Hasta 4 millones de mexicanos podrían ser afectados por la depresión invernal

Foto especial

Hasta 4 millones de mexicanos podrían ser afectados por la depresión invernal

  • La Prensa
  • en México

Carpeta de Investigación

Por: Genoveva Ortiz

En la temporada navideña y de fin de año se incrementan los cuadros depresivos y el suicidio, debido al descenso de temperatura, disminución de rayos solares, noches más largas y otros muchos factores de tipo social, químico y biológico.

Estas condiciones parecen conjugarse para que algunas personas sean más propensas a presentar sentimientos de nostalgia y tristeza que pueden derivar en la llamada depresión invernal o estacional, e incluso en intentos y actos suicidas.

La presidenta de la asociación civil Voz Pro Salud Mental, Gabriela Cámara Cáceres, explicó que en esta época del año, la falta de luz solar y la disminución de la temperatura altera el funcionamiento de la serotonina, sustancia química con la cual se comunican las neuronas.

“En los meses de otoño e invierno, las noches son más largas, el color verde del entorno disminuye, bajan las temperaturas y las enfermedades respiratorias son más recurrentes, lo que provoca que se alteren los neurotransmisores en el cerebro, lo que provoca cuadros de depresión”, explicó.

Otra de las causas, comentó, tiene que ver con las fiestas familiares, ya que muchas veces estas reuniones “traen recuerdos de aquellos que ya se fueron, metas no alcanzadas, añoranza de viejas amistades, o que se vean personas que nos traen malos recuerdos pero que es inevitable ver”.

De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente (INPRF), se calcula que en México alrededor del 10% o 14% de la población ha sufrido algún episodio depresivo en su vida, y de ellos, al menos un 40%, es decir, aproximadamente 4 millones 480 mil mexicanos, sufren depresión estacional, que inicia en otoño y se pronuncia en invierno.

Para detectar un posible cuadro de depresión estacional, los especialistas recomiendan a la población observar los siguientes signos: alteración al dormir, baja autoestima, sentimientos de tristeza o desesperanza, baja energía, cambios en los hábitos alimenticios, exceso en el uso de sustancias adictivas como tabaco, alcohol u otro tipo de droga y aislamiento.

Los expertos advierten que los hombres acompañan este tipo de síntomas con cuadros de enojo que los hace refugiarse en el alcohol, mientras que las mujeres tienden a exacerbar la tristeza.

Para evitar estos cuadros depresivos invernales, los especialistas aconsejan propiciar un ambiente de tranquilidad a la hora de dormir, tomar el sol 10 minutos al día, principalmente antes de las 10:00 de la mañana o después de las 3:00 de la tarde.

Aconsejan evitar el consumo de alimentos y alcohol en exceso, tomar mucha agua, bajar la ingesta de carbohidratos durante el día e incrementar el consumo de proteínas y vegetales.

Además, es conveniente comer un cuadrito de chocolate amargo. Aprender a decir que no a lo que no quieres hacer y toma vitamina C, A y D, así como aumenta la ingesta de frutas cítricas.

La presidenta de Voz Pro Salud Mental, Gabriela Cámara, recomendó a la población acudir a un psicólogo o al psiquiatra como se acude a cualquier otro especialista cuando se presenta una enfermedad, ya que el cerebro, como cualquier órgano del cuerpo también puede enfermar y necesita tratamiento.

FORTALECER ACCIONES PREVENTIVAS ANTE INCREMENTO DE DEPRESIÓN Y SUICIDIOS EN TEMPORADA NAVIDEÑA Y DE FIN DE AÑO

Ante el incremento de pensamientos y actos suicidas, durante la temporada navideña y las festividades de fin de año, senadores de la República solicitaron a la Secretaría de Salud fortalecer las acciones de prevención y detección temprana de personas en riesgo.

Es necesario que las autoridades de Salud pongan mayor atención a este problema de salud en esta temporada, y que la gente que presente cuadros agudos de tristeza o depresión acuda a los servicios de salud, indicaron legisladores de la Comisión de Salud del Senado de la República.

En la temporada navideña hay un repunte en las cifras de intentos y pensamientos suicidas, alertaron los legisladores al precisar que en los últimos años el suicidio se ha incrementado de forma alarmante, por lo que ya es considerado un problema de salud pública, fenómeno que aumenta con rapidez entre los adolescente y constituye ya una de las primeras causas de muertes en ese sector de la población.

