Rosca de Reyes, pan de dulce que reúne a los mexicanos

Foto: Ilustrativa

Rosca de Reyes, pan de dulce que reúne a los mexicanos

  • La Prensa
  • en México

Puebla, (Notimex).- En la última festividad del “Maratón Guadalupe-Reyes”, en cada una de las familias mexicanas, centros de trabajo y escuelas, los mexicanos se reúnen para compartir y degustar de la tradicional Rosca de Reyes.

Este pan es de dulce, tiene la forma de una corona y tuvo su origen en Europa. Hoy, se comparte con amigos y familiares junto con una taza de chocolate caliente.

Paul Eduardo Escamilla, chef de Educación Continúa con especialidad en Panadería en el Instituto Culinario de México (ICUM), en entrevista con Notimex compartió la receta para elaborar este pan, que bien puede preparase en casa para la familia o para su venta.

Explicó que cada vez los consumidores demandan variedad en este pan tradicional de enero, propio para celebrar la Epifanía del Niño Jesús, por lo que hoy en panaderías y tiendas departamentales se puede adquirir en una gran variedad de sabores.

Rosca de Reyes tradicional, gourmet y rellena se encuentra en tamaños chico, mediano y grande. La variedad de los precios depende del tamaño de la misma, del tipo de ingrediente que lleve, si está rellena o no, y del lugar donde se compre.

El chef Escamilla también mencionó que en un principio las Roscas de Reyes no tenían oculto un muñeco como ahora se conoce, sino que mantenían ocultas dos o tres habas o semillas, en promedio. Hoy, algunos panaderos llegan a esconder muñecos de plástico, cerámica y hasta porcelana pintada a colores.

A través del curso Roscas Gourmet del ICUM, el chef Escamilla enseñó a elaborar la rosca tradicional que va adornada con ate de guayaba, ate de membrillo e higos; en tanto que los panes gourmet fueron de chocolate amargo relleno con queso crema; otra de frutos rojos rellena de una compota de fresa y zarzamora, y una más de avellana rellena de nutela.

A decir del especialista, la Rosca de Reyes es un producto rentable ya que se vende por sí solo y la inversión dependerá del tipo de ingredientes que desee incluir; tan sólo con 250 gramos de harina se podrá obtener una rosca de tamaño mediana.

“Manos a la masa”. Para hacer una rosca se necesita formar un volcán con los 250 gramos de harina, en el centro se colocan dos gramos de sal, tres gramos de levadura, un poco de leche, un huevo entero, 60 gramos de azúcar, 60 gramos de mantequilla y agua la necesaria.

Poco a poco se integran todos los elementos, junto con un poco de vainilla líquida hasta formar una masa suave que, al darle forma de bola, se deja en reposo por un periodo de dos horas aproximadamente.

Pasado el tiempo, la masa habrá duplicado su tamaño gracias a la levadura, por lo que se trabaja la masa y se le da forma de rosca que se colocará sobre una charola para hornear. De manera previa, antes de adornarla se barniza con huevo batido, se colocan de forma ordenada y simétrica los higos, tiras de ate de guayaba y membrillo, así como cerezas.

Se mete al horno precalentado y se deja por espacio de 40 minutos en promedio a 180 grados de temperatura.

Una vez que ya está lista se saca del horno y se deja enfriar a temperatura ambiente. Se coloca en una charola o caja de cartón y está lista para probarla o venderla.

También, tal como lo marca la tradición, quienes logren encontrar un muñeco en la rosca deberán sentirse afortunados porque ello significa que a lo largo del nuevo año recibirá muchas bendiciones, por eso su compromiso será comprar los tamales el próximo 2 de febrero, Día de la Candelaria, y compartirlos con la familia y amigos.