Edgar Romo García como presidente de la mesa directiva, a partir del 1 de febrero de 2018 y hasta la conclusión del tercer año de ejercicio de la LXIII Legislatura.

            El legislador se pronunció a favor de un debate abierto e incluyente donde todas las voces sean escuchadas, y porque siempre estén por encima los intereses de México y de los mexicanos, a través de la imparcialidad, respeto, cordialidad, apertura y apego a la normatividad, para garantizar la estabilidad y el buen desarrollo en el proceso legislativo.

            “No desviemos la atención de nuestra función por cuestiones ajenas al actuar parlamentario. Debemos privilegiar el interés superior de la nación y asumir esa responsabilidad para con nuestros representados”, exhortó.

            Romo García expresó su deseo de que en la más alta tribuna del país imperen la propuesta, la buena voluntad y el consenso a favor de México.