“Cabe hacer mención que en México, ocupamos el cuarto lugar entre los países con los índices más altos en suicidios de América Latina, sólo por debajo de Argentina, Brasil y Colombia. En las últimas tres décadas la tasa de mortalidad pasó de 2 a 8 decesos por cada 100 mil habitantes”, señalaron.

Explicaron que las cifras dadas por el Consejo Nacional de Salud Mental, indican que “para los varones jóvenes, la muerte por esta causa en el grupo de 14 a 19 años significa 10.64% del total de los decesos por suicidio; 15.40% en el grupo de 10 a 24 años y 13.73% en el de 15 a 29. Respecto a las mujeres, en el mismo orden, los porcentajes son 18.11, 17.34 y 12.16”.

Ante esta situación solicitaron a la Secretaría de Salud, que en coordinación con el Consejo Nacional de Salud Mental, la Comisión Nacional contra las Adicciones, las autoridades locales y las organizaciones de la sociedad civil, fortalecer las acciones de prevención, investigación científica y capacitación profesional del personal médico y de recursos humanos, con el objetivo de detectar y atender de manera más eficiente a las personas en riesgo de suicidio.

“Así como promover la difusión permanente de información del protocolo de atención a las personas con riesgo suicida y que se considere la creación de un Observatorio Nacional de Salud Mental, que contribuya al mejoramiento de los servicios de atención de los trastornos mentales y del comportamiento en todo el país”, mencionaron.

A su vez, la senadora María Elena Barrera Tapia del PVEM resaltó la necesidad de que la Secretaría de Salud fortalezca en esta temporada decembrina las acciones preventivas que emanan del Programa de Acción Específico de Atención Psiquiátrica 2013-2018, pues los casos de suicidio aumentan hasta en 50%.

Dijo que el suicidio es un grave problema de salud en México, pues según cifras de 2012, cada 40 segundos una persona muere a consecuencia de este acto.

En esta época de convivencia familiar muchas personas se deprimen hasta llegar a suicidarse, pues dentro de los factores para tomar esta decisión se encuentran las enfermedades mentales, los trastornos por consumo de alcohol, el abuso de sustancias, la violencia, bullying, sensaciones de pérdida, envejecimiento, así como diversos entornos culturales, sociales, biológicos, ambientales y económicos como el desempleo y dificultad financiera.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señala que de 2000 a 2014, la tasa de suicidios de elevó de 3.5 a 5.2 por cada 100 mil habitantes. En México, el suicidio es la décimo quinta causa de muerte; en 2014 se registraron 6 mil 337 suicidios.

Los datos señalan que 75% de las muertes por suicidio está directamente asociada con el padecimiento de un trastorno mental, principalmente con la depresión. 40.2% del total nacional de suicidios se encuentra entre la adolescencia y la juventud; alcanza una tasa promedio de 7.9 por cada 100 mil personas en ese segmento de edad.

El senador Salvador López Brito, presidente de la Comisión de Salud, destacó que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay 20 millones de intentos de suicidio al año y que uno de cada 20 personas que intentan suicidarse lo logra, tendencia que se agudiza en la juventud sin importar el grado de desarrollo económico del país.

Equivale a una tasa de mortalidad de 16 suicidios por cada 100 mil personas en el mundo, o bien una muerte por suicidio cada 40 segundos. En los últimos 45 años, la tasa aumentó 60%, colocando al suicidio entre las tres principales causas de muerte en personas de 15 a 44 años de edad.

El senador del PAN Jorge Luis Lavalle Maury señaló que la depresión, el consumo de alcohol, la drogadicción y problemas económicos y familiares, se encuentran entre los principales factores de riesgo, además de que la OMS advierte que una proporción importante de los que comete suicidio mueren sin haber consultado a un profesional en salud mental.

Cabe mencionar que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI 2013), cada 24 horas se suicidan 16 jóvenes en el país. En los últimos 30 años, la tasa de suicidio de cuadruplicó, al pasar de 2 por cada 100 mil habitantes a 7.6.

El senador Daniel Ávila Ruiz, del PAN, destacó que en 2016, en Yucatán hubo 220 suicidios, superando los 190 registrados en el año anterior, por lo que la entidad se colocó entre las tres primeras de la República con mayor registro de suicidios, pese a ser uno de los estados más seguros del país.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem