La reforma establece que el Estado debe garantizar este derecho mediante el desarrollo de políticas y programas transversales idóneos para avalar su plena realización

Acceso sin restricción a hospitales públicos y privados para niños y adolcentes

  • admin
  • en México

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Ciudad de México.-El diputado Cirilo Vázquez Parissi (PRI) promueve una iniciativa para modificar la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, a fin de asegurarles acceso a hospitales y centros de salud públicos y privados, y la prestación de servicios médicos de calidad, sin ninguna restricción.
La reforma establece que el Estado debe garantizar este derecho mediante el desarrollo de políticas y programas transversales idóneos para avalar su plena realización.
El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) refiere que la principal carencia de 21.4 millones de menores en situación de pobreza que habitan en México, es la falta de acceso a la seguridad social, pues afecta al 62.6 por ciento de esa población.
Un diagnóstico sobre pobreza y derechos sociales de niñas, niños y adolescentes en México, elaborado en 2014, por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y el Coneval, estima que la primera infancia es una etapa crítica para el desarrollo del ser humano, en la que un ejercicio pleno de todos los derechos es fundamental para garantizar un adecuado progreso físico y mental.
La dirección general de Información en Salud, de la secretaría federal del ramo, indica que la tasa de mortalidad en niños menores de 5 años, para 2013, fue de 5.7 por cada mil infantes nacidos, cuya causa principal es la carencia de recursos y condiciones para garantizar a la niñez su acceso a servicios básicos y especializados de salud.
Advierte que existen programas públicos de corte universal orientados directamente a la provisión de servicios de salud para esta población, pero considera indispensable impulsar estrategias que refuercen el acceso a dichos servicios.
Vázquez Parissi señaló que uno de los principales propósitos de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, es incidir positivamente en la integración de los más altos estándares en materia de protección social y tutela del interés superior del menor.
“Se debe garantizar el presente y futuro para los cerca de 2.2 millones de niños y niñas que nacen al año en México, a través de fomento de la equidad en el acceso y goce de servicios de salud, por medio de políticas públicas que aseguren el derecho de todo niño a la protección social gratuita, no discriminatoria y de calidad.
Explicó que modificar la fracción II del artículo 50 de la mencionada Ley General, tiene el propósito de sentar las bases de una nueva política integral de cuidado a la niñez y adolescencia.
Consideró que si bien los cambios en la atención a la salud no son procesos sencillos, se debe transitar del paradigma tradicional de un Estado benefactor hacia un nuevo enfoque de instituciones garantes que, junto con la familia y la sociedad, sean responsables de asegurar que niños y adolescentes ejerzan con plenitud sus derechos.
“Se debe privilegiar la asistencia médica y el acceso a los servicios de salud desde la temprana edad hasta alcanzar su cobertura universal”, comentó.
En el documento, presentado en la Comisión Permanente y turnado a la Comisión de Derechos de la Niñez de la Cámara de Diputados, refiere que es indispensable ponderar el desarrollo infantil para mejorar las condiciones de vida y salud de los niños del país, ya que es junto con la educación y la alimentación, una variable que debe atenderse puntualmente para garantizar el bienestar de la población.
El legislador priista señaló que un esfuerzo plausible por brindar mejores oportunidades de desarrollo, es la reciente iniciativa presentada por el Ejecutivo, respecto a la universalización de servicios de salud para estudiantes de educación media superior y superior, ya que beneficia a 7 millones de jóvenes.
Sin embargo, concluyó, sigue pendiente el fortalecimiento de las acciones que garanticen el pleno goce de derechos de la niñez, compromiso que se tiene que cumplir con las futuras generaciones de mexicanos.
La Prensa en línea