Carpeta de investigación

Foto especial

Carpeta de investigación

  • La Prensa
  • en México

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Cáncer de mama de los tumores más letales en México pese a ser tratable en el 85% de los casos

Genoveva Ortiz

En México se descubren cada año cerca de 190 mil casos nuevos de cáncer, de los cuales alrededor de 20 mil son de glándula mamaria, lo que ubica a este tipo de tumor entre los más letales en el país, junto con el de pulmón, próstata, cérvico-uterino, colon y cáncer infantil.

La estadística alerta que la tasa de mortalidad por todos los tipos de cáncer en México se incrementó 67% en las últimas tres décadas y media, lo que convierte a las enfermedades oncológicas en uno de los problemas más preocupantes de salud pública.

Tan solo entre 2000 y 2015, el número de defunciones por todos los tipos de cáncer en México creció de 55 mil a casi 80 mil fallecimientos, mientras que en América Latina se calcula que hay más de un millón de nuevos casos al año y cerca de 550 mil muertes.

Los cánceres, junto con la diabetes, los males cardiovasculares y las enfermedades pulmonares crónicas, causaron en el mundo, 40 millones de 56 millones de muertes en 2015, es decir el 70% de los fallecimientos se debió a alguna de estas enfermedades no trasmisibles (ENT). De ese total, el 40% de las personas tenía menos de 70 años de edad, lo que se considera como una muerte prematura, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se trata de un problema de salud múltiple y complejo que representa la tercera causa de muerte en México, que lo mismo afecta a niños y a jóvenes, que a adultos y adultos mayores, a hombres y mujeres, a habitantes urbanos que rurales.

Sus manifestaciones son tan variadas como lo es el organismo humano, porque se puede presentar tanto en la piel, como en el pulmón o cualquier otro órgano, incluso en la sangre o en los huesos.

Es un problema que tiene numerosas dimensiones: la genética, la biología, social y el aspecto humano, informó el Secretario de Salud, José Narro Robles, quien reiteró que el cáncer se puede prevenir e incluso curar si se detecta de forma temprana.

Señaló que algunos factores que generan este conjunto de patologías son perfectamente conocidos desde hace muchas décadas, como es el caso de la relación que existe entre el tabaquismo con el desarrollo del cáncer de pulmón y otros muchos tipos de cáncer.

Mencionó también que las investigaciones científicas sobre el tema han identificado la relación de la dieta hipercálorica y la obesidad con el desarrollo de tumores malignos, así como la exposición a radiaciones ultravioleta y a ciertos virus como el Virus del Papiloma Humano (VPH), que hoy se sabe tienen una relación en la cadena de la causalidad de ciertos tipos de cáncer.

De acuerdo a la Secretaría de Salud, los tipos de cáncer que están generado las principales causas de muerte en México son: el cáncer de pulmón, de próstata, de mama, cérvico-uterino, de colon y el cáncer infantil.

Datos del INEGI revelan que las muertes por cáncer en la edad adulta tienen un impacto significativo en la economía de los países. En una estimación del costo de productividad del cáncer en México para 2020 se obtiene que las muertes prematuras tendrían un costo de 12 mil 120.91 millones de pesos, siendo que la población económicamente activa es severamente afectada por esta enfermedad en la actualidad, convirtiendo al cáncer en un serio problema de salud pública.

LLAMAN A LA UNAM A CREAR UN LABORATORIO DE INVESTIGACIÓN SOBRE CÁNCER DE MAMA

Las cifras en México de cáncer de mama son alarmantes. Cada año se detectan 20 mil 444 casos nuevos, lo que constituye la primera causa de muerte en población femenina por enfermedad oncológica, pese a que en más del 80% de los casos son tratables si se detectan a tiempo.

Ante esta problemática, senadores y diputados de las Comisiones de Salud del Senado de la República y de la Cámara de Diputados, exhortaron a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a evaluar la posibilidad de crear un laboratorio de Investigación y Servicios en Cáncer de Mama, en el Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada (CFATA), en el Campus Juriquilla, de Querétaro.

