Se requiere a militar en calles, seguridad humana

  • La Prensa
  • en México

 

Arturo R. Pansza

Para fortalecer la prevención de la violencia y la delincuencia, es preciso que todos los niveles de gobierno participen activamente en erradicar la corrupción e impunidad, dejó en claro el director de Seguridad Humana e integrante ciudadano del Consejo Nacional de Seguridad Pública, Mario Arroyo, quien estimó que la Ley de Seguridad es necesaria para las operaciones de las fuerzas federales, además de que aceptó se requiere la presencia de soldados en zonas urbanas.

Durante la XLIII sesión de dicho consejo, marco en el que el representante deObservatorio Nacional Ciudadano, Francisco Rivas, entregó al Presidente Enrique Peña Nieto una carta en la que urgió vetar la Ley de Seguridad Interior, tras considerar que es un modelo ajeno a la seguridad ciudadana, Mario Arroyo, especialista en política criminológica, dijo que es preciso contar con las Fuerzas Armadas para combatir a la delincuencia organizada.

Y declaró: “para mí es una discusión falsa la frase de que el Ejército salga de las calles, necesitamos al Ejército en las calles, en las montañas, en el espacio aéreo, en el espacio marítimo; necesitamos a las fuerzas federales porque estamos perdiendo la nación, es fundamental apoyar la Ley de Seguridad Interior con contrapesos con regulación democrática”.

También aseveró que “será cada uno de los actores responsables de su promulgación elevar una controversia constitucional o una definición judicial, que cada quien asuma su responsabilidad, lo que no podemos regatear es que son mecanismos que nos hemos dado mediante un sistema democrático que debemos fortalecer”.

Pidió a gobernadores y presidentes municipales a no despilfarrar en materia de seguridad e invertir de manera inteligente el dinero destinado a ese rubro.

También se refirió a diversos requisitos para contar con un análisis de riesgo conlas características de cada entidad, a la vez que se pronunció por respetar las garantías individuales porque, sin eso, “no hay viabilidad de México como nación”.

Destacó la participación ética de los gobiernos estatales y municipales, para enfrentar la principal demanda de los ciudadanos: la seguridad. “Los gobernadores son los primeros responsables de garantizar la seguridad de sus ciudadanos; y la sociedad debe ser vigilante y propositiva”, para coadyuvar a generar nuevos modelos de conocimiento que mejoren las políticas y programas de seguridad, indicó.