Reconocerán Islas como territorio nacional

Foto: Internet

Reconocerán Islas como territorio nacional

  • La Prensa
  • en México

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Por Arturo R. Pansza

México.- Debido a la avanzada tecnología, se han logrado registrar más de cuatro mil cuerpos insulares pertenecientes a la nación, lo que no se ve reflejado en la Constitución ni en un texto legal que fomente el crecimiento económico y sustentable de las islas, reconoció la bancada del PRI en la Cámara de Diputados.

Por lo anterior se promueve que la Carta Magna reconozca, como parte del territorio nacional, a los cuerpos insulares ubicados en el mar territorial, su zona contigua y todos los localizados dentro del Golfo de California, como es el caso de las Islas Coronado, Isla de Cedros, la Rocas Alijos, los Cayos Arenas y Arcas, el Arrecife Alacranes, Cozumel, Isla Mujeres, Holbox y el Banco Chinchorro, tal como hoy se menciona a la isla de Guadalupe y a las Revillagigedo.

Las legisladoras priístas Sara Latife Ruíz Chávez y Nancy Sánchez Arredondo, promueven una iniciativa de ley para contar con el marco legal que salvaguarde y reconozca a las islas, ante la falta de reconocimiento en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos del total de las mismas que forman parte del territorio nacional, así como de la carencia de una ley federal que fomente su desarrollo y protección.

La propuesta con proyecto de decreto para reformar el artículo 42 de la Carta Magna, también incluye la creación de una Ley Federal para el Fomento, Protección y Desarrollo Sustentable del Territorio Insular Mexicano.

Al respecto, Ruíz Chávez, representante popular por el estado de Quintana Roo, explicó que hace 30 años el gobierno federal, a través de las Secretarías de Gobernación y de Marina, realizaron una cartografía del territorio insular mexicano que incluía mil 232 islas, lotes, cayos y arrecifes.

Dio cuenta que la ley en la materia que propone, junto con la diputada Nancy Sánchez Arredondo, tiene los objetivos de fortalecer la actual distribución de competencias entre la federación y los estados que cuenten con islas, y a su vez, promover nuevos mecanismos de coordinación mediante un convenio maestro para la ejecución de diversas responsabilidades.

Busca, dijo, impulsar la creación de un programa de desarrollo insular por parte de la administración federal, con la participación de las autoridades de los demás órganos de gobierno; promover el cumplimiento de objetivos concretos en materia económica, bajo la óptica del desarrollo sustentable, la protección del medio ambiente y la diversidad biológica.

Refirió que además se pretende existan reglas claras para la implementación de incentivos fiscales de mejora regulatoria y de simplificación administrativa, para detonar la inversión pública y privada, tal como ahora se hace en las Zonas Económicas Especiales impulsadas en diversas regiones del país.