Tras aprobar un punto de acuerdo, los legisladores refirieron que en dicho Centro, se otorgan los servicios para la detección de esta enfermedad, a través de un sistema de detección de patología en las glándulas mamarias, por medio de termografía superficial y análisis de imágenes, así como un gel de alto contraste.

La certeza de detección de la termografía superficial y el gel, con 400% más contraste, desarrollados en el CFATA, va del 63 al 86%.  Se han realizado 14 mil pruebas a voluntarias y pacientes, mediante esta prueba que es no invasiva y de bajo costo.

El problema, es que la única cámara termográfica con la que se cuenta está por terminar su vida útil, de no ser reemplazada sería inminente la desaparición de este servicio en el CFATA, que ha salvado vidas y podría salvar muchas más, por lo cual se sugiere la creación del Laboratorio de Investigación y Servicios en Cáncer de Mama (LlSCAM).

El sistema de detección emplea un algoritmo de autómatas celulares que tiene la capacidad de aprender y reconocer patrones de imágenes termográficas asociados a los tumores, así cuantas más imágenes de pacientes se procesen, el software tiene mayor capacidad de identificar patrones que caracterizan a los tumores.

(SEGUNDA PARTE)

URGE IMPULSAR NUEVAS TECNOLOGÍAS

Hasta ahora la tecnología que permite identificar un cáncer de mama es el mastógrafo, que es un aparato que explora por medio de rayos X el seno, dispone de tubos especialmente adaptados para obtener una imagen donde se visualiza si la glándula mamaria posee algún defecto o malformación.

Datos del INEGI en 2016 revelan que en México hay 689 mastógrafos en instituciones públicas de salud, los cuales se concentran principalmente en la Ciudad de México (126), Jalisco y Estado de México (con 55 y 44 respectivamente), mientras que entidades como Morelos y Nayarit solo tienen tres.

Respecto al total de estudios de mastografía realizados por las instituciones públicas, los mayores porcentajes se observaron en la Ciudad de México (con 29.4%), Veracruz (6.7%) y Nuevo León (con 6.3%), mientras que el porcentaje más bajo (de 0.4%) corresponde a Colima.

Pero además de la utilización del mastógrafo, especialistas, investigadores y legisladores buscan nuevas tecnologías para mejorar y acercar a la población, la detección oportuna del cáncer de mama.

En este esfuerzo, el Senado de la República instaló en mayo pasado un módulo de atención para la detección oportuna del cáncer mamario que contó con un equipo tecnológico que pesa 2.5 kilogramos y se conecta eléctricamente al puerto de una computadora.

Se trata de un aparato ligero y ergonómico que no utiliza radiación, sino un sistema conocido como electroimpedancia, que a través de sus 256 electrodos en oro galvanizado realiza estudios precisos, sin dolor, aportando cortes tipo tomografía para una mejor y más sencilla interpretación, obteniendo datos relacionados con la glándula mamaria, a través de imágenes tridimensionales, a color y en movimiento sin modificar su morfología.

Por las dimensiones, de dicho instrumento, es más sencillo que se pueda transportar y llevar a las zonas más alejadas del país, brindando este servicio de detección a mujeres y hombres que no están cerca de una clínica de salud.

Se explicó que la ventaja de que esta mamografía es que pude ser utilizada en consultorios, clínicas, unidades médicas móviles y hospitales. Permite realizar los estudios en periodos de cinco a ocho minutos y su portabilidad le permite llegar a la base de la pirámide poblacional.

Detecta grupos de riesgo con un alto grado de precisión, proporcionando información gráfica y digital sobre procesos fisiológicos y patológicos de la mama y al no necesitar radiación, permite que toda población femenina acceda a su toma, sin importar edad, condición de lactancia o presencia de prótesis.

El 50% de los beneficios están basados en su software, el cual cuenta con varias herramientas que ayudan a dar un diagnóstico específico y rápido, mismo que ofrece una base de datos generales y estadísticos de los pacientes.

