Enfermedad alcohólica tiene cura

Foto ilustrativa

Enfermedad alcohólica tiene cura

  • La Prensa
  • en México

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Por: Genoveva Ortiz

Ciudad de México.- El enfermo alcohólico es la persona que ha perdido la habilidad para manejar su forma de beber, que está incapacitado para enfrentar la vida y en ese infierno el alcohol es un vehículo de fuga hacia un mundo de fantasía.

Así explican el alcoholismo, integrantes del Grupo 24 Horas de Alcohólicos Anónimos, en ocasión a su 42 aniversario, como el primer grupo de autoayuda de doble A de servicios gratuitos en México y el mundo.

La diferencia esencial entre un bebedor problema y un bebedor de los llamados “sociales” estriba en que este último bebe para gustar de la vida y el primero lo hace para evadirse de la realidad, explicaron los integrantes de AA.

Otra característica de los alcohólicos es que en su caída jalan y contaminan a todos los que tienen la desgracia de vivir con ellos, todos son arrastrados en el sufrimiento, la impotencia y la frustración al ser testigos de la inmolación de un ser humano que los atrae hacia su propia destrucción.

En este momento es cuando es cuando surge la neurosis en la célula familiar, en la espera del telefonazo de que su “borracho” murió atropellado o en una riña, está preso porque hirió, mató o chocó. “El alcohólico activo neurotiza a sus seres queridos, en primer lugar a la esposa e hijos, a quienes impide su desarrollo y realización al grado de la frustración y la angustia, explican los integrantes de Doble A.

Para los activistas del Movimiento Internacional 24 Horas de Alcohólicos Anónimos de Servicios Gratuitos es muy importante llevar el mensaje de prevención y atención de la enfermedad alcohólica y por ello, en ocasión a su 42 aniversario, llevarán a cabo el próximo lunes 21 de agosto una junta pública de información, en el Auditorio Nacional a las 17:30 horas.

Se trata de difundir y dar a conocer a toda la población que hay un lugar donde puede recuperarse el enfermo alcohólico, lo que marcará la diferencia entre la vida y la muerte, señalaron los voluntarios anónimos.

Indicaron que una de las principales herramientas para dejar de beber es el servicio y trabajar con otros enfermos alcohólicos. “El único requisito para pertenecer a estos grupos es tener el mínimo deseo de dejar de beber. El objetivo es permanecer en sobriedad, esto es en primer lugar no llevarnos esa primera copa a la boca”.

Dejaron en claro que en el grupo Matriz que se ubica en la calle de Zamora número 159, colonia Condesa, ciudad de México, nadie se encuentra a fuerza, ni se le obliga a estar, mucho menos se le recluye en contra de su voluntad, además de que los servicios son totalmente gratuitos.

Informaron que cuentan con un anexo, donde se reciben enfermos alcohólicos, cualquiera que sea su condición económica, por lo que las personas que crean tener problemas con su manera de beber pueden acudir al grupo Matriz o bien comunicarse a los teléfonos 54-86-15-76; 5286-20-46 y 52-86-15-93.

TE RECOMENDAMOS: