Atenta contra bebés maternidad subrogada

  • La Prensa
  • en México

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

En Tabasco se maquilan y la autoridad guarda silencio

Improcedente, imprecisa e inviable ley local.

La Prensa en línea

Villahermosa, Tabasco, Marzo 8.- El debate que promueven clínicas clandestinas, despachos y terceros para obtener ganancias millonarias en el mercado de seres humanos, regularmente se escuda en el “sufrimiento” de parejas o personas solteras que no pueden tener hijos, sin medir el daño que esto ocasiona a los bebés que nacen de la subrogación, denunció Marcelo Bartolini Esparza, Director del área de Asuntos Públicos de Early Institute.

Al participar en el foro “Maternidad Subrogada y Explotación Reproductiva: la problemática de Tabasco”, cuestionó: “Muy pocos se detienen a preguntarse si esta práctica es benéfica o perjudicial para los niños, y si se debe legalizar”, aun cuando estos seres humanos por nacer resultan los más afectados.

En su ponencia “Cómo afecta la Explotación Reproductiva a los niños”, el especialista hizo observaciones precisas en el sentido del daño que causa esta práctica a los nacidos bajo el esquema de Maternidad Subrogada, pues no sólo quedan en el desamparo, sino que se vulneran sus derechos incluso antes de nacer.

Afirmó que estos niños suelen ser víctimas del rechazo y la discriminación cuando nacen con una malformación. Son niños que quedan en el olvido y ninguna autoridad se responsabiliza de su situación, denunció.

Ante estudiantes de bachillerato y nivel superior del Instituto Educativo Melanie Klein, académicos e invitados especiales, cuestionó: ¿dónde está o dónde queda la Fiscalía General del Estado de Tabasco cuando todo mundo ve que esta práctica consiste en pagar por un bebé?, ¿no se han puesto a pensar que habrá de por medio una suplantación de identidad?.

¿Qué pasa con la Procuraduría de la Defensa de los Infantes? ¿dónde están y cuántos son los recién nacidos en estas circunstancias? ¿dónde está el DIF, su responsabilidad de asistencia para su sano desarrollo?

Ni siquiera existe un reporte preciso de esta población vulnerable, en una palabra: No hay autoridad que responda por el interés superior de estos niños, que también son víctimas del alquiler de vientres.

Después de explicar que en países europeos como Alemania no se da el fenómeno de la gestación subrogada porque en esas naciones las mujeres prefieren estudiar, trabajar, prepararse y después pensar en la maternidad, dijo que es en ese momento donde surge la gestación con mucha fuerza pero orientada a otros países como México, donde los interesados vienen a contratar mujeres y las autoridades mexicanas se dejan llevar por el sentimiento más que por la ley.  

En este sentido hizo un llamado a que no sólo en esta entidad tabasqueña, sino a nivel nacional, se alerte a las mujeres para que no se expongan ante el ofrecimiento de monedas extranjeras, porque esta práctica las convierte en maquiladoras de bebés, a través de una industria de clínicas clandestinas y personas que sólo buscan ganancias millonarias ilegales.

En su argumentación, señaló que en esta entidad se encontrarán solicitantes que ofrecen hasta 500 mil pesos por un bebé. Lo que no se da en otros países como Estados Unidos, donde las leyes son más rígidas y por lo tanto vienen a nuestro país porque aquí les cuesta menos obtener a ese bebé. 

En el caso de los abogados, denunció que algunos despachos se dedican a hacer contratos “a modo”, los notarios formalizan estas situaciones irregulares debido a que en México es más fácil evadir la ley.

Las personas que obtienen recursos millonarios por la explotación reproductiva de mujeres, se escudan en el “deseo” de extranjeros que quieren a toda costa un bebé, y se los traen a México para conseguirlo porque en su país les tienen prohibido obtenerlo de esta forma.

Finalmente Marcelo Bartolini Esparza, preguntó a la autoridad tabasqueña qué pasa con las mujeres que son usadas como pie de cría, como pornografía instrumentalizada, y lo peor, qué pasa con los niños nacidos de estos procedimientos. Sobre esto, dijo, aún no hay respuesta.

