Entrarán a la “lista negra” números telefónicos de mal uso

Foto: Especial

Entrarán a la “lista negra” números telefónicos de mal uso

  • La Prensa
  • en México

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Por Emanuel Landeros

San Luis Potosí (OEM).— Las llamadas falsas a los servicios de emergencia pueden configurarse como un delito que ya está tipificado, y su sanción va de un año a 4 años de prisión.

Así lo dio a conocer el titular del C4, Ricardo Galindo Ceballos, quien anunció que al detectar un constante mal uso de un teléfono, el número entrará a una “lista negra” de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.

El funcionario estatal explicó que cuando alguien llame insistentemente se le va a mandar una grabación, en la cual indica que está ese número está registrado como de mal uso, sin embargo, aclaró, al final de la grabación te dicen que si tienes una emergencia de verdad presiones el uno y te reenvían aunque ya esté clasificado.

Lo anterior derivado del gran número de llamadas en las que a veces simplemente llaman y cuelgan “pero en ese llamar y colgar, si son 200 ó 300 llamadas nos quitan mucho tiempo”.

Reconoció que en ocasiones estas llamadas falsas son hechas por niños, y cuando los padres tienen una emergencia su número ya fue mal utilizado “y es que con cinco malos intentos vamos a mandar esa grabación, cuando haya más entrará a otra donde viene ya la tipificación del delito y cuando sea más recurrente se procederá a la investigación”.

De igual manera explicó el uso que se le debe dar al 911, “es cuando se requiere apoyo para una verdadera emergencia, hasta el momento tenemos un alto porcentaje, no solo aquí sino a nivel nacional, del mal uso del sistema de emergencias, desde llamadas para pedir información de un número de teléfono, de alguna dependencia, o cualquier otro tipo, incluso de pizzas nos han pedido teléfono”.

Finalmente, Ricardo Galindo reiteró que en ese tiempo se puede estar solicitando una emergencia real, “podemos no estar atendiendo una persona que realmente lo necesita, hay mucho tiempo que desperdiciamos en atención de llamadas falsas”, concluyó.