Esta es la nueva vivienda contra sismos en el Istmo

Foto especial

Esta es la nueva vivienda contra sismos en el Istmo

  • La Prensa
  • en México

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Por Víctor Castillo Stgo. / Corresponsal

Oaxaca, Oax.- a 7 Octubre 2017 .- Habitantes de la región del Istmo de Tehuanbtepec, afectados por el sismo del 7 de Septiembre y por las más de 6 mil replicas, han construido un nuevo modelo de vivienda esto ante el temor que viven por los temblores.

En la comunidad de Asuncion Ixtaltepec algunos pobladores han implementado sus viviendas, mismas que consiste en una estructura formada de tubos de PVC entrelazados, lonas, manta o palma son elementos que, de manera conjunta, se convierten en Yurtas o viviendas móviles, una opción emergente para las personas damnificadas.

La iniciativa de construir este tipo de casas nació del colectivo Siete Jaguares que lleva instaladas nueve Yurtas en cuatro municipios del Istmo de Tehuantepec; la habitación la realizan de manera gratuita gracias a donativos ciudadanos y los recursos propios.

En breve entrevista con Yolanda Palomec Toledo y la madre de esta, Guadalupe Toledo Villanueva de 85 años de edad, quienes son dos de las personas que viven en una Yurta la cual fue construida en donde alguna vez estuvo su casa. La vivienda temporal otorgó un poco de tranquilidad frente a las lluvias y los movimientos telúricos que se presentan de manera constante.

En el interior de la Yurta, forrada de palma y techada con lona, hay dos catres sobre un firme construido con ladrillos rescatadas de las ruinas del temblor. El lugar comienza a tornarse acogedor.

Con el paso de las semanas la situación para los habitantes de Ixtaltepec se fue complicando. Lluvias torrenciales y temblores, los mantiene en una situación doblemente vulnerable.

El caso de Yolanda marca diferencia. “Aquí la lluvia no entró nada. Ahorita estamos acomodando a ver si cabe otro catre, porque somos bastantes. La lluvia estuvo fuertísima pero, bonito que no nos mojamos, sobre todo por mi mamá. En días pasados que no teníamos ésto la veíamos difícil”, explica la mujer con cierto desahogo.

Afirmaron que el día del terremoto del 7 de septiembre las mujeres estaban en casa a punto de dormir. El movimiento brusco bajo sus pies las obligó a desalojar la vivienda. Luego todo fue ruido. Casas desplomándose, polvo y gritos.

En el lugar no ha dejado de temblar. El sábado 23 una nueva réplica sacudió a Yolanda. La hizo caer entre el barro que dejó el aguacero de la noche anterior. “Estaba en el patio calentando leche para mi mamá y el temblor me tiró. Ya no pude caminar pero tenía la seguridad de que a mi mamá no le pasaría nada porque estaba dentro de la Yurta y no bajo una construcción”, señala.

Higinio Hilario, de 23 años de edad, y su familia también levantaron una Yurta en el terreno que hoy ya se encuentra despejado de escombros. El padre de familia acudió a capacitaciones y recibió el material de manera gratuita. Como techo colocó una manta publicitaria. Ahí habita él, su hijo de seis años, esposa, cuñado y hermano.

Lo único rescatado de aquél temblor fue la cama y su base, así como una lavadora. Con el sismo también perdieron sus trabajos, la pareja laboraba en la Parrilla Suiza, restaurante ubicado en la entrada a Ixtaltepec. Hoy en día sólo quedan ruinas.

Otros de sus vecinos se encuentran en condiciones más desafortunadas. En la localidad decenas de manteados son el refugio de sus habitantes. Mujeres, niños, niñas, personas de la tercera edad sólo tienen una lona amarrada con cuerdas a lo único que quedó aferrado a la tierra: los árboles.

Muchas son las familias que piden una vivienda emergente, aunque tienen temor de que al establecerla el gobierno ya no los considere dentro del padrón de afectados.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem

TE RECOMENDAMOS: