Salud mental en el trabajo

Foto: Especial

Salud mental en el trabajo

  • La Prensa
  • en México

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

La Prensa en Línea.

Por Genoveva Ortiz

 

La Salud Mental en el Trabajo es el lema que proclamó este año la Organización Mundial de la Salud (OMS) para celebrar el Día Mundial de la Salud Mental, este 10 de octubre de 2017.

El objetivo de la OMS es llamar la atención sobre el impacto que tiene el ambiente laboral en la salud física y mental de los trabajadores, en el entendido que gran parte de la vida del ser humano se desarrolla en un lugar de trabajo.

El organismo internacional alerta que un entorno laboral negativo puede llevar a desarrollar a los trabajadores no sólo enfermedades físicas, sino también mentales que afectan a 1 de cada 5 personas.

El doctor Aldo Suárez, psiquiatra y presidente electo de la Asociación Psiquiátrica Mexicana (APM), precisó que es importante que la población cuide de su salud física, pero también de su salud mental, ya que de ello dependen todos los aspectos de su vida.

El ámbito laboral ha sido un tema poco estudiado en su relación con la salud mental, indicó el doctor Suárez al precisar que después del ámbito familiar, el área de trabajo es el espacio que tiene mayor influencia en la salud emocional y mental de las personas.

Trabajar, para la mayoría de las personas es una actividad gratificante, pues además de permitir obtener un ingreso económico, también es un medio para el desarrollo de habilidades, aptitudes, conocimientos, aspiraciones personales e incluso reconocimiento de un estatus social.

Sin embargo, esta actividad, que para la mayoría de las personas debe ser gratificante, puede convertirse en un factor generador de estrés, angustia, desesperanza, violencia, fobias, insomnio, alteraciones en los hábitos alimenticios, depresión e incluso suicidio, en casos extremos, alertó el doctor Suárez.

Aunque no hay cifras exactas en México sobre estos temas, se estima que alrededor del 40% de las personas sufren estrés laboral; es decir, que una de cada 4 personas presentará en algún momento de su vida un trastorno relacionado al estrés laboral, informó el especialista.

El estrés laboral se presenta cuando la persona está expuesta a un ambiente de trabajo negativo, en el que prevalecen: sobrecarga de trabajo, jornadas prolongadas, así como el desbalance entre la vida y el trabajo; es decir, cuando las personas viven para trabajar y se olvidan de la familia, de los tiempos de recreación o convivencia.

Otras situaciones que pueden generar estrés laboral es el empleo informal, que no garantiza un ingreso seguro y fijo cada quincena, así como la violencia, ya sea esta interna o externa al área de trabajo.

La violencia interna vertical se presenta cuando el jefe puede gritar, estresarse y presionar a los subalternos, explicó el doctor Suárez, quien señaló, sin embargo, que también puede haber una violencia horizontal, donde hay un ambiente de competencia o rivalidad entre los propios compañeros.

Respecto a la violencia externa, refirió que en la actualidad, todos los trabajadores están expuestos a ser víctimas de actos delictivos en el trayecto a su trabajo, lo que genera una carga adicional de estrés en las personas.

Incluso, mencionó que hay actividades profesionales, como la de los empleados bancarios que siempre están preparados para la posibilidad de un asalto, lo que propicia un ambiente de estrés constante.

Todas estas condiciones negativas de trabajo van a provocar en algún momento que las personas enfermen, alertó el especialista al destacar que estas alternaciones emocionales tienen un impacto en la salud física y mental de las personas, que afectan su productividad laboral y todos los demás aspectos de su vida.

“Necesitamos cierta estabilidad emocional para funcionar en la sociedad y cuando esta estabilidad se pierde es cuando las personas empiezan a enfermar”, indicó el doctor Suárez.

La depresión se traduce a una pérdida de 25 días de trabajo, indicó el doctor Aldo Suárez al señalar que la angustia provoca la pérdida de 20 días laborales al año, mientras que por evitación fóbicas se pierden entre 15 y 20 días de trabajo y por estrés postraumático hasta 15 días.

Después del temblor del 19 de septiembre, por ejemplo, lo que estamos viendo es que hay una gran cantidad de personas renuentes a regresar a sus lugares de trabajo, debido a que vivieron el terremoto de una manera traumática en esos espacios, explicó.

PRODUCTIVIDAD LABORAL Y SALUD MENTAL

El doctor Jorge Mérida, psiquiatra y director de Bienestar Emocional en el Trabajo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) destacó que el ámbito laboral es un espacio ideal para fomentar mayor sanidad mental en los empleados.

Informó que como parte de las iniciativas que la STSP lleva a cabo esta la gestión de factores organizacionales para la promoción de la salud mental en el trabajo, que se basan en 4 estrategias: organización en el trabajo, fortalecimiento de la comunicación y las relaciones interpersonales, las condiciones laborales y el contenido de trabajo.

El doctor Mérida señaló que los problemas de salud mental tienen un impacto directo en los lugares de trabajo, debido al aumento del ausentismo, reducción de la productividad y aumento de los costos de atención de la salud.

Los cambios en los procesos productivos, como la automatización y el avance tecnológico provocan cambios frecuentes en los métodos de trabajo, lo que impone a los empleados una exigencia mayor de aprender nuevas técnicas o adquirir nuevas competencias, lo que conlleva a cierto grado de estrés.

