Creció en México en fraude cibernético: Conducef

  • La Prensa
  • en México

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

PATRICIA CARRASCO

En México, las modalidades para cometer fraudes financieros han evolucionado e incrementado a lo largo de los años, lo que se ha visto reflejado en la cantidad de reclamaciones por parte de los usuarios, que también ha ido en aumento, afirmó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

En el primer semestre del 2011 el fraude cibernético pasó del 8% (99 mil 93 quejas) de las reclamaciones por posible fraude, al 47% (1 millón 577 mil 987 quejas) en el mismo periodo del 2017, es decir casi 16 veces. El 92% de fraude cibernético es a través del comercio electrónico.

De acuerdo a la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), México ocupa el lugar 28 de 193 países miembros en materia de Ciberseguridad, por debajo de EU, Francia, Canadá, Rusia, Japón, Israel e India. Sin embargo, México es el mejor calificado en América Latina.

El organismo puntualizó que los fraudes cibernéticos crecieron 89 por ciento durante el primer semestre del año en comparación con igual lapso de 2016.

Precisó que desde el primer semestre de 2011 el fraude cibernético pasó del 8 por ciento de las reclamaciones por posible fraude, al 47 por ciento al cierre de junio pasado. El monto reclamado ascendió a 2 mil 520 millones de pesos, del cual fue bonificado únicamente el 57 por ciento.

En 93 de cada 100 fraudes cibernéticos se resolvieron a favor del usuario, abundó la Condusef.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros precisó que durante el primer semestre de 2017, se registraron 3.3 millones de reclamaciones por fraude en el sector bancario, es decir, prácticamente 19 mil por día, lo cual representa un aumento de 25% respecto al mismo periodo del 2016.

De los 3.3 millones de reclamaciones por fraude en el sector bancario, el 43.3 por ciento correspondió a comercio por internet, con 1.4 millones, y el 37.4 por ciento a operaciones en terminales puntos de venta, con 1.2 millones, según las estadísticas de la Condusef al cierre del primer semestre.

El monto reclamado en el periodo citado asciende a 7 mil 47 mdp, del cual únicamente se abonó el 57% al usuario, registrando un 84% de resolución favorable.

Las instituciones que registraron un mayor número de quejas por posibles fraudes en el primer semestre fueron: Bancomer con el 26.4%, CitiBanamex con el 20.1%, Banorte IXE con 18.1%, Santander con 15.9% e Inbursa con 5.4%, principalmente.

Entre los segmentos de fraudes cibernéticos están el comercio por internet, operaciones por internet por parte de personas físicas y morales, banca móvil y pagos por celular. Los fraudes tradicionales son las transacciones en terminales puntos de venta, comercio por teléfono, cajeros automáticos, sucursales, movimientos por parte del banco y corresponsales bancarios.

Cabe destacar que el banco que más bonifica a los usuarios es: Banorte IXE con 86%, seguido de HSBC con 84% y American Express con 81%, entre otros. Banco Azteca, por su parte, es el que menos abona (35%).

En cuanto al canal por donde más se presenta el fraude cibernético, el 92% es por comercio electrónico y llama la atención el incremento de las operaciones por internet para personas físicas y de banca móvil (123% y 78% respectivamente) respecto al año anterior.

Por su parte, en 2017 el promedio mensual de fraudes cibernéticos en comercio electrónico fue de 242 mil casos, cuando hace un año era de 129 mil. En cuanto a fraudes cibernéticos en banca móvil, en el mes de junio de este año se presentó una cifra histórica con 5 mil 588 casos.

Ante ello, la CONDUSEF te da las siguientes recomendaciones para evitar ser víctima de un fraude: Evita realizar compras o transferencias electrónicas en computadoras de uso público o compartido, y verifica que el sitio cuente con el protocolo de seguridad “https://” y un candado cerrado en la barra de direcciones.
No respondas ningún mensaje de correo sospechoso, remitentes desconocidos o aquellos que te dicen haber ganado un premio, viaje o sorteo.
Toma en cuenta que ni las entidades financieras, ni VISA o MasterCard u otro operador de tarjetas, solicitan datos personales a sus clientes o verificación de sus cuentas, mediante correo electrónico.

Nunca ingreses tus contraseñas, sobre todo bancarias, a algún sitio al que se llegó por un correo electrónico o chat. Procura no apartarte de la computadora cuando tengas abierta una sesión de banca por internet, ni dejar el token a la mano.

No des a conocer a nadie tu Número de Identificación Personal (NIP) y cambia tus contraseñas de acceso con frecuencia.
Al realizar un pago, nunca pierdas de vista tu tarjeta y utilízala en sitios comerciales debidamente establecidos.
Antes de tirar a la basura algún documento que tenga información personal o financiera, destrúyelo por completo.
Revisa las terminales y cajeros, ya que la presencia de aparatos añadidos pueden delatar un duplicador de bandas magnéticas, y no permitas la ayuda de extraños al realizar una operación en cajeros.
Si acudes a algún centro vacacional, no proporciones los datos de tus tarjetas cuando te ofrecen tiempos compartidos o periodos vacacionales a lo largo del año.