Aprueban Ley de Seguridad Interior

Foto: El Sol de México

Aprueban Ley de Seguridad Interior

  • La Prensa
  • en México

APROBADA LEY DE SEGURIDAD INTERIOR

LA PRENSA

PANSZA

30 noviembre.-

 

Arturo R. Pansza

Luego de una acalorada discusión en la que no se dejaron a un lado las descalificaciones, el presidente de la Cámara de Diputados, el priísta Jorge Carlos Ramírez Marín, dio por aprobada, a las 18:51 horas, tanto en lo general como en lo particular, la polémica Ley de Seguridad Interior, que regula la actuación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública y pone plazos a la presencia de los militares en las calles, sin que el dictamen que presentó la Comisión de Gobernación sufriera cambios y de inmediato, se turnó al Senado de la República para su discusión y eventual ratificación.

            Entre protestas de diputados federales de oposición y de integrantes de organizaciones no gubernamentales, se sacó el dictamen con la abstención de diversos legisladores, tal es el caso del coordinador del PAN, Marco Cortés Mendoza y sus correligionarios Jorge Ramos Hernández, presidente de la Comisión de Seguridad en San Lázaro y Jorge López Martín, vocero de los panistas, entre otros.

            Fue evidente como el tema dividió a la bancada de Acción Nacional, con apoyo a la propuesta, abstención a votar e incluso algunos se ausentaron del salón de sesiones. Finalmente se avaló en lo general por 248 votos a favor del PRI, PVEM, Nueva Alianza y PES, además de 14 del PAN, 115 en contra y 48 abstenciones.

            Ninguna de las 101 reservas que impugnaban los 34 artículos de los que consta la ley prosperó; 52 fueron presentadas por el PRD, 34 de Morena, 10 de MC, cuatro del PAN y una del PES. Tras la discusión de poco más de cinco horas, en lo particular se emitieron 215 votos a favor, 101 en contra y cuatro abstenciones.

            El documento, que fue avalado en un proceso fast track tras dictaminar por la mañana la Comisión de Gobernación y dispensarse todos los trámites en el pleno, generó un intercambio de acusaciones entre legisladores federales.

            La oposición acusó que con esta legislación se militariza al país y se abre la puerta a más violaciones a los derechos humanos y el PRI rechazó totalmente esta versión.

            Entre mantas de repudio, se dio luz verde a la ley, que establece el procedimiento, el espacio y periodo para la intervención de las Fuerzas Armadas, que será por un año, pero podrá prorrogarse por decisión del Ejecutivo federal y en caso de que persistan condiciones que pongan en riesgo la seguridad interior en alguna región.

            Precisa que el presidente de la República podrá ordenar por si o a petición de las legislaturas o ejecutivos locales la intervención de la Federación para la puesta en marcha de acciones de seguridad interior en el territorio de una entidad federativa o zona geográfica del país, previa emisión de una declaratoria de protección de seguridad interior.

            Refiere que las autoridades federales incluyendo a las Fuerzas Armadas, en el ámbito de sus respectivas competencias, implementaran sin necesidad de declaratoria de protección a la seguridad interior, políticas, programas y acciones para identificar, prevenir y atender oportunamente, según su naturaleza los riesgos contemplados en la Agenda Nacional de Riesgos.

            De acuerdo con el articulado, las amenazas a la Seguridad Interior, se encuentran las que afecten la estabilidad de las instituciones y que dañen gravemente a la población; las emergencias o desastres naturales; las epidemias y demás contingencias que afecten la salubridad general o que dañen los deberes de colaboración de las entidades y municipios en materia de seguridad.

            Se introdujo un apartado para precisar que las movilizaciones de protesta social o las que tengan un motivo político electoral que se realicen pacíficamente, bajo ninguna circunstancia serán consideradas como amenazas a la seguridad interior.

            Al fundamentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Gobernación, la priista Mercedes Guillén, hermana del subcomandante Marcos, aseveró que esta propuesta no conlleva la militarización del país, ni limita los derechos humanos o garantías individuales.

            “Se considera que la Ley de Seguridad Interior no conlleva a la militarización del país, pues no limita ni mucho menos tolera la violación de los derechos humanos y sus garantías sino al contrario, las autoridades que colaboren en el mantenimiento de la paz y el orden público al interior deberán en todo momento y sin excepción respetar de manera irrestricta los derechos humanos, de acuerdo al artículo 7 de la ley, sin que la misma pueda ser utilizada para la represión social”, sentenció.

            Durante la discusión, el panista Jorge Triana sentenció que la Cámara de Diputados carece de facultades para legislar en materia de seguridad interior, por lo que se puede impugnar y esta reforma puede terminar en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), resultado de un trabajo hecho “sobre las rodillas”.

Arturo R. Pansza

El dictamen que expide la Ley de Seguridad Interior, que pretende regular la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, fue aprobado por integrantes de la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados con 18 votos a favor, 13 en contra y cero abstenciones.

            De inmediato el documento se envió a la Mesa Directiva del recinto deliberativo de San Lázaro, para que en la sesión de hoy sea discutido y votado por el pleno camaral.

            En tanto, el presidente de la Cámara Baja, el priísta Jorge Carlos Ramírez Marín, anunció un receso de la sesión en el Salón de Plenos que inició a las 12:27 horas, “en virtud de que estamos a la espera de un acuerdo con las propuestas para modificar el orden del día”, con el objetivo de tratarla Ley de Seguridad Interior.

            A las 13:44 reinició la sesión en la que se acordó tratar el dictamen que presentó la comisión, con posturas en contra por parte de PAN, PRD, Morena y MC.