El avance en las tecnologías de comunicación también ha provocado que las empresas estén prácticamente conectadas los 7 días de la semana, las 24 horas del día, por lo tanto, los límites de los horarios laborales se difuminan, lo que exige a los trabajadores estar disponibles la mayor parte del tiempo, explicó el especialista.

Otro tema son las recesiones económicas, que obligan a las empresas a hacer ajustes que muchas veces tienen que ver con recortes de personal, fusiones y reestructura, cambios que también impactan al trabajador al generar incertidumbre de “no saber qué va a pasar con su empleo”.

“Si estos factores que evidentemente impactan en la salud mental de los trabajadores no se gestionan bien tendrán un impacto en la misma organización empresarial al presentarse mayor rotación de personal, mayor renuncia, mayor demanda de contratar nuevo personal con lo que la empresa pierde las habilidades que ya se han formado en sus trabajadores, mayor ausentismo o presentismo y menor compromiso del trabajador”, explicó el doctor Mérida.

Para enfrentar estos factores negativos en el ambiente de trabajo, se cuenta con cuatro estrategias para gestionar adecuadamente estos problemas, de tal forma que eviten la sobrecarga de trabajo o amplíe jornadas laborales, para respetar los espacios de descanso que son necesarios para los trabajadores.

Otras herramientas son flexibilizar el trabajo a distancia, la capacitación en nuevas habilidades de los trabajadores para que puedan adaptarse de forma temprana a los cambios tecnológicos y el empoderamiento de los trabajadores, lo cual incrementa el compromiso y la capacidad de respuesta de los empleados, indicó.

El especialista de la STPS destacó la importancia de una comunicación clara y de calidad, para disipar rumores, incertidumbre y ayuda al trabajador a planear y anticipar decisiones que deba tomar a nivel personal.

Un rubro importante tiene que ver con el acceso a la seguridad social, indicó el especialista, quien destacó que otro aspecto importante es el llamado contenido del trabajo, que consiste en identificar aquellos puestos de trabajo que demandan mayor esfuerzo cognitivo o intelectual, para instrumentar medidas preventivas.

“Si no volteamos a ver estas determinantes propias del trabajo, podemos perder un área valiosa de oportunidad, para prevenir la aparición de enfermedades mentales, además que aquellas organizaciones o empresas que no las atiendan, pueden tener impactos en la misma productividad y viabilidad”, apuntó el doctor Mérida.

Los doctores Aldo Suárez, presidente electo de la Asociación Psiquiátrica Mexicana y el doctor Jorge Mérida, director de Bienestar Emocional en el Trabajo de la STPS, acompañados por el doctor Omar Márquez, gerente de la línea SNC de Armstrong Laboratorios de México, hicieron un llamado a los empleadores y empleados a trabajar en conjunto, creando condiciones laborales que generen un ambiente laboral óptimo para la sanidad mental laboral que permita una mayor productividad, porque todos somos responsables de fomentar una cultura de dignidad, respeto e inclusión en el trabajo.

El doctor Jorge Mérida recordó que en 2014 se actualizó el Reglamento General de Seguridad y Salud en el Trabajo, en el cual se establece la obligación de realizar acciones que permitan identificar factores de riesgo psicosocial asociados al trabajo, que podrían afectar la salud de los trabajadores.

En este mismo documento, apuntó, que entró en vigor en 2015, también se hace explicita la obligación de generar entornos organizacionales saludables, que se refieren a aquellas formas prácticas, en las cuales, el trabajador tiene una alta participación, un adecuado reconocimiento al desempeño de los trabajadores, acciones que previenen la violencia, así como acciones para incrementar el sentido de pertenencia entre los trabajadores hacia la empresa.

Otra obligación que establece este reglamento es la promoción de la salud, es decir, en las empresas también deben existir programas que promuevan la salud, incluida la salud mental, así como la prevención del consumo de sustancias.

El marco normativo mexicano actualmente está en sintonía con los esfuerzos internacionales para incrementar y sensibilizar sobre estos temas y evitar que los espacios de trabajo se conviertan en fuente de riesgo para la salud mental de las personas, indicó el doctor Mérida.

INICIATIVAS PARA CUIDAR LA SALUD MENTAL EN LOS ESPACIOS DE TRABAJO

EMPLEADORES

-Sensibilizarse en temas de salud mental.

-Modificar los factores de riesgo del estrés en el trabajo

-Facilitar acceso a la atención de salud para empleados que lo necesiten

-Ser perceptivo y flexible a las necesidades de sus empleados entendiendo sus situaciones personales

-Combatir el estigma y fomentar la discusión abierta sobre salud mental en el trabajo

EMPLEADOS

-Ayudar a reconocer los signos de depresión, incluyendo la tristeza excesiva, la desesperanza, la pérdida de interés en actividades y los cambios de apetito o del sueño

-Buscar ayuda cuando lo necesite y apoyar a quien esté sufriendo para que busque ayuda

-Hablar con su empleador sobre sus necesidades emocionales

-Practicar la resiliencia y autocuidado

AUSENTISMO POR ENFERMEDADES MENTALES

-Depresión: 25 días de trabajo perdidos al año

-Trastorno de angustia (crisis de pánico): 20 días de trabajo perdidos al año

-Agorafobia: entre 15 y 20 días de trabajo perdidos al año

-Trastorno de estrés postraumático: casi 15 días de trabajo perdidos al año

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem

TE PUEDE INTERESAR 

Inaugura Sedena XVIII conferencia de directores de Colegios de Defensa Online

Foto: Internet