Banobras otorgó 470 mmp a la cartera de crédito directo durante 2016

Foto: Ilustrativa

Banobras otorgó 470 mmp a la cartera de crédito directo durante 2016

  • La Prensa
  • en México

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

La Prensa en Línea

México.- En un esfuerzo sin precedentes, el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) otorgó a lo largo de 2016 créditos directos e inducidos a través de garantías por más de 470 mil millones de pesos, lo que sin duda contribuye a la estrategia del Gobierno de la República para detonar el desarrollo nacional.

Este saldo de la cartera de crédito directo e inducido de Banobras al cierre de noviembre de 2016, representó un crecimiento del 74 por ciento (53 por ciento real), respecto de diciembre de 2012.

Es importante señalar el crecimiento que mostraron sus principales líneas de negocio: 60 por ciento (41 por ciento real) en estados y municipios y 83 por ciento (61 por ciento real) en proyectos de infraestructura con participación privada.

Además, cumpliendo su función como Banca de Desarrollo para fomentar la participación del sector privado en el financiamiento de infraestructura, destaca el impulso que Banobras ha dado al crédito inducido.

A noviembre de 2016, el crédito inducido a través de garantías, avales y líneas de crédito contingente a estados, municipios y proyectos, ascendió a más de 114 mil millones de pesos, lo que representa 2.6 veces más que el registrado al cierre de 2012.

Para estados y municipios, en 2016 el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos aportó e indujo créditos por alrededor de 12 mil millones de pesos, lo que permitió alcanzar un saldo de poco más de 251 mil 759 millones de pesos.

De los municipios en la cartera de Banobras, alrededor de 587 no tienen créditos con la banca comercial y de éstos, 62 por ciento tienen medio, alto o muy alto grado de marginación, lo que refuerza el papel de la Banca de Desarrollo al otorgar recursos crediticios a quienes más lo necesitan.

En este sentido, atendiendo las necesidades específicas de municipios con alto rezago social, a través del programa Banobras-FAIS se desembolsaron 7 mil 879 millones de pesos de diciembre 2012 a noviembre de 2016 para apoyar a tres estados y 554 municipios, de los cuales 75 por ciento tienen medio, alto o muy alto grado de marginación.

Este programa permite realizar obras de infraestructura social como proyectos de agua potable, alcantarillado, urbanización, pavimentación, electrificación rural, infraestructura básica educativa y del sector salud.

Para el desarrollo de importantes proyectos de infraestructura con participación privada, a noviembre de 2016, Banobras canalizó e indujo créditos por poco más de 16 mil 733 millones de pesos, lo que permitió alcanzar una cartera de crédito directo e inducido de 152 mil 454 millones de pesos.

Entre los proyectos apoyados durante el año destacan los parques eólicos Ventika I y II y La Bufa, la Terminal de Carga en Tuxpan, la autopistas Toluca-Zitácuaro así como la planta de tratamiento de aguas residuales “Atotonilco”, considerada la más grande de su tipo en América Latina.

Banobras también ha incentivado la participación de la banca comercial en su financiamiento a través de créditos sindicados. En lo que va de 2016, 61% del monto otorgado en créditos sindicados corresponde a la banca comercial.

El Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos es además fiduciario del Fideicomiso más grande para el desarrollo de infraestructura, el Fondo Nacional de Infraestructura (FONADIN), cuyo objetivo es la movilización de capital privado en el desarrollo de proyectos en diversos sectores estratégicos, incluso aquellos con baja rentabilidad económica, pero alta rentabilidad social.

De enero a noviembre de 2016, se autorizaron poco más de 18 mil 700 millones de pesos  para diversos estudios y proyectos de infraestructura, entre ellos, destacan los estudios asociados a la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), así como los proyectos del Libramiento Hermosillo, el Proyecto de Manejo de Residuos Sólidos Urbanos El Sahuayo en Michoacán y el BRT de Acapulco.

Adicionalmente, para incentivar la participación del sector privado en el financiamiento de infraestructura, cubriendo ciertos riesgos que se enfrentan en las distintas etapas de desarrollo de un proyecto, durante el presente año Banobras trabajó en el diseño de nuevas garantías para mitigar riesgos específicos como son riesgo de demanda, riesgos políticos y riesgos sociales.

Para 2017, Banobras seguirá haciendo equipo con la banca comercial e inversionistas privados para concretar los grandes proyectos de infraestructura que impulsan la competitividad del país y, principalmente, buscará aumentar la cobertura de financiamiento llegando a aquellos municipios que más lo necesitan para así mejorar la calidad de vida de los habitantes, éste es el fin último de la Banca de Desarrollo.

TE PUEDE INTERESAR