            La Comisión de Gobernación que preside la diputada del PRI Mercedes del Carmen Guillén Vicente, elaboró el dictamen con base en dos iniciativas y a decir del priísta César Alejandro Domínguez Domínguez, la ley cumple con el reclamo que se plantea para evitar la militarización del país, porque establece de manera clara y precisa que las Fuerzas Armadas sólo participarán cuando los diversos niveles de gobierno no tengan la capacidad de atender la seguridad pública.

            Sin embargo, en la sesión de la instancia legislativa, el panista Jorge Triana Tena cuestionó la ley y expuso que se busca convertir la excepción en regla, algo que debiera ser extraordinario, en referencia a la participación de las Fuerzas Armadas en materia de seguridad pública.

            Mientras, el perredista Rafael Hernández Soriano demandó desechar el proyecto de dictamen de la Ley de Seguridad Interior, porque “es inconstitucional e inconvencional”, además de que sus contenidos se traslapan y confunden con lo establecido en la Ley de Seguridad Nacional y en Constitución.

            A su vez, la coordinadora de Morena, Rocío Nahle García, acotó que los de esa bancada votarán en contra de la ley “porque no estamos de acuerdo en que el Ejército y la Marina hagan el trabajo de seguridad pública”, pero señaló que los militares ya están afuera, en las calles, y se requiere de una propuesta integral para que paulatinamente regresen a sus cuarteles.

            Guillén Vicente, al fundamentar el dictamen, refirió que es preciso legislar el tema de seguridad, para acotar claramente qué medidas habrán de tomarse y qué autoridades deberán participar para enfrentar amenazas internas, sin tener que restringir o suspender derechos humanos y garantías constitucionales.

            Refirió que la aplicación de la Ley de Seguridad Interior corresponderá a las fuerzas estales y federales, y sólo cuando la gravedad de la situación lo amerite y como último recurso del Estado, a las Fuerzas Armadas, por lo cual la legislación “no conlleva a la militarización del país”.

            Dejó asentado que toda intervención de fuerzas federales y de Fuerzas Armadas estará sujeta a una temporalidad específica que no podrá exceder de un año, y únicamente podrá modificarse o prorrogarse por acuerdo del Presidente de la República, y sólo cuando subsista la amenaza a la seguridad interior que la motivó y se justifique la continuidad de las acciones de seguridad interior,

            Reinició la sesión del pleno camaral, a las 13:44 horas, con un diputado presidente, Ramírez Marín que buscó acuerdos para tratar el dictamen que presentó la Comisión de Gobernación, en la que a favor se pronunciaron los del PRI, PVEM, NA, PES y una diputada del PAN (Claudia Sánchez Juárez); en contra lo hicieron los legisladores del PAN, PRD, Morena y MC.

El Sol de México

La Prensa en Línea

Ciudad de México.- La Comisión de Gobernación aprobó por mayoría el dictamen de la Ley de Seguridad Interior que regula la participación del Ejército en las calles, y que estuvo congelada desde el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa.

El dictamen fue aprobado por 18 votos a favor del PRI y sus aliados -PVEM, Nueva Alianza, Encuentro Social- y un voto de la panista Claudia Sánchez.

Los legisladores que integran el Frente Ciudadano por México (PAN, PRD y Movimiento Ciudadano) no pudieron evitar esta aprobación.

Se perfila que el dictamen sea sometido a votación hoy mismo en el Pleno pese a la resistencia de la oposición y de la sociedad civil.

Lo que se espera 

Cambios en Seguridad Pública de San Luis Potosí

San Luis Potosí (OEM).— Con la misión de fortalecer los esquemas de seguridad y vigilancia en la entidad para garantizar la integridad física y patrimonial de la población, el gobernador Juan Manuel Carreras López realizó un ajuste en la Secretaría de Seguridad Pública con la llegada del comisario Ernesto Pineda Arteaga procedente de la Policía Federal.
La ceremonia la encabezó el gobernador Juan Manuel Carreras acompañado del maestro Manelich Castilla Craviotto, Comisionado General de la Policia Federal y el titular del Poder Judicial de San Luis Potosí, magistrado Juan Paulo Almazán Cue.
Se notificó además la designación de Raúl Alanís Beltrán como nuevo director de Seguridad Pública a Estatal quien estará al frente de la Policía Estatal y de la Fuerza Metropolitana.

 

La Ley de Seguridad interior regulará a los delincuentes

Aguascalientes, Ags.- El combate a la delincuencia organizada ha generado violencia y muchas muertes, y sin duda sólo falta que se legalice la participación del Ejército en las operaciones de seguridad en casos específicos.
Así lo consideró el presidente de la Coparmex en Aguascalientes, Francisco Javier Ruiz López, quien destacó que desde hace años lo que falta sólo es legalizar su intervención, que si bien en algunos casos genera incertidumbre, han sido más los aciertos.
Por ello consideró que resultará favorable el contar con la Ley de Seguridad Interior, que permita a los militares involucrarse de manera formal y no sólo como mera colaboración, en operativos para lograr los niveles de seguridad que la sociedad exige.
Por su parte, el presidente del Colegio de Abogados, Rogelio Ruiz Esparza Gómez, expresó que con la Ley de Seguridad Interior, que ha pasado ya el análisis en comisiones y ha sido aprobada, permitirá que los militares puedan actuar con un marco legal que los ampare, y no sólo como una colaboración a las corporaciones como se ha hecho.

Síguenos en redes sociales: La Prensa Oficial, @laprensaoem

TE RECOMENDAMOS