Por su parte la Doctora Irene López Faugier, Doctora y Maestra en derecho con mención honorífica por la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Derecho de la UNAM, hizo fuertes críticas a la legislación local, misma que -dijo- tiene una sin fin de imprecisiones en su aplicación.

En este sentido hizo un llamado sobre dos cuestiones específicas: evitar que la Cámara de Diputados apruebe la práctica de maternidad gestante en el país, y que el poder legislativo local prohíba en Tabasco la maternidad subrogada.

Tras señalar que los seres humanos no somos objeto de comercio, la académica dijo que en esos contratos el principal objetivo es el menor. Los particulares no pueden eximirse de la ley y menos cuando afectan los derechos de terceros, subrayó.

Al señalar que en esta entidad se viola flagrantemente la ley al permitir esta actividad, recordó que desde 1997, hace 20 años, se práctica la gestación subrogada en Tabasco; y a pesar de que la reforma del 13 de enero de 2016 ya no lo permite, aquí no ha habido una real trascendencia de la legalidad.

La Doctora López Faugier observó que en todo el Código Civil de la entidad hay apartados que no tienen una forma legislativa, porque no es posible que en cada artículo se regulen aspectos sin ningún orden.

En este sentido advirtió que “es muy peligroso”, porque hay un uso de palabras graves e imprecisas que permiten una interpretación con un gran margen de discrecionalidad por parte, incluso, de algunas autoridades.

Tiene muchísimos aspectos que no son los correctos, como por ejemplo cuál es la forma legal de formalizarlos. Al respecto, la gestación de ninguna manera puede ser un servicio, precisó.

Otro aspecto del Código Civil en materia de contrato en Tabasco es que una mujer puede participar varias veces como gestante, lo que equivale a alentar un modus vivendi.

Luego de advertir que en esta entidad los contratos de alquiler de vientres pueden ser alterados, ya que son absurdos todos los supuestos de nulidad, durante su ponencia destacó que la gestación atenta gravemente contra la dignidad humana simplemente porque esta práctica es un negocio, una forma de explotación del cuerpo femenino que atenta contra los derechos de las mujeres.

En el diagnóstico del problema dejó en claro que en todo proceso de gestación subrogada no deben intervenir agencias, despachos de abogados ni terceros que sólo se benefician ilegalmente. “Clínicas, notarios, autoridades del estado de Tabasco, hospitales locales y jueces y oficinas del registro civil de tabasco, deben primero revisar la ley y no actuar al margen de la misma, simplemente porque su objeto y fin son ilícitos por violar la ley.

Finalmente Marta Albert Márquez, doctora en Derecho por la Universidad de Córdoba, hizo un amplio comparativo sobre la maternidad subrogada en países de Europa, donde categóricamente señaló que en esas naciones definitivamente no está permitida está práctica, motivo por el que cada vez llegan más solicitantes de alquiler de vientres a nuestro país.

Subrayando la importancia que tiene el sexo femenino a nivel mundial, puntualizó que “las mujeres no somos probeta”, por lo que dejó en claro que hay principios de orden público que son innegociables.

Específicamente sobre el caso Tabasco, donde recientemente se ha cuestionado mucho a la autoridad por no autorizan la expedición de actas de nacimiento de niños nacidos de la subrogación por encargo de extranjeros, la ponente española comentó que uno de los principales problemas de estos niños es que, al llegar a otro país, esa acta de nacimiento no será válida por carecer de efectos jurídicos. 

En cuanto a la maternidad subrogada a nivel mundial, comentó que este es un problema de países desarrollados, iniciando por su característica mercantil en toda Europa, zona en la que está permitido pero con muchas restricciones, por lo que difícilmente se ejerce.

Dijo que también existen países con una regulación muy restrictiva como Reino Unido y Portugal, donde la condicionante principal es que en esas naciones se respete antes que nada el derecho del niño, lo que prácticamente no sucede en ninguna otra parte del mundo.