¡SÚBALE SÚBALE!

  • La Prensa
  • en México

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Noel F. Alvarado y Notimex

Ayer se publicó en la Gaceta Oficial (51 Bis) de la Ciudad de México el incremento de un peso a la tarifa de microbuses, vagonetas y autobuses, como resultado de las mesas de diálogo en las que se acordó este ajuste mínimo con la finalidad de garantizar el abasto del servicio.
En tanto que Metro, Metrobús, M1, taxis y transportes eléctricos mantienen sus tarifas, informó el gobierno de la Ciudad de México.
Tras el aumento en los precios de los combustibles en enero del presente año, el gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Movilidad (Semovi), mantuvo pláticas con líderes del transporte público concesionado con el fin de que este aumento fuera mínimo para impactar lo menos posible a los usuarios.
El incremento al pasaje no considera utilidades para los concesionarios, sólo es para garantizar la operación de unidades ante el alza al precio de los combustibles.
El jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, instruyó a la Secretaría de Finanzas y a la Semovi plantear alternativas fiscales que beneficien la economía de los capitalinos y, al mismo tiempo, impacten positivamente en el funcionamiento del transporte colectivo concesionado.
El titular de Movilidad, Héctor Serrano, dijo que la medida responde a la necesidad de garantizar el abasto de movilidad en la urbe.
“Lo que no haremos es afectar aún más los bolsillos de los ciudadanos, porque hemos podido probar que con lo que estamos proponiendo se puede subsanar el incremento a los combustibles”, sostuvo.
Sobre la posibilidad de que el aumento propuesto sea rechazado y se inicien movilizaciones, dijo que los transportistas que lleven a cabo estas acciones serán sancionados con la revocación de la concesión.
El ajuste de un peso entrará en vigor el próximo jueves.

“Aplicaríamos las sanciones correspondientes. Ninguna administración por problemas viales, de tránsito, inició el retiro de concesión, la única que lo ha hecho es la nuestra y llevamos más de 40 procesos para retirar concesiones, de las cuales 15 han sido removidas”, advirtió.
En este sentido, aseguró que se aplicarán las sanciones que sean necesarias frente a cualquier confrontación contra el compromiso que el gobierno de la Ciudad de México tiene con los ciudadanos.