Es el único aparato en el mundo capaz de brindar un análisis cuantitativo basado en los porcentajes de conductividad; y cualitativos mostrando imágenes con varios filtros de color y herramientas para visualizar la toma del estudio realizado.

En México, se descubren -cada año-, 14 mil nuevos casos de cáncer de mama, de los cuales 85% no son tratables, por ello, es fundamental poner al servicio de las mujeres y hombres, una nueva tecnología que permita detectar el cáncer de mama a tiempo.

QUE SE HACE CONTRA EL CÁNCER

La lucha contra el cáncer de mama no tiene tregua y ejemplo de ello son las acciones y esfuerzos que desde las instituciones de salud pública se realizan todos los días para enfrentar este mal.

El Secretario de Salud, José Narro Robles destacó las políticas de salud implementadas en los recientes años contra el tabaquismo y la obesidad, que han sido identificados en investigaciones recientes como factores detonantes de tumores malignos.

Mencionó también la aplicación de más de 10 millones de vacunas contra el Virus del Papiloma Humano en niñas de quinto año de primera o de 11 años no escolarizadas.

Asimismo, destacó el fortalecimiento de la infraestructura diagnóstica y de tratamiento del cáncer, así como la reciente creación del Registro Nacional del Cáncer por parte del Congreso de la Unión, que sin duda será una herramienta extraordinaria para la generación y la valoración de políticas públicas.

También se refirió a la cobertura de más de 82 mil casos de cáncer por parte de Seguro Popular, con una inversión superior en estos cuatro años y medio a los 12 mil 500 millones de pesos y el fortalecimiento de la formación de recursos humanos especializados y de la investigación en la materia.

La lucha contra el cáncer requiere ahora la participación activa de la población, para transformar estilos de vida que tienen un impacto en el tema de las neoplasias al igual que lo tienen en el caso de las enfermedades cardiovasculares y la diabetes mellitus, indicó el Secretario de Salud, José Narro Robles.

El funcionario se pronunció por seguir fortaleciendo la capacidad organizativa y de infraestructura para llegar tempranamente a los casos, ya que hoy en día se sigue llegando de manera tardía al diagnóstico de los mismos, lo que cambia radicalmente el pronóstico.

También destacó la importancia de fortalecer la infraestructura de tratamiento y generar todavía un intercambio de servicios entre las instituciones públicas de salud del país.

“Es conviene hacer una buena regionalización de los servicios y fortalecer la formación de los especialistas en todo el amplio campo de la atención a los padecimientos oncológicos”, agregó Narro al señalar que no solo se requieren médicos especialistas, sino también personal de enfermería capacitado en ese campo.

“Requerimos igualmente de físicos médicos, de personal técnico y de todo un conjunto de profesionales en donde está el campo de la psicología, el campo del trabajo social, entre muchas otras áreas”, apuntó.

Factores de riesgo de cáncer

-El consumo de tabaco y de alcohol, la mala alimentación y la inactividad física son los principales factores de riesgo de cáncer en el mundo, y lo son también de otras enfermedades no transmisibles.

-Algunas infecciones crónicas particularmente frecuentes en los países de ingresos medios y bajos son también factores de riesgo de contraer un cáncer. Cerca del 15% de los casos de cáncer diagnosticados en 2012 se atribuyeron a infecciones, especialmente las causadas por Helicobacter pylori, los papilomavirus humanos, los virus de la hepatitis B y de la hepatitis C y el virus de Epstein-Barr3.

-Los virus de la hepatitis B y de la hepatitis C y algunos tipos de papilomavirus humanos aumentan el riesgo de contraer cáncer de hígado y cáncer de cuello uterino, respectivamente. Asimismo, la infección por el VIH aumenta considerablemente el riesgo de contraer determinados tipos de cáncer, como el cervicouterino.

MUERTES POR CÁNCER

Pulmonar (1,690 millones de defunciones)

Hepático (788,000 defunciones)

Colorrectal (774,000 defunciones)

Gástrico (754,000 defunciones)

Mamario (571,000 defunciones)

(Datos de la OMS)

Síguenos en Faceboo